Ultraizquierda y separatismo piden a Interior anular la expulsión de Mohamed Said Badaoui: «un peligro por la seguridad nacional»

.En junio, las autoridades españolas le habían denegado la petición de nacionalidad, alegando que era «una persona radicalizada».
El 5 de agosto, recibió una notificación conforme se iniciaba un procedimiento administrativo de expulsión «por personas inmigrantes que suponen un peligro por la seguridad nacional» tras rechazar su solicitud de nacionalidad española

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 12.09.2022. El presidente de la Asociación por la Defensa de los Derechos de la Comunidad Musulmana (Adedcom) de Reus, Mohamed Said Badaoui, -contra quien las autoridades españolas ya han rechazado su solicitud de nacionalidad española e iniciado el proceso de su expulsión de España por suponer su presencia en el país "un peligro por la seguridad nacional" al ser un individuo "radicalizado", de acuerdo con el informe policial sobre el caso de este islamiasta- este lunes durante una rueda de prensa en el colegio de los periodistas de Barcelona donde ha recibido el apoyo de la ultraizquierda y separatismo, quienes han pedido ya por carta al Ministerio de Interior del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez Pérez Castejón que anule la expulsión del 'radocalizado', denunciando también desde una plataforma ultra que España es un "Estado totalitario" y cada día más "abre vía al fascismo". ACN

Redacción.- Barcelona (España), lunes 12 de septiembre de 2022. Representantes políticos de las ultraizquierdas y separatismo en el Congreso de los Diputados han hecho llegar una carta dirigida al ministro de Interior del Gobierno socialcomunista del presidente Pedro Sánchez Pérez Castejón, Fernando Grande-Marlaska Gómez, para pedir que anule la expulsión del presidente de la Asociación por la Defensa de los Derechos de la Comunidad Musulmana (Adedcom) de Reus, Mohamed Said Badaoui; un individuo considerado «peligro por la seguridad nacional» del Reino de España. Una plataforma de apoyo al islamiasta, vecino de Reus (Tarragona) Cataluña, han tachan de «Estado totalitario» a una España -subrayan- cada vez está abriendo «vía al fascismo».

Por otra parte, más de un millar de personas y entidades firmaron un comunicado de apoyo, denunciando que la notificación administrativa de expulsión que recibió, se enmarca dentro de un caso de racismo institucional.

Said Badaoui sostiene que ha presentado alegaciones y lamenta no haber recibido ninguna respuesta por parte del ministerio: «Nadie me ha dicho nada, en estos momentos se puede firmar mi expulsión y hacerse efectiva».

El caso de Said Badaoui se remonta al pasado mes de junio, cuando vio que las autoridades españolas le habían denegado la petición de nacionalidad, alegando que era «una persona radicalizada».

Dos meses después, el 5 de agosto, recibió una notificación conforme se iniciaba un procedimiento administrativo de expulsión «por personas inmigrantes que suponen un peligro por la seguridad nacional».

Todo ello se justificaba a través de opiniones «sobre el activismo» Islamista, «las opiniones y las intenciones» de Said Badaoui como presidente del Adedcom.

Después de presentar alegaciones en dos ocasiones, en la última, sostiene que ya no le han respondido y, por eso, no descarta que se pueda realizar la expulsión en el momento en que se firme la orden. «Llevo dos semanas sin estar por casa, no confío en que la administración haga justicia, va en mi contra», ha apuntado.

De hecho, admitió que desde el pasado viernes se encuentra con mucha «ansiedad y angustia», ya que ve cómo le pueden echar «en cualquier momento».

También recuerda que es un ciudadano arraigado, que lleva «30 años viviendo en Cataluña», donde está casado con hijos, y tiene un trabajo fijo.

«Mi caso es un ejemplo de lo que sufrimos las personas racializadas, hay que hablar del tema y que llegue a todo el mundo», ha añadido.

LOS APOYOS DE LA ULTRAIZQUIERDA Y SEPARATISMO

Mohamed ha hablado de su caso este lunes en la sede del Colegio de Periodistas de Cataluña en Barcelona, ​​donde ha estado acompañado de varios miembros de una plataforma creada para apoyarle.

También de la diputada de la ultraizquierda separatista ERC en el Congreso de los Diputados, Maria das Graças Carvalho Dantas (Maria Dantas), quien además de la carta enviada a Marlaska ha anunciado que llevarían a cabo otras actuaciones como registrar iniciativas parlamentarias o pedir la comparecencia del director general de la Policía Nacional.

«No es una defensa personal, los derechos fundamentales de las personas señaladas y estigmatizadas van más allá de una sola persona», ha recordado la ultraizquierdista separatista de ERC.

Eso sí, según Dantas se trata de un caso que puede llegar a ser «paradigmático», ya que cuenta con un amplio apoyo de distintos grupos y entidades, y porque esta vez la pieza policial «se ha hecho pública».

TACHAN DE «TOTALITARIA» Y PAÍS QUE «ABRE VÍA AL FASCISMO »

En cuanto a los miembros de la plataforma de los ultras, han recordado que debe darse «visibilidad» a los «casos de racismo institucional» y denunciar ciertas prácticas.

«Esta maquinaria acaba criminalizando a todas las personas musulmanas, ya sean en Cataluña» o en el resto de España»,dicen.

La plataforma pro el ‘radicalizado’ senté cuando que: Abre la puerta una España, cada vez más autoritaria y se deja vía libre al discurso fascista, que precisamente quiere recortar los derechos de todas las personas», sentenciaron.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot