Violentos separatistas juzgados por agredir a catalanes niegan y testigos identifican a acusados

Lasvocesdelpueblo
CATALUÑA (ESPAÑA), jueves 12.10.2017. un grupo de catalanes en las calles de Barcelona tras la manifestación del 12-Oct en Cataluña. Lasvocesdelpueblo

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Los agredidos llevaban la camiseta de la selección española de fútbol. Varios testigos han coincidido en que el ataque separatista fue por “odio y con la intención de hacerlos muy mal o incluso matarlos (a los catalanes pacíficos)”. La Fiscalía General del Estado pide un total de 15 años de cárcel para los 6 ultraviolentos separatistas que atacaron brutalmente a 8 pacíficos catalanes que defienden la Unidad de España en un bar del barrio Sants (Barcelona) después de la manifestación de los patriotas catalanes en el emblemático y simbólico barrio barcelonés de Montjuïc el 12 de octubre de 2013, con el motivo d ela Fiesta Nacional de España en todo el territorio Nacional y Fiesta de la Hispanidad en el resto del mundo hispano. Los extremistas separatistas niegan la mayor pero una testigo identifica a una de las agresoras separatista. Barcelona (España), miércoles 15 de octubre de 2017. Fotografía: CATALUÑA (ESPAÑA), jueves 12.10.2017. un grupo de catalanes en las calles de Barcelona tras la manifestación del 12-Oct en Cataluña. Lasvocesdelpueblo

15 años de prisión por lesiones con las agravantes de disfraz, abuso de superioridad y motivación ideológica

Los seis ultras del separatismo catalán juzgados por agredir brutalmente ocho pacíficos patriotas catalanes en el barrio de Sants el 12 de octubre de 2013 han negado este miércoles su participación en los hechos, aunque no han dado muchos detalles sobre posibles coartadas.

Sin embargo, una de las chicas que estaba con las víctimas de la disidencia catalana ha identificado claramente la única mujer separatista entre los acusados, dado que durante este tipo de batalla, las mujeres suelen ponerse a la a vanguardia; lo que sin duda permitió a esta valiente catalana poder observar mejor a los atacantes que también en este tipo de agresiones van encapuchados los miembros de la banda del separatismo.

Los acusados ​​se enfrentan a penas que suman 15 años de prisión por lesiones con las agravantes de disfraz, abuso de superioridad y motivación ideológica.

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la tarde, cuando algunos manifestantes de pacíficos catalanes estaban en la terraza de un bar de Sants (Barcelona) descansando después de rendir homenaje a la patria española con un acto del orgullo español en Montjüíc.

Los atacantes venían de del famoso edificio Okupado de Can Vies (Barcelona), gente afines de CUP y Ada Colau

De repente, aparecieron una quincena de ultraviolentos encapuchados separatistas, supuestamente procedentes del barrio Can Vies, que los apedrearon y agredieron con una extrema violencia, llena de odio y rencor contra España -con palos y otros objetos, causándoles cortes y contusiones en la cabeza o las manos a los pacíficos catalanes.

El barrio  de Can Vies está reconocido por ser el centro de encuentro de los nis nis e hijo “vagos” del separatismo. Ocupan edificios y viven gratis a coste  de todos los españoles. Se trata de un grupos de extremistas peligros separatistas a fines de CUP de Anna Gabriel Sabaté y quim Arrufat, pero también de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. 

Se les conocen como los “okupas”. De hecho, Colau es una ex okupa, con la escusa de defensora de personas sin techo por la crisis económica en la los bancos tuvieron un papel lamentable y de claro golfos indeseables; expulsando de sus casas a la gente buena de toda España atrapadas en las deudas. 

Los agresores separatistas contestan solo a las preguntas de sus abogados

Todos los seis acusados ultras secesionistas ​​han decidido responder sólo a sus respectivas defensas, y lo han hecho de forma breve, sin dar demasiados detalles.

Todos han dicho que “no tienen nada que ver con los hechos, que no habían estado nunca en el barrio de Can Vies y que casi no se conocían entre ellos”, informa la agencia del Gobierno d ela Generalidad de Cataluña (ACN).

Han criticado que “durante los 4 años de instrucción se les haya prohibido ir a manifestaciones públicas y que los Mozos de Escuadra les fotografiaran tatuajes para incriminarles, así como que los detuvieran directamente sin haberlos citado previamente en comisaría”, informa la agencia de la Generalidad.

Uno de ellos ha dicho incluso que “ese día estaba en Vilanova y la Geltrú” y otro dijo que ese día “no estaba por agresiones, más bien para descansar”.

De los manifestantes pacíficos catalanes que estaban en el bar han declarado algunos que recibieron “golpes” y otros que “sólo los vieron”.

Ultras separatistas agresores de catalanes durante el ataque de Sants, 12-Oct 2013: “«os mataremos, nazis, fachas de mierda»”

Todos agredidos han coincidido en decir que “el ataque fue repentino y rápido, sin provocación previa, con lanzamiento de piedras, ladrillos y otros objetos, y golpes con palos o sillas del bar, entre otros”, han dicho.

De hecho, el establecimiento quedó bastante dañado.

Las víctimas también recibieron insultos y amenazas de muerte como “«os mataremos, nazis, fachas de mierda»”, aunque portaban banderas de España pero “estaban plegades” porque en aquel momento en Cataluña, las banderas de España no estaban las bienvenida. Cosa que desde este otoño catalán, los catalanes han salido de su silencio y ondean los símbolos de España en las calles de Cataluña y sus ciudades la noche y el día.

Una de las agresoras separatista “llevaba el cabello corto en 2013”

Una de las chicas, víctima durante el ataque separatista que ha declarado hoy, ha identificado “sin duda la única acusada, de quien dijo que en 2013 llevaba el cabello más corto”.

El resto de testigos no han podido identificar a ninguno de los acusados ​​ni agresor, ya que explicaron que iban encapuchados o con la cara tapada durante la brutal agresión extremista separata.

Sólo uno ha dicho que había un ‘punk’ con una cresta rubia.

Varios testigos han coincidido en decir que el ataque fue por “odio y con la intención de hacerlos muy mal o incluso matarlos”.

Una vecina que era sobre el bar ha descrito los hechos con casi las mismas palabras de las víctimas del ataque separatista.

Crónica de una brutal agresión separatista el 12-O de 2013 en Sants (Barcelona)

En su calificación provisional, la fiscalía asegura que tras la manifestación pacífica de los patriotas catalanes en Montjuïc los catalanes se disolvieron y algunos de ellos fueron a comer en bares y restaurantes del barrio de Sants.

Por su parte, algunos agresores separatistas, después de manifestarse desde la Plaza de Sants hasta la plaza Universidad, volvieron al edifico social okupado, por nis nis hijo vagos del separatismo totalitario supremacista cacique, del barrio de Can Vies, en el mismo barrio de Sants donde hubo la brutal agresión separatista.

Apuntan desde Twitter y disparan después

Hacia a las 15:45 horas, un usuario de Twitter dijo que había una “docena de nazis” en la terraza de un bar de la Carretera de la Bordeta, en Sants, junto al instituto Lluís Corominas, y recomendaba “mucho cuidado”.

Hacia las 16:15 horas, los seis acusados ultras ​​y una decena de separatistas más salieron del edificio okupado de Can Vies, algunos encapuchados y otros con la cara tapada, vestidas de negro, y se dirigieron al bar indicado.

En un “ataque rápido y contundente” con patadas, ladrillos, palos, candados, piedras, sillas, mesas y una navaja agredieron al menos ocho neonazis además de insultarlos.

Los agredidos llevaban la camiseta de la selección española de fútbol

Los agredidos llevaban la camiseta de la selección española de fútbol y habían participado en la manifestación del 12-Octubre de 2013 de Montjuïc (Barcelona).

Seis víctimas sufrieron heridas moderadas en la cabeza y extremidades, con cortes y contusiones que requirieron puntos de sutura, pero ningún ingreso hospitalario.

Los daños causados ​​en el bar ascienden a 1.200 euros.

15 años de prisión, 9.720 € de multa y cinco años de prohibición de acercamiento o comunicación con las víctimas

Asimismo, la fiscalía les acusaba inicialmente de tres delitos de lesiones con instrumento peligroso, un delito de daños y tres faltas de lesiones con las agravantes de abuso de superioridad, disfraz y discriminación por motivos ideológicos.

El ministerio público pide 15 años de prisión, 9.720 euros de multa y cinco años de prohibición de acercamiento o comunicación con las víctimas, además de indemnizaciones a las víctimas por las lesiones y los daños morales que suman un total de 22.540 euros y los 1.200 euros por los daños causados ​​en el bar.

La causa se archivó contra dos acusados ​​por falta de pruebas en un primer momento

La Àrea de Información de los Mozos de escuadra investigó los hechos y el 27 de enero de 2014 el Juzgado de Instrucción número 19 de Barcelona autorizó la entrada y registro en Can Vies.

“Allí se encontró una maza de correfoc, una quincena de palos de madera, una barra de hierro, sprays de autodefensa, dos pistolas neumáticas, una navaja, un candado, una caja de plástico con ladrillos, baldosas y piedras, una lanza, una honda, un hacha y dos cadenas metálicas, entre otros”, informa la agencia de la Generalidad de Cataluña

«La Nueva Guerrilla Urbana Anarquista» del separatismo arrebata banderas de España y guarda como trofeos

También “fue intervenido material de propaganda como un dossier titulado ‘La nueva guerrilla urbana anarquista’ y adhesivos contra los nazis, así como tres banderas de España y tres de la Falange que habrían sustraído a sus rivales ideológicos”, informa la agencia de noticias de la Generalidad de Cataluña.

Justamente, la investigación de los Mozos ha sido muy cuestionada por las defensas separatista.

Aseguran que los “seguimientos y grabaciones que hicieron los sospechosos no estaban autorizados judicialmente, así como tampoco las grabaciones telefónicas”.

También han puesto en duda las periciales fisionòmicas los detenidos y el hecho de que los hicieran fotografías de tatuajes sin el permiso de sus abogados.

Por último, han criticado “la custodia de algunas de las pruebas”.

Un juicio que seguirá el 22 y 29 de noviembre de 2017 y listo para la sentencia

Por todo ello, han pedido “la anulación de la causa y de estas pruebas”.

El fiscal ha criticado la “deslealtad” procesal de las defensas, por no hacer estas alegaciones durante la instrucción de la causa, sino justamente lo día que comienza el juicio.

El magistrado ha decidido sacar adelante el juicio y valorar las pruebas en su momento.

El juicio continuará los próximos 22 y 29 de novembre de 2017

Els acusados ​​extremistas han contado con el apoyo de algunas decenas de miembros del movimiento ultra-racista antiespañol que se hace llamar “antifascista”, pero actúa de fascista. Como un guardia que roba o policía malo.

Estos extremistas han desplegado una pancarta delante de la Ciudad de la Justicia con el lema ‘Todas somos antifascistas’.

El magistrado ha intentado que víctimas y acusados ​​no se encontraran por los pasillos del tribunal.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies