Cataluña| Trapero rechaza la imposición de «cargos de confianza» que dirigen «desde la sombra» los Mozos de Escuadra

.En este sentido, el absuelto comisario exjefe de los Mozos de escuadra ha asegurado que los mandos de los Mozos de Escuadra son un «límite necesario» ante las «tentaciones» de apartar a la policía de la «necesaria neutralidad política e ideológica y abrazar el partidismo»

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), AÑO 2018. Vista del imputado por rebelión en Cataluña, el mayor de los Mozos de Escuadra, Josep Lluís Trapero, el máximo de los encausados jefe de Policía catalana que incurrieron en un delito de rebelión, según los fiscales del caso, al constituir "una pieza clave" para "impedir o dificultar gravemente el cumplimiento de las órdenes emanadas por los tribunales de justicia" "con la finalidad de llevar a cabo el plan secesionista". Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), viernes 4 de noviembre de 2022. El absuelto por la Audiencia Nacional de delito de sedición en su participación en el golpe de estado separatista de 2017 en Cataluña, el mayor de los Mozos de Escuadra, Josep Lluís Trapero Álvarez, ha reivindicado el principio de jerarquía en la policía para evitar que «cargos de confianza» intenten dirigir el cuerpo «desde la sombra» y alejarlo de la neutralidad y ha advertido de los riesgos de «algunas formas plurales de decisión».

Así lo ha asegurado Trapero en la comisión del Parlamento de Cataluña sobre el modelo policial, en su primera intervención pública desde que fue destituido al frente de la policía autonómica el pasado 20 de diciembre y relevado por una cúpula coral encabezada por el comisario Josep Maria Estela, que fue sustituido a su vez por Eduard Sallent Peña el pasado 17 de octubre.

Trapero ha pedido «respeto» para el concepto de jerarquía de los Mozos de Escuadra, ya que no opera para «mandar de forma caprichosa» sino para asumir responsabilidades y aportar certezas, y ha puesto como ejemplo su liderazgo en 2017, del que ha dicho que se siente «muy orgulloso» ya que «tras poner en común, consultar, comentar, discutir, mejorar y consensuar» las directrices con la Prefectura las asumió y las ordenó y la justicia les acabó dando la razón.

Según Trapero, son los mandos del cuerpo «y no otros» los que, bajo las directrices del consejero de Interior del régimen amarillo separatista e hispanófobo que preside Pere Aragonés García (ERC) y el director de la policía tienen que mandar en los Mozos de Escuadra, de forma que «no son sustituibles» en esta función por «cargos de confianza» que pueden utilizar su «proximidad» con los «órganos legítimos» para intentar «dirigir desde la sombra».

En este sentido, ha asegurado que los mandos de los Mozos de Escuadra son un «límite necesario» ante las «tentaciones» de apartar a la policía de la «necesaria neutralidad política e ideológica y abrazar el partidismo». «Si un profesional no lo permite, no hay intromisión posible. Lo que puede pasar es que le destituyan, pero es un tema menor», ha resaltado.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot