Castigan al sucesor de Puigdemont: Debe repetir el juramento del cargo según servicios jurídicos

Lasvocesdelpueblo
Albert Ballesta con el jefe de la Región Policial de Gerona de los Mossos de escuadra. Foto ACN

Agencias – “Lo siento mucho, son cosas que no gustan a nadie pero soy consciente de que tengo que asumir el error y punto“. El candidato a alcalde de Gerona (Cataluña), Albert Ballesta, ha reconocido que se equivocó, el pasado viernes 22 de enero 2016, a la hora de tomar posesión del cargo. Barcelona, 25 de enero 2016. Fotografía: Albert Ballesta con el jefe de la Región Policial de Gerona de los Mossos de escuadra. Foto ACN.

Según asegura, fue un error fruto de los nervios del momento y asume toda la culpa. “Lo siento mucho, son cosas que no gustan a nadie pero soy consciente de que tengo que asumir el error y punto”, ha manifestado hoy a la agencia catalana de noticias. Los servicios jurídicos del ayuntamiento y los partidos políticos están decidiendo la fórmula para repetir el Pleno, que se tiene que hacer esta noche antes de la sesión ordinaria que ya estaba convocada a las 19.30h.

Ballesta niega que detrás del error haya ninguna intencionalidad de contradecir las leyes de la Nación y pide que este capítulo se cierre rápido para poder empezar a “trabajar por la ciudad”.

Albert Ballesta ha empezado con muy mal pie su labor de alcalde de Gerona. El pasado viernes se hizo el Pleno extraordinario urgente para proclamarlo concejal y, posteriormente, alcalde de la ciudad tras la renuncia de Carles Puigdemont Casamajó para presidir la Generalidad de Cataluña. Tanto en el momento de tomar posesión como concejal como también en el momento de hacerlo como alcalde, Ballesta olvidó jurar o prometer el cargo y leer, a secas, la fórmula propuesta por la Asociación de Municipios Por la Independencia de Cataluña (AMI).

Los servicios jurídicos del ayuntamiento han detectado el error de forma -que ya había advertido durante el pleno la portavoz del PPC, Concepción Veray- y la sesión se deberá repetir esta noche. Ballesta asume la culpa “íntegramente” ballesta ha reconocido que se equivocó fruto de los nervios de la investidura.

Los diferentes partidos que conforman CiU confirmaron el pacto para investir el alcalde jueves por la tarde y, 24 horas más tarde, se celebraba el pleno. “Asumo íntegramente el error, motivado supongo por el desasosiego de la situación”, manifiesta Ballesta, que es abogado y tiene las oposiciones de secretario municipal.

Con la ley en la mano, Ballesta no es ahora mismo ni concejal ni alcalde. Este hecho, sin embargo, asegura que no comporta ninguna consecuencia legal más allá de tener que repetir el pleno. La sesión extraordinaria será a las siete de la tarde, media hora antes del pleno ordinario del mes de enero que ya estaba convocado a las 19.30h y que se tuvo que retrasar una semana a la espera de que la ciudad proclamara quién era su nuevo alcalde . Ballesta también quiere borrar cualquier sombra de duda en torno de su error.

“En ningún momento hay ninguna voluntad de contradecir las leyes, es simplemente un error que asumo”, remarcó. El candidato tampoco esconde que el episodio le ha hecho daño personalmente, y más cuando había recibido duras críticas por parte de la oposición para que llegaba a la alcaldía a pesar de ocupar el número 19 de la lista de CiU en las municipales.

“Lo siento mucho porque son cosas que no gustan a nadie pero soy consciente de que se deben asumir y punto”, concluye. Su voluntad es pasar página rápido y poder empezar “a trabajar por la ciudad”.

Objetivos del nuevo alcalde separatista de Gerona

 Ya en su primer discurso de investidura -anulado-, apuntó cuáles serían algunas de las líneas a seguir en los próximos años y remarcó su compromiso con el plan de gobierno y también con el proceso independentista. “Yo quiero la independencia de mi país, más claro el agua”, asegura. Ballesta reconoce que “el gobierno Puigdemont” era un proyecto donde el peso del exalcalde era muy potente.

Además de la alcaldía, Puigdemont lideraba aspectos destacados como la estrategia turística de la ciudad y también todo el ámbito de la cultura. Por ello, Ballesta reconoce que habrá un cambio en la manera de hacer. En este sentido, apunta que le gusta mucho trabajar en equipo y que llega dispuesto a escuchar mucho antes de tomar ninguna decisión.

“Quiero sustituir el yo por el nosotros, no creo que esto sea negativo para el liderazgo como alcalde”, manifiesta. Luchar contra el paro, crear empleo y seguir proyectando la ciudad como destino turístico ligada a la cultura son aspectos a trabajar en los próximos años. A pesar de que no ha podido reunirse con la oposición todavía ni tampoco profundizar con su equipo de gobierno, advierte que hay proyectos que se mantendrán intactas como hasta ara.

En este saco está el futuro Museo de Arte Contemporáneo y Moderno de Gerona, que se tendrá que hacer en la Casa Pastores y que expondrá, entre otros, el fondo de arte de la colección Santos-Torroella, adquirida por el consistorio. Este es uno de los proyectos más cuestionados por la oposición por su elevada inversión, ya que el fondo se paga durante siete años.

Asimismo, también muestra su compromiso con la marca ‘Girona, ciudad de festivales’, creada durante la era Puigdemont. Impulsar el Plan Especial de la Devesa o hacer realidad el proyecto ‘4 ríos y una acequia’ también son asuntos a los que quiere dar prioridad. “Gerona, ciudad amable” Paralelamente a estos proyectos para crear marca de ciudad, Ballesta hace hincapié en mejorar los servicios a los ciudadanos. Según apunta, trabajará para que Girona sea una “ciudad amable” y que los ciudadanos puedan disfrutar al máximo de los servicios independientemente de donde vivan.

“Debemos hacer una ciudad integral, cohesionar el centro con los barrios, porque cuando uno salga de casa lo vea todo limpio, ordenado, seguir y cuidado”, manifestó. Según Ballesta, garantizar unos buenos servicios a los ciudadanos hace que ellos se sientan “orgullosos” de su ciudad. “Los grandes proyectos deben hacerse pero, paralelamente, también tenemos que conseguir sobresalir en los servicios que prestamos a los ciudadanos, esto crea orgullo e identidad”, remarcó.

Cartapacio abierto

Ballesta es consciente de que tendrá que asumir cambios en el cartapacio y también tendrá que plantearse si es mejor mantenerse en minoría o incorporar algún partido al equipo de gobierno que le garantice estabilidad en lo que queda de mandato. Reconoce que tiene algunas ideas al respecto pero se muestra muy prudente porque primero quiere hablar con la oposición y, sobre todo, con su gobierno.

Reconoce que con los nueve concejales de Convergencia y Unión (CIU) son “compañeros y amigos” y que se conocen desde hace tiempo porque él ha estado trabajando “desde el anonimato” por el proyecto del partido en la ciudad. Por ello, descarta que pueda haber tensiones internas debido a que el alcalde llega de nuevo en un equipo de gobierno que ya hace años que trabaja junto y donde había concejales que, abiertamente, habían dicho que querían ser el relevo de Carles Puigdemont.

“Me esforzaré al máximo para ser cercano a todos”, ha compromès.Ballesta asegura también que picará la puerta de la Generalidad cuando sea necesario. “Pienso reclamar todo lo que sea necesario para la ciudad tantas veces como sea necesario”, manifestó.

Preguntado sobre si espera que Gerona salga beneficiada por tener Puigdemont de presidente, asegura que esto puede generar “más sensibilidad” hacia los temas pendientes en Girona. Uno de ellos, por ejemplo, es el nuevo hospital Trueta. Según Ballesta, el hospital debe mantenerse dentro del término municipal de Girona porque “hay cuestiones de capitalidad que no se pueden dejar perder”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies