Uno de los cabecillas del «Estado Mayor» del Procés Xavier Vendrell (ERC) dirige «Tsunami Democrátic»

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 28.10.2020. La exdiputada de ERC, Marina Llansana (i), en las inmediaciones de su domicilio tras la detención de su pareja, el empresario separatista Oriol Soler. Efe 

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El juez que investiga el supuesto desvío de fondos públicos a Waterloo (Bélgica) sitúa a Xavier Vendrell, el exconsejero del partido del preso golpista del Procés, Oriol Junqueras Vies (ERC), y de la huida golpista secretaria general de este partidos separatista, Marta Rovira Vergés, en la dirección de banda separatista investigada por terrorismo por la Audiencia Nacional, «Tsunami Democrático» (TD), plataforma que, resalta el magistrado, no ha mostrado “ningún interés” en activarse tras la inhabilitación del ex presidente de la Comunidad autónoma de Cataluña, inhabilitado por la Justicia, Joaquim Torra Pla, alias Quim Torra. Barcelona (España), jueves 29 de octubre de 2020.

Estado Mayor del procés

Así lo resalta el titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, en los autos en los que autoriza a la Guardia Civil los registros de la «operación Volhov» que este miércoles han comportado la detención de 21 personas, entre ellas tres integrantes del “Estado Mayor” del procés: Vendrell, el exalto cargo de CDC David Madí y el empresario Oriol Soler.

Según el juez, la investigación ha puesto de manifiesto una “estructura clientelar” en la administración separatista en Cataluña en la que algunos de los ex políticos separatistas y empresarios separatistas supuestamente implicados se “reparten” los fondos públicos “impune y arbitrariamente”.

A raíz de las escuchas telefónicas efectuadas por la Guardia Civil durante el año y medio en que la causa ha estado en secreto, el juez considera acreditado que Vendrell ejerce una actividad de “dirección y participación directa” en la plataforma secesionista investigada por la Audiencia Nacional por terrorismo, Tsunami Democràtic, que lideró las principales protestas masivas tras la condena a la cúpula del procés.

Según el juez, esta función directiva de Vendrell en Tsunami Democràtic se comprueba en algunas de sus afirmaciones intervenidas, como “ya enviaré a gente para proteger plaza Urquinaona” o “hemos montado un escenario en la autopista”, así como en la protesta convocada con motivo del clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid de la temporada pasada.

“Por todo ello -sostiene el juez- se alcanza la presunción de que Vendrell no sólo participa en el movimiento del Tsunami, sino que da instrucciones de las acciones que se han de realizar”.

Tanto es así, advierte el magistrado, que otro de los detenidos, el empresario Oriol Soler -que también integró el núcleo duro que organizó en la sombra el 1-O-, le dice a Vendrell que “está a sus órdenes”.

Punto de inflexión

En sus autos, el juez destaca que la reciente inhabilitación de Quim Torra supuso para Vendrell y ERC “un punto de inflexión en su camino a obtener la presidencia de la Generalitat”, por lo que “aun reforzando el discurso de la represión por parte del Estado no han mostrado interés alguno en activar Tsunami Democràtic”, ya que están más interesados en un anticipo electoral.

Sobre David Madí, que fue uno de los máximos colaboradores del expresidente Artur Mas, el juez destaca que está considerado como uno de los ideólogos de la Llamada Nacional por la República Catalana (Crida Nacional per la República) -el partido impulsado por el golpista huido expresidente Carles Puigdemont (JxCAT) y dirigido por el preso golpista Jordi Sànchez (JxCAT)-, y que en algunas de las conversaciones intervenidas ironiza con que no sabía quien dirigía Tsunami Democràtic.

No obstante, el juez pone de relieve que, con el análisis de sus comunicaciones, se comprueba que Madí está “perfectamente informado” de las movilizaciones y que se deduce que conoce quién se encuentra detrás de este movimiento, “colaborando con el mismo para poner el país por los aires añadiendo que las instrucciones son muy precisas”.

De hecho, según el juez, el conocimiento que tiene Madí sobre Tsunami es tal que le comenta a un interlocutor cómo se organizan en tres plataformas: Pícnic per la República, que es clandestino y que “cuando hay una acción, van transmitiendo, ir allí o ir allí”, Tsunami, que es “la cosa grande” y hace ver que es una cosa “diferente” que Pícnic, y Anonymus, que se encarga de la vigilancia.

Para entender “completamente” el papel de David Madí en relación a la gestión y conocimiento de las movilizaciones, el juez remarca que advirtió de que durante el clásico de 2019 “pasarían cosas” y que se mostró convencido de que tras la inhabilitación de Torra -a quien insultaba en sus comentarios- no habría “grandes protestas, como “en efecto así ha sido”, remarca el magistrado.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot