Vuelta al cole Cataluña. Tres centros educativos no abren por covid 19

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 14.09.2020. Una profesora pone gel hidroalcohólico en las manos de un niño en la Escola Catalonia de Barcelona este lunes, cuando un millón y medio de alumnos catalanes vuelven a las escuelas e institutos en un inicio de curso marcado por la COVID-19, que impedirá los abrazos de reencuentro y obligará a los estudiantes a acceder a las aulas de forma escalonada, con mascarilla, las manos lavadas y la temperatura tomada. Efe  

Efe – El curso 2020-2021, que se presenta complejo e incierto debido a la pandemia, ha arrancado este lunes con la premisa de mantener los centros abiertos y garantizar la máxima presencialidad del millón y medio de estudiantes catalanes, que deberán seguir protocolos de seguridad para evitar contagios. Barcelona (España), lunes 14 de septiembre de 2020.

De los cerca de 5.500 centros educativos catalanes, la escuela Joan Juncadella de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), con 360 alumnos, y la escuela Ridolaina de Martinet de Cerdanya, de 43 estudiantes, no han abierto por causas relacionadas con la pandemia de COVID.

Por otra parte, el Instituto Escuela Antoni Ubach de Terrassa (Barcelona), con 515 alumnos, no ha podido abrir sus puertas por una plaga de avispas en el centro, que se está desinfectando.

Al margen de las escuelas e institutos completamente cerrados, hay 9 grupos confinados de 8 centros educativos diferentes.

El curso ha empezado con 67 profesionales y 23 alumnos positivos de COVID, mientras que la cifra global de confinados es de 253 trabajadores del mundo educativo y 210 alumnos.

En este primer día de clase, a los alumnos se les ha tomado la temperatura, a partir de 6 años han llevado mascarilla, y tanto las horas de patio como las entradas y salidas se han organizado por turnos.

Algunas escuelas han establecido protocolos de seguridad en el exterior para regular las entradas y salidas de alumnos sin aglomeraciones de familiares, lo que se ha logrado en algunos casos, mientras que en otros se han podido ver concentraciones de niños y acompañantes.

El conseller de Educación, Josep Bargalló, que para inaugurar el curso escolar ha visitado la escuela Joaquim Ruyra de l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), ha manifestado que los centros “se tenían que abrir para garantizar el derecho a la escolarización y socialización de niños y jóvenes”.

El titular de Educación ha reconocido que el actual curso escolar “arranca con incertidumbres” y que “lo que pase nos hará tomar nuevas decisiones”.

Asimismo, Bargalló ha apelado al compromiso de toda la comunidad educativa para que el curso funcione y ha agradecido la labor de los centros educativos y de los ayuntamientos, “que seguirán siendo claves” en el desarrollo del curso.

Este lunes, sindicatos, profesores y familias han coincidido en reclamar a través de varias entidades la educación presencial como necesaria para garantizar aprendizajes, facilitar la equidad y contribuir a la conciliación.

Los sindicato docentes, que han llevado a cabo diferentes protestas, han anunciado que iniciarán una consulta unitaria sobre la posibilidad de empezar una huelga y otras movilizaciones durante el mes de septiembre para conseguir que los centros educativos sean lugares seguros.

Por su parte, también con el fin de aumentar las medidas de seguridad en colegios e institutos, el Sindicato de Estudiantes ha convocado huelga para los próximos días 16, 17 y 18 de septiembre.

De manera unánime, la comunidad educativa ha pedido este lunes que se aumenten los recursos para ofrecer una educación de calidad y un entorno escolar seguro, a la vez que se han expresado quejas acerca de la falta de medidas de seguridad por parte de la conselleria.

Ante la falta de seguridad, desde la plataforma “Així no tornem” (Así no volvemos) han calculado que unas 5.000 familias no han llevado a sus hijos a clase en este primer día.

Mayoritariamente, se trata de familias cuyos hijos sufren patologías de base y que temen que contraigan la enfermedad debido a que su sistema inmunológico es más débil.

Ante este escenario, Bargalló ha apostado por la “empatía” y por “convencer” a las familias que tengan miedo a llevar a su hijo a la escuela por la pandemia antes de perseguirlas judicialmente, como anunció que haría la Fiscalía en caso de ausencias reiteradas e injustificadas.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot