Una marea humana de 126 mil personas rechaza los indultos en Plaza Colon de Madrid

.Una gran pancarta que decía “No es indulto, es chantaje, el separatismo oprime a los catalanes”
.Y es que mientras la Delegación del Gobierno de Sánchez en Madrid cifra en menos de 25.000 los asistentes a la Plaza de Colón, los datos de la Policía Municipal de Madrid elevan la cifra a 126.000 asistentes
El presidente separatista Pere Aragonés García ha tachado a los miles de catalanes que han acudido al Colón y al resto de asistentes de “fascistas” y “derecha rancia” aunque casi la mitad de los asistentes sea de ideología de izquierda

FOTOGRAFÍA. PLAZA COLÓN DE MADRID (MADRID) ESPAÑA, 13.06.2021. Una imagen de parte de la Plaza de Colón de la capital del reino de España, Madrid, muestra a varias centenares de miles de personas que inundan las calles que hacen esquina con Plaza Colón de Madrid, contra los indultos a los 12 condenados no arrepentidos por el Procés en la Comunidad autónoma de Cataluña, que le presidente de Gobierno de coalición de España, Pedro Sánchez Pérez Castejón (PSOE), pretende conceder antes del final de verano de 2021 pese al rechazo del Tribunal Supremo y de la Fiscalía General del Estado en sus informes solicitados por el propio Ejecutivo de Sánchez sobre esta medida de gracia a los presos golpistas condenados por los delitos de sedición, malversación y desobediencia al Tribunal Constitucional y Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La protesta ha sido convocada por Plataforma transversa Unión 78. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Madrid (España), domingo 13 de junio de 2021. Varias decenas de miles de personas —126.000 asistentes según Policía Municipal de Madrid y menos de 25.000 personas según Delegación de Gobierno (Ministerio de Interior -Policía Nacional-)— han asistido a la Plaza de Colón de Madrid para pedir -bajo la bandera de España- al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no indulte a los presos independentistas en Cataluña y lo han hecho en un acto en el que han estado presentes los líderes de la derecha, PP, Vox y Ciudadanos, pero que finalmente ha cerrado sin foto conjunta.

Los dirigentes del PP, Pablo Casado, de Vox, Santiago Abascal y de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se han ubicado alejados unos de otros y solo han intervenido antes del acto y fuera del recinto.

Así, el protagonismo lo ha tenido la Plataforma Cívica Unión 78, fundada por la expresidenta de UPyD Rosa María Díez González (Rosa Díez), que junto con el escritor Andrés Trapiello y el presidente de la entidad catalana, «S’ha Acabat» (-El proceso separatista- Se Ha Acabado), Yerai Mellado, han leído varios manifiestos al pie del gran monumento de la plaza de Colón de Madrid.

Todos han coincidido en acusar a Sánchez de “vender” una parte de España, “socavar la Constitución” y “ceder” a los independentistas por un “puñado de votos” al tiempo que han avisado de que volverán a concentrarse las veces que sea necesario en la misma plaza.

El acto se ha iniciado con una hora de retraso por problemas técnicos pero a las 12.00 horas las inmediaciones ya estaban a rebosar de personas, casi todas ataviadas con banderas, camisetas, gorras y hasta con paragüas de España para protegerse del sol.

Y es que mientras la Delegación del Gobierno (Ministerio de Interior de Fernando Grande Marlaska) cifra en menos de 25.000 los asistentes a la Plaza de Colón, los datos de la Policía Municipal de Madrid elevan la cifra a 126.000 asistentes.

Una gran pancarta que decía “No es indulto, es chantaje, el separatismo oprime a los catalanes” y una gran bandera de España flanqueaban la zona reservada para la lectura de los manifiestos, toda vez que los concentrados también portaban carteles con lemas como: “Sánchez vete ya”, “Majestad no firme” o “Sánchez mentiroso, embustero. Elecciones ya ya ya”.

Tal como se preveía no se ha reeditado la foto de 2019 de Colón con PP, Vox y Cs -entonces contra la Mesa de Diálogo en Cataluña- y tanto Abascal como Arrimadas han coincidido en que la foto que se tenía que buscar es la de Sánchez con los “golpistas” del “procés”.

La ex dirigente de UPyD Rosa Díez ha acusado al Gobierno de “pervertir” la democracia y “premiar a los enemigos declarados de la nación” y ha cerrado el acto pidiendo un minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19 a lo que ha seguido el himno de España interpretado por un trompetista.

Una hora antes, los dirigentes de la derecha coincidían casi a la vez para hacer declaraciones. El líder del PP, Pablo Casado, pedía a Sánchez a las puertas de Génova que mirara “a la cara a los españoles” y explicara “por qué les quiere robar una parte de su nación”.

“Sin ira, por España, por la Constitución y por la Justicia; España si, indultos no”, reclamaba Casado mientras el líder de Vox, Santiago Abascal, ya en las inmediaciones de la Plaza, decía que veía “una España que no se va a dejar pisotear” y acusaba al Gobierno de hacerse fotos juntos al terrorismo y al golpismo.

Unos metros más allá, frente a la Biblioteca Nacional, Inés Arrimadas lamentaba que Sánchez “se arrodille” para ganar tiempo en la Moncloa y ceda ante “los golpistas” y subrayaba que “no es Cataluña la que se indulta con esto, lo que se indulta es a quienes han roto Cataluña”.

Desde el Gobierno, la vicepresidente primera, Carmen Calvo, ha insistido este domingo en una entrevista en La Vanguardia que los indultos a los presos independentistas están cerca y “llegarán pronto a la mesa del Consejo del Ministros”, al tiempo que desde Córdoba ha afirmado que el acto de Colón es “la foto de la impotencia de no haber aceptado el PP la llegada del PSOE al poder”.

Podemos, en boca de su nueva secretaria general, Ione Belarra, elegida precisamente este domingo como sucesora de Pablo Iglesias, ha pedido “pelear por un país mejor” frente al “odio” de las derechas “que vuelven a petrificarse en una foto en blanco y negro en la plaza de Colón”.

Asimismo, el secretario general del grupo parlamentario socialista, Rafael Simancas, ha reclamado al PP un “ejercicio de patriotismo” para que coloque el interés general por encima de los cálculos partidistas, y ha reiterado que “necesitamos menos gritos y más lealtad, menos rencor y más solidaridad”.

Las críticas a la concentración de Colón han llegado también desde ERC. Su líder en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, la comparaba con “una especie de narcosala de la ultraderecha en la que se va a repartir metadona de la mala”.

Además, desde el Gobierno autonómico de Cataluña, el máximo representante de todos los catalanes ha cargado fuerte contra los defensores de la libertad, democracia y convivencia pacífica en la Comunidad autónoma de Cataluña, desde Plaza de Colón Madrid.

El nuevo presidente del Gobierno de coalición separatista de la Generalidad de Cataluña de ERC, JxCat apoyado en CUP, Pere Aragonés García, ha reivindicado a través de su cuenta persona en Twitter “la amnistía” de los huidos y condenados del por el Procés además de exigir “la autodeterminación y la independencia (referéndum de independencia en Cataluña) aunque el fascismo y la derecha rancia rabien” en Plaza Colón de Madrid y por las calles de la región catalana.

Entres los asistentes, muchísima gentes movilizada por los colectivos y partidos políticos de izquierda: el partido catalán Izquierda En Positivo, el partido Centro Izquierda de España dCIDE, el partido político UNIDOS SÍ, Asociación Somos España y sus responsables han cargado contra los indultos al Procés.

“los demócratas españoles no se dejen chantajear emocionalmente por los estigmas que el populismo, nacionalismo e izquierdas reaccionarias les imponen”. “Hay que tener mucho cinismo para que quienes pactan con Bildu, nacionalistas y populistas del peor chavismo, pretendan servir de clérigos de las buenas costumbres a los demás”, censura Robles, que considera que no tiene que haber “una” sino “mil manifestaciones”: “Ya está bien de caudillos y amorales”, ha dicho el líder de dCIDE.

“La izquierda está muy amanerada, ha dejado de pensar, de ser valiente, de volar por encima de las convenciones sociales heredadas. Se ha enfangado en el ritual de los ismos identitarios de todo tipo, desde la ideología de género a la plurinacionalidad. Olvidaron que la izquierda surgió de la ilustración, del sapere aude” —locución latina que significa «atrévete a saber» o bien «ten el valor de usar tu propia razón»—, añadió hoy el catalán Robles.

Desde Izquierda en Positivo, su portavoz, Toni García-Pérez, apunta que “no se trata de izquierdas o derechas, sino de la unidad de España”: “Se convoque donde se convoque, Izquierda en Positivo va a estar ahí”.

«Unión 78» es una plataforma transversal española fundada por gente de izquierda, concretamente por cofundadora y exlíder de la formación política de izquierda «Unión Progreso y Democracia» (UPyD, Rosa María Díez González (Roza Diez), formación política que integraba inicialmente a los críticos a la radicalización y acercamiento del PSOE al comunismo y separatismo y sobre todo por la falta de ética y por los caso de corrupción del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Se trata de una protesta ciudadana en la que los principales protagonistas, «indignados del Procés»: estudiantes, profesores, ancianos, todos, gente de la España profunda, quieren advertir y dejar un claro mensaje al presidente de Gobierno de España Pedro Sánchez Pérez Castejón que no pueda indultar, en nombre del pueblo español, a los que cometieron delitos graves contra la convivencia en toda España sino que lo haga en su propio nombre dado que la medida de gracia que quiera conceder Sánchez ni tiene el respaldo de la Fiscalía General del estado ni el del Tribunal Supremo, instituciones que en su respectivos informes, solicitados por el Ejecutivo de coalición de Sánchez para justificar sus favores a los 12 condenados por el Procés, han aconsejado al presidente Sánchez de rechazar las peticiones de indultos tramitados por su Gobierno.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot