Convertir Cataluña en República es “más que un golpe de Estado” intentan “cargarse” España

Lasvocesdelpueblo
Mariano Rajoy conversa con José Manuel García-Margallo durante el pleno del Congreso. Archivo Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El exministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, José Manuel García-Margallo, ha dicho hoy que: “Intentar comprender a los separatistas, que lo que quieren es la voladura de España no es posible”, sentenció el español en una entrevista con Efe, en la que exige al Gobierno de la Generalidad de Cataluña que cumpla con la Constitución Española y las leyes en Cataluña. Madrid (España), domingo 10 de septiembre de 2017. Fotografía: Mariano Rajoy conversa con José Manuel García-Margallo durante el pleno del Congreso. Archivo Efe

El que fuera jefe de la diplomacia en la pasada legislatura ha asegurado que todavía se puede dialogar con aquellos catalanes que “por alguna razón creen que sus necesidades no han sido satisfechas”, pero ha recalcado que “no se puede discutir lo que constituyen las normas que fijan la identidad constitucional”.

Margallo lo explica muy también en su nuevo libre titulado «Por una convivencia democrática»

Así lo afirma también en su nuevo libro, «Por una convivencia democrática», en el que propone una reforma constitucional para actualizar la Carta Magna y que ésta incluya cuestiones que están actualmente obsoletas o que no se contemplan.

Para Margallo, la situación que se está viviendo estos días en el Parlament, donde se han aprobado las leyes para convertir Cataluña en una república separada del resto de España, es “más que un golpe de Estado” porque los separatistas no están intentando cambiar las normas de cómo un país funciona, sino intentando “cargarse el Estado mismo”.

Como siempre cae, por pura estrategia partidista del PP, en la trampa del separatismo hablando de los números

Este hombre comete el error de bulto de siempre que vienen haciendo el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy Brey y su Partido Popular, hablando de las consecuencias de una hipotética separación de Cataluña del resto de la Nación española, como si eso importaria o quitaría el sueño al separatismo.

Estrategia política de apaciguamiento que solo se puede entender desde un punto de vista partidista par seguir con la campaña del miedo del PP y de su Gobierno desde la presidencia del Gobierno de todos los españoles.

El separatismo es consciente que tendrá que afrontar dificultades pero, al mismo tiemplo y como nuevo Estado, superaría como cualquiera Nación del mundo.

El ministro de Asuntos Exteriores, Jose Manuel García-Margallo, atiende a los medios de comunicación hoy en Gerona, donde ha informado sobre los terremotos de Japón y Ecuador. Archivo Efe

De hecho, según el plan separatista, durante los primeros 40 años de la separación de Cataluña del resto de España, es el Estado que seguiría pagando las pensiones de los catalanes de la nueva República Catalana, el 100% para los ya jubilados y más del 50% para los que aún trabajan porque simplemente durante su vida laboral han estado pagando a España, y es lógico.

El gobierno y el PP debería asumir sus responsabilidades y hacer cumplir la Ley tal como prometieron en su campaña del miedo en las elecciones generales del 26-J de 2016 y en las negociaciones del pacto de gobernabilidad y debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, con los 15 abstenciones del PSOE.

Margallo se equivoca

El exministro ha recalcado, además, que la separación de Cataluña sería “catastrófica” para los propios catalanes que, según él, “se verían empobrecidos en un 20%”, como consecuencia del pago de aranceles que tendrían que pagar por las exportaciones e importaciones y los costes administrativos al no formar parte de la Unión Europea.

A eso habría que sumar “la imposibilidad de pagar la deuda” ante la “situación pésima” en la que se encuentra Cataluña, donde “el bono es una basura”, ha manifestado Margallo para señalar que la única posibilidad que tendría una supuesta Cataluña separada del resto de España de tener fondos es “tener un excedente en sus relaciones comerciales con el exterior”.

Y, en este sentido, sobre las relaciones de Cataluña con el exterior, ha dicho que “una Cataluña fruto de una secesión ilegal no podría ser reconocida por la gran mayoría de los estados de la comunidad internacional”.

Ha recordado, además, las resoluciones en las que Naciones Unidas exhorta a cumplir con la integridad territorial de los Estados.

Todo este discurso del PP solo le va bien al PP y su presidente, según las encuestas publicadas este mismo domingo, 10 de septiembre de 2017, donde el PP y curiosamente ERC de Oriol Junqueras son las únicas formaciones políticas que crecen y crecen mientras caen Podemos, Ciudadanos Cs, Convergencia (PDECAT) y se estanca el PSOE de Pedro Sánchez que logra levantar la cabeza siendo el líder mejor valorado y salvar la caída del PSOE. 

Mientras, por otra parte, las mismas encuestas dejan un dato demolidor para un Gobierno de España que estaría traicionando a su Pueblo y a la Nación, dice la encuesta que sentencia que “más de 82% de los catalanes” dicen que el presidente del Gobierno de España, “Mariano Rajoy, es el único responsable del crecimiento del separatismo en Cataluña”, Según la encuesta de Metroscopia que publica hoy, domingo 10 de septiembre de 2017, el diario «El País»

Margallo siguen en el error táctico

Así, ha afirmado que “si no eres un Estado y no eres miembro de Naciones Unidas, no puedes ni siquiera pedir el ingreso en la UE”, pese al planteamiento de los dirigentes de la Generalidad al afirmar que si Cataluña fuera una república separadad del resto de España sí formaría parte de la UE.

Por todo ello, Margallo se ha mostrado convencido de que no habrá referéndum y ha confiado en la palabra del Gobierno, que ha dicho tajantemente que no habrá urnas y que si hubiera se retirarán.

Según su punto de vista, hay “un arsenal de medidas” que podría aplicar el Ejecutivo para impedir la consulta ilegal, como el artículo 155 de la Constitución, el artículo 116, la Ley de Seguridad Nacional, pero ha subrayado que, para ello, el Gobierno “tiene que tener la absoluta libertad de adoptar la medida que considere conveniente en cada momento”.

Por eso, los partidos constitucionalistas que apuestan por “restablecer el orden constitucional no pueden poner trabas u obstáculos a que adopte cualquiera de esas medidas”, porque, ha señalado, es tanto como pedir al Gobierno que acabe con “una sedición” sin dejarle utilizar los instrumentos para ello.

Entre las propuestas para reformar la Constitución, Margallo ha destacado como importantes que se actualice el catálogo de derechos individuales sociales y políticos, que se reconozca la igualdad o el derecho a la formación y que se resuelva “el tema de la sucesión en la Corona y el problema de la investidura”.

También considera crucial reformar el sistema de distribución de competencias que, a su juicio, se hizo “a golpe de ocurrencia permanente y que ha provocado una conflictividad tremenda” y modificar “los principios básicos de financiación de las comunidades autónomas”.

La financiación autonómica debería diferenciar, a su juicio, aquellos servicios que son esenciales, entre los que ha citado la sanidad, la educación o las prestaciones sociales, de los que no lo son, y así, hacer que los servicios imprescindibles fuesen iguales en todas las comunidades autónomas para evitar “la discriminación, la injusticia y el España nos roba”.

“Lo que no sean servicios esenciales o todo lo que sea superar ese nivel medio que nos podemos permitir, eso se lo tienen que financiar los ciudadanos de esa comunidad autónoma”, ha sentenciado.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies