Consejero de Políticas Sociales Alberto Reyero (Ciudadanos), ¿traidor o comunista en el Gobierno de Ayuso?

FOTOGRAFÍA. JEREZ DE LA FRONTERA (ESPAÑA), 27.12.2019. La presidenta y portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Lasvocvocesdelpueblo y Agencias – El consejero madrileño de Políticas Sociales, Alberto Reyero, cargo de Ciudadanos (Cs) de Inés Arrimadas García, crítico con la gestión sanitaria de las residencias en la pandemia, ha presentado este viernes su dimisión por carta a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP), con un llamamiento a la “unidad entre las instituciones” como “el camino más acertado para vencer al virus”. Madrid (España), sábado 2 de octubre de 2020.

En la segunda oleada del coronavirus, el mismo día en que la Comunidad de Madrid ha recurrido ante la Audiencia Nacional las medidas del Ministerio de Sanidad que conllevan restricciones en diez municipios, y que ya han entrado en vigor, Reyero ha renunciado a su cargo porque quiere “cerrar una etapa, dar un paso al lado” y continuar como diputado en la Asamblea.

Su sustituto será el actual viceconsejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo, también de Ciudadanos.

Durante la pandemia, Reyero protagonizó un desencuentro con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), por la gestión sanitaria de las residencias de mayores, principalmente por su postura crítica ante los protocolos de derivaciones hospitalarias.

Fue a cuenta de un borrador en el que se rechazaba el traslado de ancianos con discapacidad y con infección respiratoria que no pudieran caminar por sí solos a los hospitales durante la crisis sanitaria.

El ya exconsejero de Ciudadanos calificó de “inmoral” e incluso “ilegal” ese documento que, según Escudero, se trataba de un “borrador” enviado por “error” a los centros, una versión que contrasta con los hasta cuatro correos electrónicos enviados por Sanidad a Políticas Sociales pidiendo el traslado del texto a los centros.

También fueron publicados por ‘El País’ unos correos que Reyero envió a Escudero expresando su disconformidad con los protocolos.

En su carta de dimisión, Reyero indica que la situación en las residencias en esta segunda ola está “bastante controlada”, con más material de protección, planes de contingencia en los centros y un porcentaje elevado de inmunidad, y una mejor coordinación sociosanitaria y derivación hospitalaria “fluida”.

“Confío en que todo esto sea suficiente para contener el virus dentro de las residencias en los próximos meses”, ha señalado.

Reyero ha agradecido a Ayuso su confianza en él y la de su compañero de partido, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, que en los últimos días se ha mostrado contrario con la postura de Ayuso sobre las restricciones a la movilidad del Ministerio de Sanidad.

Aguado ha sostenido este viernes que el mejor lugar para hacer frente a esta pandemia “no son los tribunales”, sino intentar buscar acuerdos con el Gobierno central para “mejorar” la orden ministerial, un llamamiento al que también parece emplazar Reyero en su misiva.

“He conocido a pocas personas tan honestas, íntegras y trabajadoras como Alberto Reyero. Ha sido un placer compartir contigo este año de gobierno y es un orgullo que continúes a nuestro lado, como diputado de Cs, en la Asamblea de Madrid”, ha escrito Aguado en su cuenta de Twitter.

La presidenta madrileña ha agradecido a Reyero su “tiempo de trabajo” tras presentarle su renuncia “por motivos personales”, y le ha deseado “lo mejor” en su regreso como parlamentario.

También el consejero de Sanidad ha deseado “lo mejor” a Reyero y ha preferido “no darle más vueltas” a los enfrentamientos que ambos tuvieron a cuenta de la gestión sanitaria de las residencias durante la primera oleada del coronavirus.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha celebrado la dimisión de Reyero con un escueto “¡por fin!” en su cuenta de Twitter, ya que su formación había reclamado en varias ocasiones que dejara el cargo por su “negligencia” en las residencias al inicio de la pandemia, antes de que Sanidad asumiera la gestión sanitaria de estos centros.

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyá, ha afirmado que en un “Gobierno fallido” la “única opción digna es dimitir” y ha espetado a Ayuso que “haga lo mismo”.

En la misma línea, la diputada socialista en la Asamblea Purificación Causapié ha opinado que la dimisión de Reyero evidencia que la Comunidad de Madrid tiene “un Gobierno fallido, sin rumbo, que vive de la confrontación” no solo contra el Ejecutivo central, sino entre los miembros del propio Gabinete.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra, ha considerado que Reyero era “lo menos malo que tenía el Gobierno de Ayuso”, en un Ejecutivo “fallido, roto y fracasado”.

“Se negó a aplicar los bárbaros protocolos en las residencias mientras Aguado cerraba filas con Ayuso”, ha añadido.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot