Caso Mediador/Tito Berni| Desde el PSOE contraatacamos con el pasado «narco» de Feijóo y «corrupto» del PP 

0
237
FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 23.07.2022. Foto de familia durante el Comité Federal extraordinario del PSOE. El presidente del Gobierno de coalición socialcomunista de España y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez Pérez Castejón (c), posa para la foto de familia durante el Comité Federal extraordinario del PSOE que se celebra este sábado, 23 de julio de 2022, en la sede del partido tras las últimas dimisiones en la estructura del partido por «motivos de salud», la de Adriana Lastra Fernández, vicesecretaria general del PSOE y la de la Fiscal General del estado y exministra de Justicia del propio Gobierno de Sánchez, Dolores Delgado García. A estas nuevas dimisiones, hay que sumar las dos crisis del Ejecutivo de Sánchez en las que el 'jefe' de los 'progre' le cortó la cabeza hasta su jefe de gabinete en el Gobierno, además de Carmen calvo Poyato o del ministro de Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de España, José Luis Ábalos Meco. Efe

Efe.- Madrid (España), sábado 11 de marzo de 2023. El «ruido» provocado por el caso Mediador y por las desavenencias con Podemos sobre la reforma de la ley del ‘solo sí es sí‘ puede desmovilizar el voto socialista, según advierten a Efe representantes y dirigentes del PSOE, que lamentan que estas polémicas quiten el foco de «la buena labor del Gobierno».

«El ruido siempre desmoviliza, sobre todo porque tapa lo mucho y bueno que se ha hecho, ése es el objetivo. Y entiendo a la derecha, pero no entiendo a Podemos», comenta un barón socialista, muy crítico con la postura de los socios de Gobierno del PSOE con la ley del ‘solo sí es sí’.

Una opinión compartida por la inmensa mayoría de fuentes socialistas consultadas por Efe como otro barón, que asegura que el principal problema de este «ruido», provocado en su opinión tanto por el PP como por Podemos, es que «quita la atención de la buena labor del Gobierno».

«Los datos no valen de nada, a la gente lo que le llega es el relato», dice un veterano socialista, que asegura que el PP es experto en tratar de «desmovilizar» el voto progresista creando «estados de animo», como asegura que está haciendo ahora con el caso Mediador, en el que está siendo investigado el exdiputado del PSOE Juan Bernardo Fuentes Curbelo.

Los socialistas se afanan en marcar distancias con esta trama de presunta corrupción, que circunscriben a una única persona que fue «inmediatamente» expulsada del partido, aunque son conscientes de que la derecha seguirá haciendo «ruido» con este asunto de aquí a las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Y por ello, en el PSOE están contraatacando sacando a relucir casos de corrupción del PP así como la fotografía tomada en Galicia en 1995 del actual líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, con el narcotraficante Marcial Dorado.

Una fotografía a la que recurrió el propio presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, para defenderse el pasado miércoles en el Congreso de los ataques del PP por el caso Mediador, y que protagoniza además esta semana el editorial de la revista El socialista, editada por Ferraz.

En cambio, en el caso de la ley del ‘solo sí es sí’ las críticas al PSOE llegan no solamente por parte de la derecha, sino también por parte de los socios de Podemos, que han acusado a los socialistas de «traicionar» a las mujeres al unir sus votos a los del PP en la tramitación de la reforma.

«No me gusta esa forma de hacer política. Están en minoría y hacen ruido. Nosotros como partido mayoritario no queremos dar bola al morbo», asegura una ministra de la parte socialista del Gobierno, que advierte de que la estrategia de sus socios contribuye a «dar juego a la derecha», aunque prefiere valorar todo lo que les une.

De esta forma, cumple con la consigna del presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, que ha pedido a los socialistas rebajar el tono con Podemos y centrar el foco en las medidas adoptadas por el Ejecutivo de coalición, así como en el trabajo que queda pendiente en esta legislatura, hasta las elecciones generales previstas a finales de año.

Por ello, y pese a que su malestar con Podemos es evidente, los socialistas defienden la continuidad de la coalición y subrayan las más de 200 leyes aprobadas y otros acuerdos alcanzados recientemente, como la reforma de las pensiones.

Además, con la grieta por la reforma de la ley del ‘solo sí es sí’ aún abierta, los socialistas tratan de pasar página acelerando la negociación de leyes pendientes como la de vivienda, cuyo acuerdo está muy cerca de conseguirse, aunque en Podemos lo desmienten.

Dirigentes del PSOE, tanto del Gobierno como de la Ejecutiva Federal, señalan que Podemos está siguiendo «al dedillo» el «manual» habitual de los socios minoritarios en las coaliciones, que tratan de subrayar sus diferencias para mantener su «nicho» electoral.

Y aunque la mayoría dudan de que Podemos pueda lograr más votantes con esta estrategia, advierten de que a la larga no beneficia a ningún miembro del Gobierno y menos aún al PSOE que, según indica una exdirigente socialista, es un partido con una vocación trasversal y más «sensible» a las polémicas.

«Hay tantas cosas, que daño nos va a hacer. Se desmoviliza más a la izquierda con estos temas», comenta en referencia a la ley del ‘solo sí es sí’ y al caso Mediador.

Un miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE reconoce también que todo este «ruido» complica la movilización del voto socialista, aunque confía que en algunos casos puedan aprovecharlo en positivo para hacer valer su posición frente a los discursos más combativos de PP y Podemos.