Una investigación de EEUU: No hay ningún “efecto grave para la salud” con la vacuna COVID 19

.Los investigadores estadounidenses pro vacuna COVID 19 de Pfizer y Moderna (ambos experimentos genéticos -vacuna COVID 19- son de Estados Unidos) examinaron “23 posibles efectos que incluían trastornos neurológicos como encefalitis, mielitis y síndrome de Guillain-Barré; problemas cardiovasculares como infarto agudo, ictus y embolia pulmonar; y otros como parálisis de Bell o síndrome inflamatorio multisistémico”

FOTOGRAFÍA. PARÍS (FRANCIA), 07.08.2021. El levantamiento del pueblo contra el totalitarismo del régimen del títere del globalismo y de las de las empresas farmacéuticas Pfizer, Moderna, Janssen, etc., Emmanuel Macron, que son Pasaporte COVID 19 (certificado sanitaria), en lengua francesa Pass Sanitario COVID 19, un eufemismo con el que el Nuevo Orden Mundial usa para no decir Vacunación COVID 19 obligatoria, que sí es ilegal dado que son experimentos farmacéuticos a seres humanos, sigue por cuarto sábado consecutivo por las calles de toda Francia, bajo los lemas improvisados del pueblo como «Libertad» (Liberté), «Cobaya y esclavo, se ha acabado» (Coye y Esclave, c'est fini), Nuestras Libertades muertas (Nos Libertés Trepassent) o «No al Pasaporte Sanitario COVID 19 -certificado sanitario COVID 19-» (Non au Passport Sanitaire -Pass Sanitaire-), ha continuado este sábado por cuarta vez consecutiva. La policía no ha facilitado la cifra de las marchas de este sábado 7 de agosto pero, como referencia, Según las cifras del Ministerio francés del Interior, más de 204.000 personas se manifestaron en el país el pasado sábado, 31 de julio, frente a las 161.000 de la semana anterior o las 110.000 del día 17. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Madrid (España), viernes 3 de septiembre de 2021. Una investigación de los que defienden los experimentos genéticos farmacéuticos en serse humanos como cobayas dice que no ha encontrado “efectos graves para la salud que pudieran relacionarse” con las vacunas de ARN mensajero contra la COVID 19, para lo que analizaron datos de 6,2 millones de vacunados durante dos años.

El estudio que publica hoy Jama son los primeros resultados exhaustivos del programa estadounidense sobre seguridad de vacunas Vaccien Safety Datalink (VSD) sobre los preparados de Pfizer y Moderna.

“Estos resultados de nuestra vigilancia de la seguridad son tranquilizadores”, dijo la autora principal, Nicola Klein, directora del Centro de Estudios de Vacunas de Kaiser Permanente.

El estudio informa de “los resultados desde mediados de diciembre de 2020 al 26 de junio de 2021 y en él se evaluaron los historiales de salud de 6,2 millones de personas para la primera dosis y 5,7 millones para la segunda de cualquiera de esas dos vacunas basadas en ARN mensajero (ARNm)”.

Los análisis compararon “los incidentes de salud específicos durante las primeras tres semanas después de la inoculación con otros similares entre las 3 a 6 semanas después del pinchazo”.

El diseño quería comparar pacientes lo más parecidos posible entre sí para reducir el número de factores que podrían complicar los resultados y se añadió un grupo de comparación de no vacunados en un análisis complementario, explica en un comunicado la mutua Kaiser Permanente.

Los investigadores estadounidenses pro vacuna COVID 19 de Pfizer y Moderna (ambos experimentos genéticos -vacuna COVID 19- son de Estados Unidos) examinaron “23 posibles efectos que incluían trastornos neurológicos como encefalitis, mielitis y síndrome de Guillain-Barré; problemas cardiovasculares como infarto agudo, ictus y embolia pulmonar; y otros como parálisis de Bell o síndrome inflamatorio multisistémico”.

Tras analizar las historias clínicas de los pacientes y evaluar “si el problema comenzó antes o después de la vacunación, se aplicó un análisis estadístico para determinar si el número de incidentes superaba un determinado umbral o señal”.

La conclusión fue que “ninguno de los resultados sanitarios objetivo alcanzaba la señal”, aunque “en algunos casos eran menos precisos debido al reducido número de casos”.

Los autores destacaron sus hallazgos sobre “los casos de miocarditis y pericarditis confirmados entre individuos jóvenes. El estudio identificó 34 casos en pacientes de 12 a 39 años”.

Los autores calcularon que, “entre los pacientes de esa franja de edad, existe un riesgo de 6,3 casos adicionales de miocarditis por millón de dosis durante la primera semana después de la vacunación”.

Otras investigaciones han calculado “un riesgo significativamente mayor de miocarditis debido a la covid-19 que por la vacuna”, agrega la nota.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot