Los votantes de VOX, PP, Cs, PSOE y Podemos petan Plaza Colón Madrid contra los indultos al Procés 

.”Yo votante del PSOE, al pueblo pido perdón y al Gobierno, su dimisión”
.Se trata de una protesta ciudadana en la que los principales protagonistas, «indignados del Procés»: estudiantes, profesores, ancianos, todos, gente de la España profunda, quieren advertir y dejar un claro mensaje al presidente de Gobierno de España Pedro Sánchez Pérez Castejón que no pueda indultar, en nombre del pueblo español
.Asistentes los líderes cúpulas de partidos de la oposición de VOX, Santiago Abascal Conde; del PP, Pablo Casado Blanco; y de Cs, Inés Arrimadas García

Redacción.- Madrid (España), domingo 13 de junio de 2021. “Yo votante del PSOE, al pueblo pido perdón y al Gobierno, su dimisión”. Una marea humana rojigualda transversal de votantes de VOX de Santiago Abascal Conde, del PP de Pablo Casado Blanco, de Ciutadans-Ciudadanos (Cs) de Inés Arrimadas García, del PSOE (un 52,7% según encuestas del 6 de junio de 2021) del secretario general y presidente de Gobierno de coalición de España Pedro Sánchez Pérez Castejón y de Podemos (el 24,3% según sondeos) de Ione Belarra Urteaga, la elegida, este domingo 13 de junio, nueva secretaria general de Podemos en sustitución del dimitido exvicepresidente Pablo Manuel Iglesias Turrión (Pablo Iglesias) y actual ministra de Agenda 2030 también en sustitución de Pablo Iglesias en el Gobierno de coalición de España se han reunido este mediodía en Plaza Colon de la capital del reno de España, Madrid, contra la concesión de los indultos a los 12 condenados por los acontecimientos violentos y antidemocráticos acaecidos el pasado mes de octubre de 2017 en la Comunidad autónoma de Cataluña, que el jefe de Ejecutivo de coalición de España Sánchez se abre a cometer, en contra de la opinión pública (según sondeos sólo el 29,5% de los españoles está a favor de los indultos) probablemente antes del final del próximo verano de 2021; y, además, han protestado contra la reanudación de las negociaciones de la “mal llamada” «Mesa de Diálogo del Procés» entre Gobierno de coalición separatista  de la Generalidad de Cataluña del presidente Pere Aragonés García (ERC) y Gobierno de coalición de España de Sánchez, interrumpida iniciada en febrero de 2020 y fue interrumpida por la crisis sanitaria del covid 19, donde los Aragonés García, en nombre del separatismo, y Sánchez, en nombre del pueblo español, debatirán sobre la amnistía de todos los procesados por por el Procés, entre ellos el máximo responsable del golpe de estado secesionista en Cataluña, huido a Waterloo (Bélgica), Carles Puigdemont Casamajò (JxCat), la autodeterminación de Cataluña como “Nación” en Europa, al igual que Escocia (Reino Unido), con las condiciones de la celebración de una referéndum de independencia de Cataluña, como condiciones y soluciones para cerrar “las heridas”, según defienden los protagonistas secesionistas: ERC, CUP, JxCat y asociaciones separatistas Asamblea nacional catalana y Ómnium Cultural.

“Yo votante del PSOE, al pueblo pido perdón y al Gobierno, su dimisión”. Así han expresado dos manifestantes en su pancarta durante la protesta del 13J de Plaza Colón Madrid.

Otras encuestas apuntan que hasta el 72% de los votantes del PSOE está en contra de los indultos a los condenados por el Procés aunque desde el Gobierno de coalición el ministro Miquel Iceta Llorenç ha querido quitar la importancia en estos demoledores números llegando a afirmar que “a veces hay que legislar (Gobernar) en contra de la opinión pública”, es decir contra la Constitución, la Ley, los Tribunales, la Convivencia y paz social. Según se desprende de la encuesta realizada por SocioMétrica que publicó el digital El Español el pasado 28 de mayo de 2021, el 80% de la población española, incluido el 72,5% de los votantes del PSOE, están en contra de la concesión de indultos a los líderes separatistas condenados por el Procés.

La concentración, convocada por «Unión 78», una plataforma ciudadana transversal española —cuyo nombre “proviene de nuestra fecha constitucional. Lejos de ser una jaula o una rémora, la Constitución del 78 es la explicitación legal de nuestra ciudadanía, cuyos requisitos, deberes y derechos establece”, defienden fuentes de la organización en su manifiesto fundacional— ha sido un éxito histórico, que indudablemente marcará un antes y un después, suponiendo el cambio tan esperado en la presidencia del país en las elecciones generales de 2024, sin el presidente Sánchez aguanta la presión interna del PSOE hasta el final de la legislatura, según encuestas que dibujan ya una mayoría amplia de VOX y PP se se convocara elecciones a las Cortes generales de España este mes de junio.

Entres los asistentes, muchísima gentes movilizada por los colectivos y partidos políticos de izquierda: el partido catalán Izquierda En Positivo, el partido Centro Izquierda de España dCIDE, el partido político UNIDOS SÍ, Asociación Somos España.

Según explican estas formaciones de izquierda española y así recoge El Español, “los demócratas españoles no se dejen chantajear emocionalmente por los estigmas que el populismo, nacionalismo e izquierdas reaccionarias les imponen”. “Hay que tener mucho cinismo para que quienes pactan con Bildu, nacionalistas y populistas del peor chavismo, pretendan servir de clérigos de las buenas costumbres a los demás”, censura Robles, que considera que no tiene que haber “una” sino “mil manifestaciones”: “Ya está bien de caudillos y amorales”, ha dicho el líder de dCIDE.

“La izquierda está muy amanerada, ha dejado de pensar, de ser valiente, de volar por encima de las convenciones sociales heredadas. Se ha enfangado en el ritual de los ismos identitarios de todo tipo, desde la ideología de género a la plurinacionalidad. Olvidaron que la izquierda surgió de la ilustración, del sapere aude” —locución latina que significa «atrévete a saber» o bien «ten el valor de usar tu propia razón»—, añadió hoy el catalán Robles.

Desde Izquierda en Positivo, su portavoz, Toni García-Pérez, apunta que “no se trata de izquierdas o derechas, sino de la unidad de España”: “Se convoque donde se convoque, Izquierda en Positivo va a estar ahí”.

«Unión 78» es una plataforma transversal española fundada por gente de izquierda, concretamente por cofundadora y exlíder de la formación política de izquierda «Unión Progreso y Democracia» (UPyD, Rosa María Díez González (Roza Diez), formación política que integraba inicialmente a los críticos a la radicalización y acercamiento del PSOE al comunismo y separatismo y sobre todo por la falta de ética y por los caso de corrupción del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Se trata de una protesta ciudadana en la que los principales protagonistas, «indignados del Procés»: estudiantes, profesores, ancianos, todos, gente de la España profunda, quieren advertir y dejar un claro mensaje al presidente de Gobierno de España Pedro Sánchez Pérez Castejón que no pueda indultar, en nombre del pueblo español, a los que cometieron delitos graves contra la convivencia en toda España sino que lo haga en su propio nombre dado que la medida de gracia que quiera conceder Sánchez ni tiene el respaldo de la Fiscalía General del estado ni el del Tribunal Supremo, instituciones que en su respectivos informes, solicitados por el Ejecutivo de coalición de Sánchez para justificar sus favores a los 12 condenados por el Procés, han aconsejado al presidente Sánchez de rechazar las peticiones de indultos tramitados por su Gobierno.

El manifiesto y motivos del 13J de Plaza Colon Madrid

«Madrid, 28 de mayo de 2021. Unión 78 convoca a la ciudadanía a una concentración contra la concesión de indultos a los condenados por sedición en Cataluña, y en apoyo al Poder Judicial, atacado por el Gobierno Sánchez, y en defensa de la igualdad ante la ley de todos los españoles, sin excepción.

Consideramos muy graves los ataques del Gobierno y de los partidos que lo apoyan -incluidos los separatistas empeñados en destruir la Nación-, a la división de poderes y a la igualdad ante la ley, indispensables en cualquier verdadera democracia. Vemos con alarma el progresivo desmantelamiento de funciones del Estado, reducido a mero soporte de un Gobierno irresponsable y sectario que pretende suspender la Constitución por la vía de los hechos consumados.

No pensamos tolerar pasivamente la conversión del chantaje en procedimiento político “normal“, como sucedería con la concesión de indultos a golpistas condenados que han manifestado su intención expresa de reincidir, burlando expresamente los informes contrarios del Tribunal Supremo y de la Fiscalía del Estado. Esos indultos no tienen otro propósito que conservar la mayoría parlamentaria para mantenerse en La Moncloa a cualquier precio.

Rechazamos la “normalización” de la injusticia, del vaciado de la Constitución y de los ataques a la unidad de la nación española y al Estado de derecho. Por todas estas razones, creemos llegada la hora de que la sociedad civil salga a la calle a manifestar su rechazo de la deriva política antidemocrática impuesta por quienes tienen la obligación de defender la Constitución y unión de la Nación española.

La concentración tendrá lugar en Madrid el domingo 13 de junio en la Plaza de Colón a las 12 horas. Pedimos a los asistentes observar cuidadosamente todas las medidas anticovid, respetando la distancia social y portando mascarilla en todo momento».

Manifiesto Unión 78

«Qué es Unión 78: una plataforma de activismo político no institucional, sin pretensiones electorales ni a corto ni a largo plazo. Sólo intervendrá en demostraciones públicas y puntuales sobre aquellas políticas gubernamentales que lo exijan. Y sólo existirá durante la acción pública, no como organización burocrática con cargos, jerarquías, etc…

Su nombre: proviene de nuestra fecha constitucional. Lejos de ser una jaula o una rémora, la Constitución del 78 es la explicitación legal de nuestra ciudadanía, cuyos requisitos, deberes y derechos establece.

Concierne a todos los ciudadanos y sirve de vínculo entre los españoles que vivieron en la dictadura y los que han venido después: por eso se llama “unión”.

Algunos artículos y disposiciones constitucionales pueden modificarse de acuerdo con sus propias normas, pero no es admisible que sean pasadas por alto. Es lícito cambiar aspectos de la Constitución, no conculcarla.

Ideario político: Somos constitucionalistas activos, es decir aspiramos a la transformación positiva de España por medio de la aplicación responsable de la legalidad.

Y somos incluyentes, como lo es la propia Constitución, en la que caben todos los demócratas que respeten sus normas, sea cual fuere su credo ideológico.

Por qué aparece Unión 78: ante la grave preocupación que nos inspira la composición del actual gobierno, en el que figuran miembros de un partido que se ha declarado abiertamente contrario a la Constitución del 78 y que se apoya en grupos políticos separatistas o vinculados al muy reciente terrorismo.

En particular nos alarman las declaraciones gubernamentales contrarias a la firme intervención de jueces y fiscales para atajar comportamientos políticos extralegales o delictivos, proponiendo incluso la modificación de los tipos penales de tales comportamientos.

Como ciudadanos, no toleraremos que los institucionalmente encargados de cumplir y hacer cumplir la Constitución la consideren un estorbo o la mutilen de sus defensas legales.

No sabemos qué deudas estratégicas tiene el actual gobierno con los separatistas, pero queremos dejar claro que muchos españoles demócratas ni las asumimos, ni las aprobamos ni queremos pasarlas por alto.

Ha llegado el momento de hacer visible en la calle nuestra discrepancia cívica.

APOYOS DESCARGAR MANIFIESTO

Para sumarse a la iniciativa y manifestar su apoyo es necesario escribir al mail apoyos@union78.es, con indicación de nombre y apellidos.

En el caso de que usted quiera manifestarnos su apoyo pero al mismo tiempo desea que su nombre no se publicite en la página web, por favor indíquenoslo expresamente».

Nueva foto de unidad Abascal, Casado y Rivera (Arrimadas) que Sánchez tacha de “foto de Colón)

Según recoge Efe, PP, Vox y Cs vuelven a coincidir en una protesta en Madrid para mostrar su rechazo a los indultos del procés, en una réplica de la manifestación de 2019 donde se disparó la llamada «foto de Colón», pero a la que los partidos acuden ahora empujados por una convocatoria ciudadana y sin intención de reeditar la instantánea. Dos años y medio y dos elecciones generales separan la imagen de los líderes del centroderecha, que entonces protestaron contra la figura de un «relator» —eufemismo progre para no decir “Mediador internacional“— en la «Mesa de Diálogo del Procés», y ahora lo hacen con una concentración convocada por «Unión 78», la plataforma creada por la política de izquierda española y cofundadora y exlíder de la formación política de izquierda Unión Progreso y Democracia (UPyD, Rosa María Díez González (Roza Diez).

En el Colón de 2019 los convocantes eran PP y Cs -por separado- a los que después siguió Vox, que sólo tenía representación en Andalucía. Finalmente los tres se unieron, no sin dificultades, en torno al lema «Por una España unida, ¡elecciones ya!». En la foto, los entonces líderes, Pablo Casado Blanco (PP), Albert Rivera Díaz (Cs) y Santiago Abascal Conde (Vox), no aparecen unidos, sino separados por dirigentes de sus propias formaciones. Acusaron entonces al presidente del Gobierno de coalición de España, Pedro Sánchez Pérez Castejón (PSOE), de “traición” por haber defendido el diálogo político con los separatistas. Casado por ejemplo habló de “rendición socialista” y de “tratos bajo la mesa” y dijo que el tiempo de Sánchez ya había acabado.

Las elecciones reclamadas se celebraron y por dos veces el PSOE ganó. En la primera convocatoria, el PP obtuvo su peor resultado histórico, Cs, su mejor resultado, y Vox irrumpió con fuerza en el Congreso de los Diputados; en la segunda convocatoria electoral, Casado mejoró el resultado, VOX creció como espuma hasta colocarse como tercera fuerza política en España y el desplome de Cs le llevó a Rivera a la dimisión. Sin embargo, con el peor resultado del PSOE, Sánchez logró armar Gobierno de coalición con Podemos del dimitido Pablo Manuel Iglesias Turrión e Izquierda Unida (IU) del ahora ministro de Consumo, Alberto Garzón Espinosa; apoyado en los separatistas de ERC del preso golpista Oriol Junqueras Vies y del actual presidente de Gobierno de coalición separatista de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonés García, y en el brazo político de la banda terrorista ETA (EH Bildu) del terrorista etarra de la masacre terrorista del centro comercial Hipercor de Barcelona, Arnaldo Otegui.

Entre las lecturas de lo ocurrido figura la que considera un error la «foto de Colón» porque permitió a los adversarios del centroderecha fundir a los tres partidos en un bloque y tildarles de “trifachito -facha-” (un fascismo inventado por el presidente Sánchez pero inexiste en España hasta la fecha), al tiempo que se movilizaba a la izquierda y la extrema izquierda con el “peligro” de que el fascismo —que hasta la fecha no ha podido comprobarse aunque mucha gente de buena fe de izquierda se lo creyó— llegase al poder. Ese análisis, que no comparten voces en el PP como las de Esperanza Aguirre o Cayetana Álvarez de Toledo, está en el fondo del baile de confirmaciones en la protesta, de las reticencias iniciales del PP por salir a la calle y del perfil bajo que tanto los de Pablo Casado Blanco como el Cs de Inés Arrimadas García quieren mantener, debido a que VOX ha sido el único partido de la oposición hasta la fecha en salir a la calle contra las leyes y planes del Gobierno de coalición de Sánchez. De hecho, una de las primeras manifestaciones de Cs ha sido precisamente este viernes, 11 de junio de 2021, frente la Delegación del Gobierno en calle Mallorca 278 de Barcelona contra los indultos; allí se ha visto a un Cs Cs totalmente diferente: en un «formato VOX», Arrimadas y cargos de Cs se han dirigido a los catalanes a través de megafonía, dejando de lado sus shows de micrófonos hasta la fecha de aquel viernes. Ambos han buscado restar importancia a su coincidencia con Vox. No es una manifestación del centroderecha, argumentan desde el PP y Cs, sino de la mayoría de los españoles que rechazan la medida de gracia y aluden a los socialistas decepcionados con Sánchez.

“Sánchez iría probablemente a la manifestación de Colón porque fue el primero que decía que no había que indultarles (a los presos del Procés) y que el cumplimiento de la pena sería íntegro”, sostuvo Arrimadas el pasado viernes. El objetivo es que el coste político de los indultos debilite al Gobierno. Sin embargo, el PP se ha visto obligado también a negar de forma reiterada discrepancias internas por la protesta, debido a la ausencia de los presidentes de Galicia, Andalucía y Castilla y León, Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno Bonilla y Alfonso Fernández Mañueco, que públicamente han llamado a manifestarse.

Sin ellos en una comitiva que, insiste la dirección del PP de Génova 13, es informal y sin consignas, Casado acudirá a la protesta acompañado por el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Los populares no fletarán autobuses para llenar Colón y tampoco subirán al escenario. Por contra, buscarán una imagen propia y diferenciada uniendo a las protestas la recogida de firmas en las plazas de la Constitución de los principales ciudades. Se da por hecho que el PP intentará evitar la foto y gran parte del interés informativo está en si lo logrará.

En los 2 años de la primera «foto de colon» Vox ha pasado de no existir en Cataluña a dar el sorpasso al PP, Cs, CUP y Podemos

Por su parte, los de Santiago Abascal, beligerantes también contra el expresidente de Gobierno y del PP, Mariano Rajoy Brey, por permitir los ataques a la democracia en Cataluña el pasado año 2017, han buscado dejar patente la incomodidad que genera en el PP la pugna por la calle y les ha tildado de “tibios”.

“¿O sea que al final el PP y Ciudadanos vienen a la manifestación? ¡Ah, qué bien!”, ironizó el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros y de Simón, cuando ambos partidos confirmaron su presencia. Y es que en los dos años y medio que han transcurrido desde la «foto de Colón», Vox ha pasado de no existir en Cataluña a adelantar en el Parlamento de Cataluña a la suma de C’s y el PP.

Según la Declaración del Gobierno en Madrid, solo “25.000 personas” han asistido a la protesta de Colón Madrid aunque esta cifra caiga por su propio pesa al ver las fotos de la concentración de este domingo. El Gobierno de coalición intenta restar la importancia a la realidad: la indignación de los votantes del PSOE (más de la mayoría, 72% de los socialistas) contra los indultos al Procés.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot