Cataluña detecta casos de Chikungunya, Dengue y Zika desde principios de año 2017

Lasvocesdelpueblo
El mosquito, Aedes aegypti, de la fiebre amarilla, es un culícido que puede ser portador del virus del dengue y de la fiebre amarilla, así como de otras enfermedades, como la chikunguña y la fiebre de Zika. Archivo Efe

Agencias – Desde el mes de enero, en Cataluña se han diagnosticado 7 casos de Chikungunya, 22 de Dengue y 11 de Zika. Son los últimos datos que ha recogido la Agencia de Salud Pública de Cataluña. Excepto el Dengue, son cifras que vaticinan un descenso de los diagnósticos de Chikungunya y el Zika. Barcelona (España), lunes 14 de agosto de 2017. Fotografía: El mosquito, Aedes aegypti, de la fiebre amarilla, es un culícido que puede ser portador del virus del dengue y de la fiebre amarilla, así como de otras enfermedades, como la chikunguña y la fiebre de Zika. Archivo Efe

Precisamente de este virus, que registró un gran brote el año pasado en todo el mundo y en Cataluña afectó a 150 personas, se ha visto disminuir considerablemente su prevalencia, un hecho que, en declaraciones a la agencia catalana de noticias (ACN), el secretario de Salud Pública, Joan Guix, ha reconocido que es habitual después de un brote importante, ya que se da una” cobertura inmunológica” de población que no se verá afectada hasta años después.

Una de las alertas que se vivió el año pasado, sobre todo en verano, época del año en que la población viaja más, fue el brote del virus Zika.

Cataluña cerró el año con 150 casos diagnosticados, todos importados mayoritariamente de Colombia, Honduras y la República Dominicana, y que supusieron un salto enorme teniendo en cuenta que en 2014 todavía no había llegado y que en 2015 sólo se van detectar 3 casos.

Este año, la prevalencia de este virus ha vuelto a disminuir considerablemente y desde el mes de enero, sólo se han detectado 11 casos en el país.

De estos, 5 son hombres y 6 son mujeres, una de ellas, embarazada y por lo tanto, a quien se le hará seguimiento establecido en los protocolos. De estos 11 casos, 4 se han dado desde el 1 de junio, según los últimos datos recogidos por la Agencia de Salud Pública de Cataluña.

En una entrevista a la ACN, el secretario de Salud Pública, Joan Guix, explicó que esta caída es una consecuencia habitual de los brotes importantes en este tipo de enfermedades, porque, a escala global, después del brote hay mucha población que, sin haber manifestado síntomas, han sido infectados y por tanto, se crea una ”cobertura inmunológica” a un buen número de población, que no podrá contraer la enfermedad hasta años después.

Las infecciones por Chikungunya también ha ido a la baja en los últimos años. En 2014, se diagnosticaron 81 casos, procedentes mayoritariamente de la República Dominica, y después de un repunte en 2015, con 95 casos, en 2016 se detectaron 27.

Estos dos años, eran sobre todo casos importados de Honduras y ecuador. Este año, desde el mes de enero, se han diagnosticado 7, 2 desde el 1 de junio, todos en personas que han estado en algún país de América Central.

No se ha infectado nadie en Cataluña, ni tampoco en Europa.

El Dengue, que proviene principalmente del sudeste asiático, en cambio, está más estancado, y los últimos años, después de los 51 casos de 2014, los 97 de 2015 y el 88 de 2016, este año alcanza los 22 hasta este mes de julio.

De este 22, 11 son hombres y 11 son mujeres, y todos de entre 21 y 69 años.

Este año, tal y como ha afirmado Yeso, no hay ninguna alerta especial para enfermedades exóticas que puedan importarse a Cataluña, pero el secretario de Salud Pública admite que con los factores ”tan bonitos” como son la globalización y el cambio climático, hace que no se pueda ”estar tranquilo”, ya que recuerda que tanto los vectores como los agentes infecciosos, principalmente el mosquito tigre, se adaptan bien al clima.

En este sentido, pone la alerta en el MERS, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, ”cualquier día podemos tener casos aquí”.

Guix ha recordado que Salud Pública, cuando se detecta la infección por un virus de estas características en una persona que todavía puede transmitir la infección, se confina en el municipio y se analiza su entorno.

Así, se comprueba si a unos 2 kilómetros de la residencia hay mosquitos que pueden ser posibles vehículos de transmisión. Por Yeso, de hecho, el mosquito tigre es un ”turista que se ha quedado a vivir aquí” y que no es ”una compañía del todo deseable”.

Si hay presencia de mosquitos, se comprueba si son portadores de la infección con algunas muestras, y por tanto, dice Guix, se hace un “seguimiento cuidadoso”.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies