¡Bienvenido 2023!

.Toda la peripecia ocurrida hasta conseguir el nombramiento de los cuatro representantes del TC, nos han dejado algunas enseñanzas: encaminarse a despolitizar la justicia, la independencia judicial, la separación de poderes, ninguno de los poderes está por encima del otro y el poder judicial es el garante que los poderes ejecutivo y legislativo cumplan lo que indica la Constitución Española

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 31.12.2022. El rey Felipe posa para la foto de familia junto a los cuatro nuevos magistrados del Tribunal Constitucional que han jurado o prometido su cargo Juan Carlos Campo Moreno (i), Laura Díez Bueso (2i), María Luisa Segoviano Astaburuaga (2d) y César Tolosa Tribiño (d), este sábado en el Palacio de La Zarzuela. Efe

Redacción.- Barcelona (España), martes 3 de enero de 2023. Se acabó el año 2022, con temas tristes como la guerra en Ucrania, que incluso en Navidad y Año Nuevo han sido bombardeados, esperamos que este 2023 la situación cambie. Destacamos: la cumbre de la OTAN celebrado en Madrid; la muerte de la Reina Isabel II de Inglaterra; el campeonato de fútbol de Catar con el triunfo de la selección Argentina; la muerte de Pele; el discurso del Rey por Nochebuena, la reforma del Código Penal; las medidas anticrisis adoptadas por el Gobierno central; el nombramiento de los cuatro miembros del Tribunal Constitucional; el Covid 19 que parece que vuelve a nuestras fronteras, y recientemente nos dejó el Papa emérito Benedicto XVI, teólogo, profesor, investigador y Papa. Reconocido por creyentes y no creyentes, dejando un gran legado a través de sus escritos.

Por otro lado, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) después de intentar en más de una ocasión nombrar a los dos representantes para el TC, por fin consiguió elegir a sus candidatos, sumados a los dos miembros nombrados por el Ejecutivo central, a finales de noviembre. Con el nombramiento de los cuatro magistrados: Juan Carlos Campo, Laura Díez Bueso, César Tolosa Tribiño y María Luisa Segoviano Astaburuaga, se ha conseguido desencallar la renovación del TC, la tercera parte de doce que forman dicho tribunal. Estos han superado la evaluación de idoneidad para el cargo y prometieron ante el Rey Felipe VI, con el siguiente juramento: «Prometo cumplir fielmente las obligaciones del cargo de magistrado del Tribunal Constitucional con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado».

El día 1 de enero de 2023, salieron publicados sus nombres en el BOE, el día 9, tomarán posesión de sus cargos y el 10, se elegirá al nuevo presidente del TC, entre dos candidatos: María Luisa Balaguer Callejón y Cándido Conde-Pumpido Tourón. Dicho tribunal quedaría formado por siete magistrados progresistas, cuatro conservadores y uno que falta nombrar por el Senado.

En cuanto al auto que respondió el TC, a los implicados por la presentación de un recurso de amparo del PP por la modificación de las Leyes Orgánicas del CGPJ y el TC, señaló: «La expresa voluntad del constituyente sitúa al Tribunal Constitucional como garante último del equilibrio de poderes constitucionalmente establecido, e incluye, por lo tanto, la posibilidad de limitar la capacidad de actuación del legislador cuando este exceda los márgenes constitucionales» y añadió: «En un Estado de Derecho resulta inexcusable el respeto escrupuloso de las normas que rigen los procedimientos, incluido por descontado el legislativo, porque todos los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico», (Lluis Bou, diciembre 2022).

Al TC, le aguardan temas delicados sobre la mesa por resolver: aborto, eutanasia, Ley Celáa, eludir el cumplimiento del 25% de clases de español en las aulas catalanas, vivienda, reforma laboral, retirada del escaño al diputado de Unidas Podemos, el procés, bloqueo por parte del Gobierno al CGPJ para realizar nombramientos, etc..

Por otra parte, una vez el Gobierno central, consiguió aprobar los Presupuestos Generales del Estado 2023 (PGE), reformado el Código Penal, con la eliminación del delito de sedición y rebaja del delito de malversación de caudales públicos, anunció una serie de medidas económicas y sociales anticrisis, muy criticadas por diferentes medios de comunicación, partidos políticos y por economistas de reconocido prestigio, que no ven apropiado este reparto de dinero público a familias menos favorecidas porque entienden que están comprando los votos de estos para las próximas citas electorales que nos esperan este año 2023: municipales, autonómicas y generales. Los 200€ anuales para las familias con menos recursos o los 400€ aprobados hace meses para los jóvenes para gastarlos en «consumir cultura», no van a mejorar su situación y no los sacará de la pobreza. Lo que ellos necesitan son buenos colegios, centros de formación profesional y universidades con profesores cualificados que los formen y la creación de puestos de trabajo en condiciones estables para que puedan construir un futuro.

Igualmente, la reducción del IVA en determinados productos de la cesta de la compra llega muy tarde, hace un año que lo deberían haber hecho, ahora el precio de algunos productos han subido casi el doble o incluso más, que no se notará la disminución de éste impuesto. Además, no se ha bajado a productos básicos como la carne, el pescado y los yogures, que consumen millones de españoles.

Para Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School: «La rebaja del IVA es una medida que tiene un carácter muy político y electoralista ‘panem et circenses’ pan y circo», y añadió: «La mayoría de los precios no van a cambiar, quizá alguno, y hasta es posible que suban».

Así mismo, el Ejecutivo pensaba que con las vacaciones de las fiestas de Navidad, la población olvidaría las concesiones hechas a los independentistas, nada más lejos de la realidad, que incluso políticos como la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el presidente de Aragón, Javier Lambán, el presidente extremeño, Emiliano García-Page y otros, ven peligrar la democracia del Estado Español porque el Gobierno cuenta con el apoyo de los independentistas y comunistas (ERC, Bildu y Podemos) los que quieren romper España y acabar con la Constitución del 78, realizar una reforma para cambiar el modelo territorial, más ahora que en el TC tiene una mayoría progresista y algunos de sus miembros tienen otro concepto de España, y la renovación de la Constitución que según ellos se debe actualizar.

Modificar la Constitución es lo que dice el presidente catalán, Pere Aragonès, para que Cataluña tenga encaje en España y Europa. Después de haber conseguido los indultos, la eliminación del delito de sedición y rebaja de la malversación, donde se beneficiarán los líderes independentistas y cargos públicos que participaron en la organización del «Procés».

Piensa conseguirlo a través de seguir negociando con el Ejecutivo central y para ello espera que se apruebe realizar una consulta a la población catalana, por medio de un «acuerdo de claridad», no vinculante, pero que lo pueden hacer servir como argumento para intentar hacer otra vez un golpe de Estado, porque la que realizaron en octubre de 2017 les salió barato. Igualmente, han conseguido que el PSC, compre sus postulados independentistas, aunque ellos digan que son constitucionalistas sus hechos dicen lo contrario (en contra de la aplicación del 25% de español en las aulas catalanas). Además, quieren hacer una consulta a la población catalana para saber la relación que debe existir entre Cataluña y España.

En conclusión, lo que tiene que hacer el Gobierno y sus socios, es no erosionar las Instituciones, no romper la Unidad de España ni su soberanía que reside en todo el pueblo español y no en una parte que la quiere romper. Ya lo dijo bien claro el Rey Felipe VI, en su discurso «la defensa de la Democracia y la Constitución», que todos estamos obligados a cumplir si queremos vivir en una nación con calidad democrática, donde la Constitución y las leyes están por encima de los intereses partidistas.

Toda la peripecia ocurrida hasta conseguir el nombramiento de los cuatro representantes del TC, nos han dejado algunas enseñanzas: encaminarse a despolitizar la justicia, la independencia judicial, la separación de poderes, ninguno de los poderes está por encima del otro y el poder judicial es el garante que los poderes ejecutivo y legislativo cumplan lo que indica la Constitución Española.

Finalmente, el año 2023, nos trae nuevos desafíos y uno de los más importantes es la celebración de las diferentes citas electorales a las que estamos llamados a participar, donde los partidos políticos se vienen preparando para competir y para ello utilizan todos los medios a su alcance para convencer a sus posibles votantes. Los electores deberían tomar conciencia del momento en que vivimos, analizar cada uno de los programas electorales, no comprar promesas irrealizables, pensar en el porvenir de sus hijos, reflexionando a quien dar su confianza al votar, recordando que el futuro de España está en peligro, ya que cada vez nos quitan más derechos y libertades.

«Los desafíos que tenemos por delante no son sencillos, pero, como en tantas ocasiones de nuestra historia reciente, estoy convencido de que los superaremos. Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad; confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas; sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro», (El Rey Felipe VI, diciembre 2022).

¡Buen Año 2023!

Manoly A. Roldán

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot