Aragonés zanja sobre Borràs: «La mejor forma para evitar la interinidad es una nueva Presidencia del Parlamento de Cataluña»

.El dirigente de la extrema izquierda separatista ERC no ve bien que las instituciones estén «en una situación de interinidad forzada»

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 21.08.2022. El presidente del Gobierno antiespañol que ocupa la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonès García, este domingo durante una entrevista con la agencia catalana de noticias. ACN

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), domingo 21 de agosto de 2022. El presidente del Gobierno de coalición separatista entre JxCat y ERC que ocupa la Generalidad de Cataluña y dirigente de la izquierda radical separatista ERC, Pere Aragonès García, ha advertido este domingo que una «interinidad que tenga una duración muy larga» al frente de la Presidencia del Parlamento de Cataluña «no es buena». Por eso considera que «la mejor forma» para evitarlo es «la elección de una nueva Presidencia». Aragonés cierra así para siempre cualquier esperanza de JxCat para que su líder Laura Borràs Castanyer pueda volver a la Presidencia del Parlamento si el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la absolviera.

Aragonés es consciente de que en caso de votación, la nueva Presidencia de la cámara catalana nunca sería ocupada por la derecha separatista JxCat porque el PSC es hoy por hoy una clara ‘Consejería de la Oposición’ al servicio de Aragonés mientras la ultraizquierda Unidas Podemos (Los Comunes) son una mera de ‘mendigos’ que se llenan el estómago de los restos que caen debajo la mesa de ERC, tras robarle la cartera a la ultraizquierda separatista CUP y ocupar la silla de la «llave» del régimen separatista de Aragonés.

Además, PSC (PSOE) y Unidas Podemos se necesitan en la Mesa de la Traición a España.

La decisión podría revertirse si la presidente suspendida de la cámara y actual líder de la derecha separatista JxCat, Laura Borràs Castanyer, acabara siendo absuelta en el juicio por el presunto fraccionamiento de contratos cuando dirigía la Institución de las Letras Catalanas (ILC).

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo separatista la Generalidad catalana ha asegurado que sus socios de JxCat en el Gobierno de coalición sabían antes de que se le abriera juicio a Borràs que ERC pediría suspenderla si no se apartaba ella.

Este dirigente de la extrema izquierda separatista ERC no ha vuelto a hablar con Borràs una vez ha sido suspendida como presidente del Parlamento de Cataluña y diputada del Grupo Parlamentario de JxCat.

De hecho, la última vez que conversó fue en el último Pleno de la cámara catalana, la semana previa a la decisión de la Mesa de aplicarle el artículo 24.5 del reglamento.

Aragonés, que también es el coordinador nacional de la izquierda radical separatista ERC, ha sostenido que lo mejor que hubiera podido pasar es que Borràs decidiera apartarse ‘motu proprio’, «para proteger a la institución e intentar dejar lo más limpia posible su defensa judicial».

«Pero al final hay un reglamento y el reglamento debe aplicarse», así se ha pronunciado el antiespañol Aragonés en una entrevista con la Agència Catalana de Notícies.

También ha asegurado que tanto Borràs como JxCat conocían la decisión que los del golpista preso indultado parcialmente Oriol Junqueras Vies tomarían en la Mesa del Parlamento de Cataluña antes de que el TSJC enviara a juicio a Borràs.

«Habíamos estado hablando, y habíamos pedido insistentemente que se aplicara el 25.2 –en el que la suspensión la pide el propio diputado afectado-. Si no, [dijimos que] pediríamos la aplicación del 25.4, porque el reglamento debe aplicarse», ha argumentado.

Este apartado fija que la Mesa del Parlamento de Cataluña «debe acordar la suspensión de derechos y deberes parlamentarios de forma inmediata» una vez sea firme el acto de apertura del juicio oral en casos de acusación por delitos vinculados a la corrupción.

A inicios de semana, JxCat pidió a la Mesa que reconsidere el acuerdo sobre la suspensión y apuntan a que esta petición servirá para «agotar todos los recorridos administrativos» antes de abrir la vía judicial en Europa.

«Ellos toman las decisiones que consideran oportunas, y nosotros lo respetamos», se ha limitado a decir Aragonés.

ERC ya ha avanzado que sus miembros en la Mesa -Alba Vergés y Rubén Wagensberg- serán «coherentes» con la decisión de suspender a Borràs.

Pero el dirigente de la extrema izquierda separatista ERC no ve bien que las instituciones estén «en una situación de interinidad forzada».

Ve «imprescindible» que JxCat, para dar cumplimiento al acuerdo entre los dos partidos según el cual la Presidencia parlamentaria corresponde a los de Laura Borràs Castanyer y el golpista indultado Jordi Turull Negre -la presidente y secretario general de JxCat, respectivamente-, planteen «un mecanismo para que el liderazgo del Parlamento de Cataluña se siga ejerciendo por parte de un diputado de su partido».

Dijo, asimismo, que «la mejor forma para evitar esa interinidad es la elección de una nueva presidencia del Parlamento de Cataluña», ha dicho con la boca pequeña.

«Y que, en cualquier caso, si después del juicio Laura Borràs es absuelta, que se la pueda restituir», ha sugerido.

Agregó que: «ERC no tiene ningún interés en tener la Presidencia de la cámara mediante una sustitución ante estas circunstancias no queridas», ha dicho, aunque ha garantizado que no dejarán la institución «desatendida», pero sabe que no es así porque no es la mayoría parlamentaria separatista de su investidura que gobierna Cataluña en la actualidad sino una nueva alianza socialcomunista-separatista (ERC, PSC y Unidas Podemos) que hace aprueba leyes y los presupuestos.

A raíz del caso Borràs, Aragonès ha hecho un llamamiento a abandonar las rencillas partidistas, pero «si alguien considera que debe tomar una decisión» sobre la continuidad en el Gobierno separatista -como han planteado algunos sectores de Junts-, «que la tome».

El dirigente de la extrema izquierda separatista ERC ha dicho que todos sus consejeros cuentan con su confianza y que, por tanto, no hay ninguna necesidad de realizar cambios en la composición del ejecutivo.

De hecho, preguntado por si considera que JxCat ha actuado siempre con lealtad, Aragonès ha respondido que «si creyera que no ha sido así», habría tomado decisiones respecto a la continuidad del ejecutivo.

Tras el cambio en la cúpula de JxCat, ahora con Borràs como presidente y con Turull como secretario general, Aragonès considera que la interlocución con el partido «sigue siendo útil».

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot