Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España

0
60
FOTOGRAFÍA. GRANOLLERS (BARCELONA) REINO DE ESPAÑA, 05 DE FEBRERO DE 2024. Las activistas madres de familias catalanas Ruslana Moiseenko y Elena Volkova (d), la pareja catalana Irene Maldonado (c) y Jonathan Viera (i), y un ex Menor Extranjero No Acompañado (MENA) quien en la actualidad es padre de familia, Badel, de 27 años, protagonizaron este lunes, 5 de febrero de 2024, una concentración ante los Juzgados de Granollers (Barcelona) para denunciar una supuesta organización criminal en la que todas las partes involucradas de la Administración pública regional catalana, es decir, la Administración española del régimen sanchista, salen ganando: los jueces de familia, médicos, psicólogos, fiscales de menor, los Servicios Sociales y tanto las entidades sociales colaboradoras como las de la propia Administración: Equipo de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (EAIA), Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), Centros de Menores Tutelados y las familias de acogida. Magdalena Carnicero Pérez/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Granollers (Barcelona) Reino de España, lunes 5 de febrero de 2024 (Lasvocesdelpueblo).- Corrupción y proxenetismo en centros de menores de España. Son las denuncias de los afectados por la retirada forzosa de custodia durante una protesta este lunes en Barcelona. Uno de los afectados ha intentado suicidarse hasta 6 veces y logró finalmente recuperar a su niña aunque su caso siga aún abierto. Otras madres no han tenido la misma suerte y ya se les han prohibido hasta las visitas.

  • «Hemos estado nueve meses con ella; nueve meses que ha estado bien cuidada en su casa, bien lavada, bien duchada y con sus padres, con sus hermanos como tiene que ser. A los 9 meses de ella haber nacido, vinimos aquí a Granollers y nos estuvo siguiendo la Policía: los Mozos de Escuadra de aquí de Granollers. No pararon en la rotonda de aquí, de Granollers, 6 o 7 coches de los Mozos de Escuadra y se llevaron a mi hija a la fuerza del coche. ¿Nos estuvimos 10 días preguntando dónde se iba mi hija? ¿Con quién se iba mi hija? No supimos nada ni a qué centro ni con quién se la llevaban. No nos daban información y a los 10 días nos dijeron que se le habían llevado un centro. No nos quisieron decir el nombre ni nada. No te dejan verla una hora semanal. Luego un estudio (…) el estudio metieron a mi cuñado para que se la quedara que él» porque tiene un trabajo fijo con años de antigüedad, su casa y su mujer de 20 años. Nos dijeron que a final de este mes de (de enero) se la llevaría a su casa y finalmente no se la han dado tampoco supuestamente «por un antecedente sobre asuntos familiares».

VÍDEO (00:48:04 HORA). IMÁGENES DE MAGDALENA CARNICEROS PÉREZ/LASVOCESDELPUEBLO. GRANOLLERS CENTRO (BARCELONA) REINO DE ESPAÑA, 05 DE FEBRERO DE 2024. DECLARACIONES RESPECTIVAS DE ELENA VOLKOVA, MADRE DEL NIÑO ALEXIE; RUSLANA MOISEENKO, MADRE DE UNA NIÑA; DE LA PAREJA IRENE MALDONADO Y JONATHAN VIERA, PADRES DE UNA NIÑA; Y DE BADEL, PADRE DE DOS HIJOS ANTE LOS JUZGADOS DE GRANOLLERS

Las activistas madres de familias catalanas Ruslana Moiseenko y Elena Volkova, la pareja catalana Irene Maldonado y Jonathan Viera, y un ex Menor Extranjero No Acompañado (MENA) quien en la actualidad es padre de familia, Badel, de 27 años, protagonizaron este lunes, 5 de febrero de 2024, una concentración ante los Juzgados de Granollers (Barcelona) para denunciar una supuesta organización criminal en la que todas las partes involucradas de la Administración pública regional catalana, es decir, la Administración española del régimen sanchista, salen ganando: los jueces de familia, médicos, psicólogos, fiscales de menor, los Servicios Sociales y tanto las entidades sociales colaboradoras como las de la propia Administración: Equipo de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (EAIA), Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), Centros de Menores Tutelados y las familias de acogida.

De acuerdo con las duras acusaciones de los manifestantes —tráfico de órganos, asesinatos, proxenetismo, agresión y violación sexual, corrupción de menores y control de menores con drogas, maltratos, etc.— los Centro de Menores Tutelados y las familias de acogidas son verdaderos laboratorios de ese supuesta red del crimen organizado e institucional.

1.- Declaraciones de Ruslana Moiseenko

Ruslana Moiseenko, madre separada de un niño en el Centro de Menores Tutelado «LLar juvenil» de Vic, un Centre Residencial de Acción Educativa (CRAE) que que depende de la «Fundación Casa Caritat de Vic», denuncia que: «El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) prostituye a los niños; eso es lo que yo estoy diciendo y es una pura verdad. Están en Tik Tok los vídeos (sobre) como el PSOE está prostituyendo a los niños. En los centros de menores están los niños (que) retiran las custodias a las madres con el objetivo de prostituir a los niños».

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| Al juicio de la afectada Moiseenko, los profesionales sociales del sistema judicial, servicio sociales y sector judicial vinculado en las custodias de niños «están cobrando de Partido Socialista Obrero Español (PSOE)» -denuncia y señala textualmente a «jueces, abogados, fiscales (de menores)» con la finalidad de una «prostitución de los niños»; «están cobrando jueces y fiscales, abogados y psicólogos y, sobre todo, trabajadores sociales -una lacra de trabajadores sociales-«, denunció durante una de sus intervenciones esta mañana ante los Juzgados de Granollers.

Esta madre afectada por la retirada de custodia concreta en su denuncia que existe una trama institucional de prostitución de menores: «Han criado una panda de corruptos para prostituir a los niños; están prostituyendo a todos los niños […] jueces, fiscales, psicólogos, abogados, asistentes sociales y sus colegios profesionales respectivos viven de la desgracia de la familia; viven de crear la violencia (intrafamiliar)» para luego retirar la custodia a los padres o familia monoparental, apostilló Moiseenko, reflexionando: «¿Cuántas psicólogas han hecho informes falsos contra las madres o los padres para quitarles sus hijos?». Asegura que «algunos niños viven en centros de menores separados totalmente de su familia, violados, prostituidos, órganos (de los niños tutelados) vendidos, con problemas psiquiátricos», añadió.

Fuera de los micrófono, Ruslana Moiseenko, ha resumido su caso al diario digital Lasvocesdelpueblo. De acuerdo con las afirmación de la afectada, su caso es el siguiente -explica la afectada- «yo me decidí separarme de mi expareja porque no pudimos aclararnos con la vivienda; vivíamos en una casa inglesa», dijo refiriéndose a los llamados «casa de cos» -unas casas urbanas tradicionales de villas y ciudades de la Comunidad autónoma de Cataluña que constituyen el tipo más extendido de casas unifamiliares que se desarrollaron durante el período preindustrial y de industrialización en paralelo a la urbanización de los nuevos ensanches durante segunda mitad del siglo XIX y que en la actualidad, son casi en ruina o precisan una reforma estructural que sus propietarios no podrían asumir el coste dado que en su mayoría ya son personas mayores- «entonces eh no aclarábamos […] y yo me decidí separarme de él sin pedirle nada ni manutención ni nada», ha dicho.

La afectada Moiseenko concreta que «pensé: me voy a ir yo sola porque trabajo, o sea tengo un nivel económico y no quiero nada de este hombre», se refiere a su expareja. «Entonces a la familia paterna» de su expareja «empezó a ponerme las denuncias en los servicios sociales», denunciando que «yo soy culpable de situación que vive» su hijo. «Durante casi un año», su expareja «no hacía nada», quizás porque no se acababa de recuperar de la separación con Moiseenko, «y yo, mientras tanto, compré mi vivienda propia»; una de las viviendas que los propietarios, incapaz de continuar con el pago de las cuotas de hipoteca, se ven obligados a entregar la vivienda al banco o este, vía embargo de bienes por impago, se queda con el piso.

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| Ya con domicilio propio, Moiseenko hizo el «gran error» de su vida por el que está hoy ante los Juzgados de Granollers pagando, que era ira los «Servicios Sociales el día que hice la escritura» de su vivienda «y avisarles que ya está hecho la escritura» de su vivienda. «Entonces esta gente (los Servicios Sociales), enseguida, empezaron a tramitar un desamparo detrás de mi espaldas». «Mi hijo estudiaba… ya iba a la escuela de música, al nivel profesional hacía natación; en música sacaba una nota de siete/ocho/nueve. O sea, notas bastante altas». Pero, los Servicios Sociales «pusieron que yo le obligó a ir a actividades extraescolares que son fuera de su de sus posibilidades», afirman a su contra como uno de los motivos para retirarle la custodia de su hijo. «Ya me dirán ustedes» que un niño «saque una ocho» en música si significa que la actividad extraescolar «es fuera de las posibilidades».

La madre afectada asegura que los Servicios Sociales «tergiversaron todo, falsearon como podían» -dice y remacha- «no pusieron ningún documento del médico porque mi hijo era sano; yo participaba en todas cosas. O sea, visitas médicas necesarias, incluso iba dentista del colegio. También ellos mismos, los Servicios Sociales, lo ponen que en médicos participaba en salud, en la escuela participaba a cualquier petición de profesores. Iba al colegio, que llevaba al conservatorio, y a natación porque éramos socios de un Club Deportivo. Además, nosotros (mi hijo y yo) íbamos a nadar, por libre, los sábados.  Los Servicios Sociales reconocieron que en cuanto a las relaciones efectivas entre el menor y sus padres (o madre), mi hijo «tenía una relación afectiva positiva». «O sea, que estuvimos bien con niños; es que era mi único hijo; yo lo quería», ha agregado visiblemente emocionada. «Entonces, claro, me lo quitaron».

Po después, «a cabo de medio año -y yo ya tenía la vivienda- lo cogen y lo elevan a 60 km» de mí, es decir, de Sabadell (Barcelona «a Vich» (Barcelona), un total de 61,2 km. «O sea que», siendo la «obligación de Servicios Sociales ayudar a la familia —yo tenía derecho a «un plan, un coche; un plan de compromiso socioeducativo; me tenía que haber dado y no me lo dieron porque, claro, como quitaron a mi niño de urgencia, entonces no me dieron ningún plan— no me ayudaron con nada», dijo. «E imagínate con que me tenían que ayudar que es que como mucho con un psicólogo o con un consejo; no un consejo gratuito que yo tendría ni eso, ni eso. Es lo que querían ellos. Ellos iban a buscar a mi niño (iban a por la custodia de mi hijo) porque la familia paterna se desentendió del niño; o sea que propusieron» a la familia paterna de mi hijo de «ser familia de acogida» y esta respondió «que no querían». También, «mi hermana» se ofreció a los Servicios Sociales «ser familia de acogida», pero ni «a ella no se lo dieron porque bueno ellos» lo único que «miran» es «cómo» maniobrar para retirar la custodia a los padres y luego «quedarse con la criatura». Y se os lo explico lo porque «es así».

Añade: «O sea que yo ya, desde hace más de cuatro años, tengo la vivienda, tengo trabajo, tengo un nivel económico» suficiente para estar con mi hijo, «no necesito ninguna ayuda ni es que sí ya ves ni me tocan ayudas porque es que no puedo coger ni abogado de oficio porque no me toca y lo he pedido y no me lo dieron».

Drogas y bebidas alcohólicas

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| Al juicio de la afectada Ruslana Moiseenko, saltaron las alarmas y se echó por las calles a luchar hasta recuperar a su hijo cuando constató que: «A mi hijo empezaron a medicarle contra el trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) o (TDH)», dijo refiriéndose a una afección crónica del desarrollo neurobiológico caracterizado por un déficit de atención, impulsividad e hiperactividad motora y/o vocal que afecta a millones de niños en el mundo y que a menudo continúa en la edad adulta. Asimismo, denuncia la madre afectada, las autoridades sociales del Centro de Menores tutelados «quitaron» a su hijo «la música, le quitaron natación y le dieron de baja, y empezaron a» subministrarle «drogas psicotrópicas». «A cabo de dos años» -añade- su hijo «empezó a perder mucho peso por sobredosis, perdió dos kilos de peso en dos meses y empezó a beber alcohol y tabaco en el Centro de Menores, empezó a ir a robar y, claro, ir por la calle sin hacer nada porque intereses se lo quitaron», denuncia.

Ruslana Moiseenko inicia la lucha

«Yo empecé a reclamar, empecé a salir con los micrófonos porque los informes de Punto de Encuentro Familiar (PEF)» —Moiseenko se refiere a los lugares previstos para facilitar el encuentro entre los hijos y los padres que no tuvieran la custodia de los mismos; se trata de Servicio Social con el objetivo de normalizar las relaciones familiares, especialmente entre personas menores de edad y los miembros de la familia con quienes no conviven—»son a mi favor», además -añade- «los informes del Defensor del Pueblo (Síndic de Greuge de Catalunya) son a mi favor» -dice y denuncia que- «todos estos informes buenos, a mi favor, desaparecen y solo aparecen los informes del Equipo de Atención a la Infància y a la Adolescencia (EAIA) de Sabadell (Barcelona) para acreditandome» mantener la retirada de custodia de mi hijo vigente.

Esta madre que se ha convertido en activista subraya que «luego» los Servicios Sociales «empezaron a medicar» a su hijo «con antipsicóticos» —se refiere a los fármacos neurolépticos que comúnmente, aunque no exclusivamente, se usa para el tratamiento de las psicosis, que ocurre cuando una persona pierde contacto con la realidad, es decir, la persona puede tener falsas creencias acerca de lo que está sucediendo o de quién es (delirios) o ve o escucha cosas que no existen (alucinaciones). Como causas, según la revista estadounidense «Med line Plus», los problemas médicos que pueden causar psicosis incluyen el alcohol y ciertas drogas ilícitas, tanto durante su consumo como durante la abstinencia; enfermedades cerebrales, como el mal de Parkinson y la enfermedad de Huntington; tumores o quistes cerebrales; demencia (que incluye el mal de Alzheimer); VIH (la Sida) y otras infecciones que afectan el cerebro; algunos fármacos de venta con receta, como esteroides y estimulantes; algunos tipos de epilepsia; y los accidentes cerebrovasculares. Además, la psicosis también se puede encontrar en la mayoría de las personas con esquizofrenia; algunas personas con trastorno bipolar (maníaco-depresivo) o depresión grave y algunos trastornos de la personalidad—. «A ver, es que mi hijo no tiene nada», denuncia la madre del crío actualmente en un Centro de Menores Tutelados en Cataluña llamado «LLar juvenil» de Vic (Barcelona).

«O sea, le quitaron un medicamento y le han puesto otro, pero es que cuestión es medicar da igual con qué; la cuestión es medicar porque, según el estado de precios» de internamiento para cada persona menor de edad tutelada «los presupuestos» que el Centro de Menores Tutelados «cobra de la Dirección General de Atención a la Infància y la Adolescencia (DGAIA)» aumentan. «O sea, con que el centro cobra entre 600 euros o 1.000 euros más por medicar a un menor. Entonces, claro, además mi hijo tampoco entendía porque está en el centro. Imagínate que si ellos mismos ponen que relaciones afectiva positiva» en el informe de la relación entre mi hijo sus padres. «O sea que mi hijo no entendía por qué estaba en el centro. ¿Por qué no tiene vivienda como quiere servicios sociales? Pues ahora lo tiene, pero sigue estando en el Centro de Menores tutelados», denunció a Lasvocesdelpueblo al ser preguntada por su caso.

«Los Servicios Sociales no están pensando a devolver a mi hijo, a pesar de todos los informes buenos, porque están construyendo nuevos Centros de Menores Tutelados y los tienen que llenar» para su negocios, sentenció durante una conversación grababa (audio) con el diario digital Lasvocesdelpueblo.

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| Durante la protesta de esta mañana frente al los Juzgados de Granollers, Moiseenko ha manifestado que red, a su juicio, «se ve únicamente en España» dijo al tiempo que denunciaba también una supuesta violencia moral de la Policía catalana, Mozos de Escuadra contra ella durante su guerra contra la administración: «El otro día en la Avenida Paralelo de Barcelona, para mí sola han tenido» que enviar hasta «tres furgones de Policía; 6 agentes para una madre sola y afectada porque quieren callar a las madres», dijo lanzando avisos a grupos de chicos y chicas que iban entrando y saliendo de los Juzgados: «los Servicios Sociales están robando a los niños para prostituirlos, para la venta de órganos y para sus rituales satánicos; tener cuidado con los Servicios Sociales, meten a los niños en los Centros de Menores tutelados para cobrar».

Moiseenko reitera que hay una administración paralela que vive de «nuestros bolsillos; de los de los ciudadanos que trabajamos y que pagamos de impuestos; sí estáis cobrando de la violencia sobre los niños; estáis cobrando y viviendo a costa de violencia que estáis criando los Juzgado; estáis criando la violencia; un juez ha cobrado 5000 euros por una demanda (…) en una España democrática. Sin vergüenza. Estáis criando la violencia porque está cobrando de ello».¿Sabéis cuánto dinero gasta la familia? Entre 10.000 euros y 80.000 euros para recuperar el menor. ¿Y dónde va este dinero? A los bolsillos de los corruptos que están en los Juzgados y que viven de este dinero mientras tanto los niños están llorando para recuperar a su familia: madres o padres», agregó la activista.

Retomó la palabra y advirtió de que el Partido Socialistas junto a otras formaciones políticas -señaló- «están prostituyendo a los niños». A continuación, Moiseenko afirmó que tiene como fuente de información las noticias «publicadas en periódicos» digitales que vinculan directamente al Partido Socialista a esos hechos graves. Asimismo, citó el caso del «Niño Jesús, de 9 años», de quien las autoridades catalanas retiraron su «custodia a la familia para matarlo y para vender sus órganos» supuestamente después de «matar» a ese niño. Además, mencionó el caso de «Vanessa», una niña que tras perder la custodia sus padres, fue entregada a una «familia de acogida» y está la «mató» después. «¿Los Juzgados de Granollers y muchos otros juzgados están callados y los periódicos dónde están? ¿Qué policía?», preguntó.

Retomó la palabra para más señalamientos y acusaciones contra la supuesta corrupción de menores perpetrada supuestamente por el Partido Socialista. «Para estos corruptos, los niños les da igual porque lo que quieren es la pasta». «Están comprando también hasta de los farmacéuticas; pasta de las farmacéuticas para visitar a los niños totalmente sanos y a ver qué pasa con estos niños. Hacen ensayos en los niños porque los niños son del gobierno; el Gobierno de España. PSOE puede hacer lo que quiere (de los niños) prostituirlos, venderlos a los pederastas, ensayos psiquiátricos, violar a los niños, todo lo que quiere» impunemente.

2.- Declaraciones de la afectada Elena Volkova

Según ha podido saber el diario digital Lasvocesdelpueblo, la afectada Elena Volkova está en lucha indefinida y ha solicitado y ya tiene los permisos indefinidos para manifestarse frente las puertas de los Juzgados de Granollers en calle de Josep Umbert i Ventura, número 124, código postal 08400 Granollers, en provincia de Barcelona, (Cataluña) para todos los lunes de las 10:00 horas de la mañana a las 15:00 horas, hasta que las autoridades catalanas le devuelvan la custodia de su hijo Alexie».

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| La afectada Volkova ha exhibido al diario digital Lasvocesdelpueblo, durante la protesta, una respuesta de las autoridades sanitarias catalanas sobre una inspección sanitaria, sin sello oficial de la institución catalana, sobre «comida podrida con gusanos con moho (hongo) ultraprocesada» -que esta joven madre tacha de «peor calidad nefasta imposible», y la respuesta de Sanidad Pública catalana al respecto llegó «sin sellos, sin firma, diciendo que todo está correcto», afirmaron desde las instituciones catalanas el pasado «19 de enero de 2023» —de acuerdo con el texto que desprende de la documentación en catalán titulada «Informe sobre les condiciones higienico-sanitaries del centre educatiu Sek Catalunya» (avenida Els Tremolencs 24-26, de la Garriga (Barcelona)—, con procedencia «Secretaria de Salud Pública/Subsecretaria Regional a Barcelona de la Generalidad de Cataluña, pero 15 días después, «el 3 de febrero de 2023», afirma Volkova, se declaró «un brote de gastroenteritis» y hubo el 10 de mayo de 2023 «nuevos episodios de gusanos en la comida» de dicho centro. Lo que la obligó a presentar «otra queja» ante «el Ayuntamiento de La Garriga», municipio español ubicado en la Comarca del Vallés Occidental (Barcelona) y otra denuncia ante «Sindic de Greuges (Defensor del Pueblo)». Sin embargo, la respuesta fue un silencio de la Administración. «A mí sí que me quitaron la custodia de mi hijo», alojado en la actualidad en dicho centro, asegura la madre de Alexie.

Respecto al proceso judicial de retirada de la custodia de su hijo, que se realizó en los Juzgados de Granollers, ha asegurado: «Presuntamente hablando, dictaminaron una sentencia salvaje para separar conmigo a Alexie»-en referencia al hijo de ella- «estamos separados; mi hijo está sufriendo sin recibir amor y cariño de su madre» -dijo Volkova señalando varios carteles improvisados de su caso judicial  colgados cerca de la entrada de los Juzgados: «aquí hay informes con su puño y letra (del hijo de ella)» en el que Alexie explica textuamete que él «quiere vivir» con su «madre». Esta afectada concreta que el Servicio Social, el «Punto Encuentro Familiar (PEF) mandó a los juzgados informes favorables hacia mí, diciendo que necesita aumento horas, necesito que el niño quiere estar con su madre», pero -sigue explicando- «la juez, presuntamente hablando, por sus silencio, mantiene» los indicios de «violencia», «maltratos». «Después dicen»: «aquí otro número más».

Asimismo, Volkova ha hecho un llamado a todas las afectadas en España a salir a la calle. «Las mujeres que sufrimos y queremos compartir nuestro experiencia para que no sucede con vuestros hijos, nietos o hermanos, pero para esto necesitamos que toda España se levanta y toda España salga a las calles porque niños no tienen voz; niños no entienden política y necesitamos todos mayores que vamos a salir a las calles luchar para que nuestros hijos tengan la enseñanza, infancia segura y feliz», remachó.

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| En un momento de la protesta, Volkova ha querido asesorar a las madres y padres o parejas en dificultades económicos o que puedan estar buscando la causa del fracaso escolar de sus hijos o simplemente que por tener un problema de convivencia en la pareja o con el niño el maestro de este, el médico, o la Policía eleve el caso a los Servicios Sociales sin toda la información necesaria que lo corrobore. «Todos están afectados vale porque hoy en día no tiene ningún padre o ninguna madre la seguridad al llevar su hijo a urgencias, a tener parto o llevar al niño al colegio, guardería» son niños desde los que van a «secuestrar a las criaturitas» con la excusa de que los padres «están maltratando» al niño. «Y si vais a denunciar todo esto o los niños no aguantan (…) y hay fracaso escolar o abusos y entonces se suicidan porque no reciben ayuda mientras los padres que estáis denunciando, entonces los Servicios Sociales quitan la custodia de vuestros hijos». «Para que no pasa estas cosas, tenemos que salir todos a las calles y pedir que dimite este corrupto político, que cambian leyes y para que haya justicia justa porque pagamos nuestros impuestos a estos jueces y fiscales, para que haya justicia justa para que nos defiendan y nuestros a hijos. Pero para eso necesitamos salir todas las calles», dijo Volkova señalando que «son corruptos políticos, jueces y fiscales (de menores) -no todos-, pero» un buen número de «jueces y fiscales» de menores «son corruptos y mafiosos». 

«Estamos antes los juzgados de Granollers Centro (Barcelona). Pedimos justicia donde aquí no hay justicia. Ya sabes por denunciar un colegio de Cataluña, en diferentes lugares Sanidad Defensor del Pueblo, Ayuntamiento de La Garriga (Barcelona), Sanidad, Ministerio Educación», solicitando cambio urgente de colegios de mi hijo, ya sabéis cómo terminó todo esto: me quitaron custodia de mi hijo. Estas informaciones… estamos compartiendo con ustedes sobre todo que no sois afectados para que salváis a vuestros hijos, compartir estos vídeos que estamos grabando porque estos vídeos y lo que grabamos es para vosotros que no sois afectados para que informáis, para que salváis vuestros hijos. Aquí ahora mismo voy a enseñar porque esto saldrá el periódico digital […] Magdalena graba todo y pasará la información para un periódico digital. Además, saldrá el canal de Youtube».

«Por denunciar comida podrida con gusanos, con moho, vale que no hay ni siquiera -ni sé quién cocinó- y dicen que todo está bien; después de esta respuesta de la Consejería de Salud de la Generalidad de Cataluña, habían brotes gastroenteritis y nuevos episodios moho y gusanos en la comida. Pongo otra queja en Defensor del Pueblo, Ayuntamiento de La Garriga. No hay ni una miseria sanción contra el colegio. Cataluña está en lista número uno de colegios terroríficos. Es lo que vamos a hacer, el colegios, guarderías o hospitales donde están maltratando criaturitas. Van a entrar en listas terroríficas», dijo Volkova.

Volkova, que confirma dos años de batalla y que le han prohibido ver a su hijo y que solo le queda las denuncias sociales, se pregunta por qué: «¿Centros de menores y fundaciones privadas no están condenadas» hasta la fecha? «Jueces y fiscales, pagamos todos los españoles vuestros sueldos con nuestros impuestos. Aquí están noticias que nos salen en televisión», dijo en referencia a la concentración ante los Juzgados de Granollers. «Yo pedí los permisos indefinidos» para las manifestaciones y «voy a salir aquí cada lunes» ante «los Juzgados de Granollers Centre hasta que devuelvan custodia de mi hijo. Mi hijo he parido yo y nadie» tiene derecho a quitar mi hijo. «Aquí están prevaricando, informes… ¿Alguien no puedes ni defender su hijo maltrato en los colegios? ¡Po el amor de Dios! ¿Cómo vamos a acabar en España? […] colegio terrorífico, no tiene ni una miseria sanción, enseñanza.. necesidades criaturitas (…) dislexia, discalculia y hiperactividad, niños con autismo o cualquier discapacidad que tienen niños» pero no le educan según «sus necesidades» sino que hacen lista terrorífica; en colegios, guarderías y hospitales es dónde están robando a vuestros hijos y maltratando vuestros criaturitas. Solo nos queda un denuncia social porque ya sabe eso estoy luchando aquí desde hace casi dos años para tener un abrazo con mi hijo. Sabéis que me quitaron todas horas de visita, pero, a pesar de todo ello, yo voy a salir a la calle para que el día de mañana mi hijo vea la lucha que he hecho por él -tesorito Alexie, mamá te quiero muchísimo- y yo lo sé cuando vas a crecer, vas a ver todo esta lucha que hizo tu madre por ti y por todos niños de España. (Mi hijo) no se toca», sentenció, visiblemente emocionada, y firmando sus afirmaciones con su nombre y apellido: «Elena Volkova», dijo.

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| Añadió que decidió llevar ante los juzgados Granollers Centre, Instrucción número 8, el caso de su hijo, respecto a los «gusanos» y «moho» en la comida del colegio y «la única ayuda» que le dieron los Tribunales por «denunciar todo esta barbaridad, todo este terror, fue quitarle «custodia de mi hijo». Hoy en día «para que vuestros hijos», exigiendo «una enseñanza digna, buen trato de los colegios, por denunciar todo este terror te pueden quitar tu hijo», dijo a los transeúntes. «Aquí está la Justicia, no hay. Presuntamente hablando, sentencias amañadas», señaló a gritos: «¿Instrucción número 8 por qué no tengo visitas con mi hijo? ¿Dónde está Protección de Menor y Punto de Encuentro Familiar? Vosotros, con vuestras silencio, mantenéis ayuda a un maltratador» -dijo- los niños tutelados «no se huérfanos ni abandonados, son secuestrados con falsas informes de los Servicios Sociales, de los colegios, de los médicos y psicólogos. Todos son cómplices de este negocio de niños».

Asimismo, se dirigió a los menores: «Niños tutelados, sus madres, padres y abuelos están luchando por vosotros; niños tu tutelados, este mensaje para vosotros, vuestros padres y madres os quieren; no tenéis que creer a estas gentuzas que os dicen estáis dentro de Centros de Menores o familia acogida porque vuestros padres/madres no os quieren. Es mentira; vuestros padres/madres sí  que os quieren; vuestros padres/madres están luchando, vuestros padres/madres día y noche están llorando por vosotros, pero cuando salimos no podemos no nos puede callar ni una lágrima porque si un padre/madre» rompe en lágrimas, dirán que estamos mal de la cabeza».

A la activista Elena Volkova se le hierve la sangre cuando lee los consejos de los grupos feministas y lobbies del Género a las madres separadas o en conflicto con su marido. Considera que estamos frente a una «dictadura corrupta». Llama a los españoles a «despertarse» frente a «esta España» que es a «día de hoy una vergüenza internacional; esto es todo negocio. Lo que están haciendo con criaturitas esta Justicia corrupta». España es «ya en todo el mundo una vergüenza internacional». «Los Servicios Sociales» aconsejan a las mujeres para que «interpongan falsas denuncias a los padres de sus hijos» como condición para poder recibir el asesoramiento jurídico y apoyo económico necesario. «Entonces en este caso te vamos a ayudar», dijo advirtiendo a las mujeres: «Por favor, no caigáis en estas mentiras de los Servicios Sociales y de los chiringuitos Violencia de Género; es una mentira; la única ayuda que os van a dar será tutelar a vuestros hijos y después los padres, que son inocentes no podrán ayudaros» porque también los mismos Servicios Sociales «van a» solicitar ante la Justicia «orden de alejamiento» contra «estos buenos padres porque necesitan» que suben las «estadísticas» anuales sobre los maltratadores, pero «maltratadores y agresores sexuales, violadores están sueltos» por su Ley del solo sí es sí, «porque» a la vez «necesitan más mujeres y niños violados y maltratados para justificar esta violencia de Género; ese chiringuito de Igualdad».

3.- Un pareja afectada Irene Maldonado y Jonathan Viera

Irene Maldonado y Jonathan Viera -que pasaba por allí y se sintió identificada en las declaraciones y mensajes lanzados por las activistas Ruslana Moiseenko y Elena Volkova- decidieron apoyar la protesta y explicar su caso a Lasvocesdelpueblo.

La mujer de de Jonathan Viera, Irene Maldonado, explica el duro caso de su joven familia que tras recibir el aviso de pérdida de custodia cuando nazca su crío por para de la Dirección General de Atención a la Infància y la Adolescencia (DGAIA), huyeron a Francia donde tuvo el parto y más tarde, decidieron volver a España y pudieron vivir en familia, los tres, sin problema hasta que llegó el día del «secuestro» institucional en la vía pública con furgones policiales. «Cuando estaba embarazada de 4 meses nos citaron aquí en Granollers en la Dirección General de Atención a la Infància y la Adolescencia (DGAIA) y nos hicieron una Devolutiva de que nos iban a retirar a nuestra menor en el hospital cuando naciera; nos haría una retención hospitalaria. No estábamos de acuerdo, no quisimos firmar y cuando nació la niña nos fuimos a Francia porque aquí en España no la querían quitar y nos tuvimos que ir a París (Francia) a tenerlo porque aquí en España no le van a quitar».

Se llevaron a mi hija a la fuerza del coche nos estuvimos

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| La afectada Maldonado añade: «Hemos estado nueve meses con ella; nueve meses que ha estado bien cuidada en su casa, bien lavada, bien duchada y con sus padres, con sus hermanos como tiene que ser. A los 9 meses de ella haber nacido, vinimos aquí a Granollers y nos estuvo siguiendo la Policía: los Mozos de Escuadra de aquí de Granollers. No pararon en la rotonda de aquí, de Granollers, 6 o 7 coches de los Mozos de Escuadra y se llevaron a mi hija a la fuerza del coche. ¿Nos estuvimos 10 días preguntando dónde se iba mi hija? ¿Con quién se iba mi hija? No supimos nada ni a qué centro ni con quién se la llevaban. No nos daban información y a los 10 días nos dijeron que se le habían llevado un centro. No nos quisieron decir el nombre ni nada. No te dejan verla una hora semanal. Luego un estudio (…) el estudio metieron a mi cuñado para que se la quedara que él» porque tiene un trabajo fijo con años de antigüedad, su casa y su mujer de 20 años. Nos dijeron que a final de este mes de (de enero) se la llevaría a su casa y finalmente no se la han dado tampoco supuestamente «por un antecedente sobre asuntos familiares». Lo que y han tomado ahora (como decisión) es darla a una familia de acogida. No sabemos nada más de momento«.

Apoyando su causa, Elena Volkova tomó la palabra y manifestó que: «Aquí están padres y madres» de una niña, juntos, «que están luchando por su hija. Los niños tutelados no son abandonados ni son huérfanos ni son desamparados son secuestrados por los Servicios Sociales, por la Policía, por los médicos y por los Juzgados injustamente. Aquí» un ejemplo de «madre y padre (juntos que) están luchando por sus hijos» -reiteró la activista- «niños tutelados no son abandonados».

Asimismo, pidió a las «familias de acogidas» que dejen de colaborar en la destrucción de las familias con las «acogidas de niños y mantener este sucio; un negocio… Aquí madre y padre luchando por su hija. Esta niña necesita amor y cariño de su mamá y papá para su desarrollo correcto, para que esta niña sea feliz necesita amor y cariño de su mamá y papá. Aquí estáis viendo historias reales que nos salen en televisión: madres y padres afectados que están luchando por sus hijos. Estos niños no son huérfanos ni son desamparados son secuestrados», dijo Volkova.

En este sentido, Irene Maldonado retomó la palabra y reclamó una «investigación» seria de cada caso antes de tomar decisiones irreversibles como romper una familiar y destruir la vida de una niña cuyos padres están vivos, unidos y están luchando por ella. «Se tiene que investigar bien a quien quitarle a sus hijos. Mi hija no estaba mal, estaba en su casa con sus padres, con su techo, con su cama y con todo. Se la han llevado y la tienen mal, la tienen sucia, la tienen malas condiciones. Desde el día que entró en el Centro de Menores Tutelados está descuidada, se la llevan para tenerla mal que se quede con sus padres. También Ruslana Moiseenko intervino para asegurar que es un negocio en el que todas las partes del sistema salen ganando. «Cobran desde 5.000 euros (…). Pueden cobrar incluso más por ser un bebé».

Por su parte, el padre de la niña Michelle Villegas, Jonathan Viera, ha asegurado que él es de «Ecuador» y que es la primera vez que hablé en público y que: «quitan los niños, no saben dónde van» y cree que estos niños pueden acabar en «la prostitución, (…) las drogas, se hacen de todo. Yo también he sido pequeño yo no he sido tutelado ni nada de esto, pero he visto esto esto; lo único» que pido es que me devuelvan a mi hija que se llama «Michelle Villegas», ha dicho al ser preguntado también por el nombre de ella como por su origen de procedencia.

Irene Maldonado, la madre de Michelle Villegas, retoma la palabra para hacer un llamamiento a todas las parejas en dificultades de mantener distancias infinitas con los Servicios Sociales y la administración porque será el camino sin retorno. » Que no vayan a Servicios Sociales a pedir ningún tipo de ayuda; no pidan nada. Búsquense la vida» como sea porque si os acercáis a los Servicios Sociales os «roban» los niños. «Eso sí que es un delito quitar a los niños. No, (no vayáis a los Servicios Sociales). Que se busquen la vida; no pidan ayudas porque cuando pidáis una ayuda» y los Servicios Sociales «os ven vulnerables, se llevan a vuestros hijos. No pidáis ayudas. Búscate la vida» como puedas, «no pidas ningún tipo de ayuda; nunca… jamás. Hay que pasar desapercibidos; cuanto menos te conozcan mejor. Que no sepan nada de tu vida ni la de tus hijos. Aunque te estén muriendo de hambre, vete al super y roba (la comida)». Preguntada por el número de niño que las autoridades quitan a sus padres al año en España, la afectada Irene Maldonado afirma: «No hay número; cada día sería un 40.000 niños al día. No hay número. Les da igual. No miran si están bien si están mal, no miran nada solo se los llevan, cobran y se acabó. Te destrozan la vida. No hacen nada más que destrozarte la vida a ti y al niño que se llevan», sentenció Irene Maldonado.

4.- Badel de 27 años, ex Menor Extranjero No Acompañado (MENA) del centro tutelado «LLar juvenil» de Vic, desde los 13 años hasta los 18 años, padre de dos hijos

Badel, que vive del reciclaje desde que salió del Centro de Menores Tutelados, ha denunciado que «se tiene que parar esto. Se tiene que quedar el niño con su padre. A mí también me quitaron a mi hija; me quitaron mi hija» cuando «tenía una semana, pero gracias a Dios la recuperé, pero ya tienen que parar de hacer esto porque los padres no tienen que estar separados de sus hijos» por parte de la Administración. «Es justo lo que quiero decir; justicia y nada más», afirma y denuncia que es la «Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA)» que le quitó entonces a su niña.

Badel dice que «hay que saber cómo tratar» con los Servicios Sociales y la Dirección General de Atención a la Infància y la Adolescencia (DGAIA), dijo sin mencionar su supuesta estrategia, pero todo apunta que sea extraoficial al ser de origen quizás «marroquí» o ex MENA aunque precisa que no era por eso sino que investigaron su caso y descubrieron que los rumores eran falsos y le devolvieron a su niña.

Insiste en que la Dirección General de Atención a la Infància y la Adolescencia (DGAIA) le ha «ayudado» y, de acuerdo con sus manifestaciones, la DGAIA habría intervenido en la devolución de la custodia de su niña. Reconoce que «hay mafia en la Dirección General de Atención a la Infància y la Adolescencia (DGAIA)», pero quiere dejar claro que en esta institución «no todo» el personal está corrupto. «Yo hecho plan de trabajo; me duró 8 meses», apuntó frente a una madre que también ha hecho un plan de trabajo y lleva «cinco años esperando» que se le devuelvan la custodia de su niño, pero va a ser que no porque lo de Pavel era extraoficial.

«Yo digo eso porque yo me crié en el Centro de Menores Tutelados, estuve desde que tenía 12 años de edad y hasta que cumplí los 18 años y me echaron del centro para la calle. Me dieron los papeles para buscar el trabajo», dijo y añadió que no tomó consciencia de su situación y mantuvo una vida irresponsable desde entonces porque «en el Centro de Menores Tutelados solo se aprende cosas malas» hasta que la Administración rechazó anuló sus papeles de residencia y de trabajo. Finalmente, él rectificó y tomó en serio las cosas: «Ahora si que estoy aprendiendo las cosas buenas, me he puesto a trabajar y estoy trabajando», dijo no refiriéndose al empleo sino a integrarse en el sistema y recuperar su vida y ser una buena persona. «Pero cuando estuve en el Centro de Menores Tutelados solo aprendí cosas malas, nada bueno». Afirma que durante su situación de tutelados, «me dieron ciencias durante seis meses, estudiar dentro del centro y ya está. Me dieron los papeles sin trabajo. Llevo desde los 18 años sufriendo sin trabajo hasta ahora (27 años). Ahora tengo 27 años y soy padre de dos hijos. Me he casado y tengo dos niños, aún no tengo (un buen) trabajo» porque tampoco tengo los papeles.

Confiesa que en los Centros de Menores Tutelados «te dan medicación para dormir y nada más, para dormir y ya está». Explica que la comida es variada porque van a pasar al menos «8 años» en el centro y que en cuenta a la ropa, es cada «6 meses» que «se nos dan» la ropa nueva. Reconoce que fallos graves en el funcionamiento del centro. Niega abusos sexuales masivos, pero reconoce relaciones sexuales consentidos entre de menores de los chicos donde afirma haber estado. Lamenta que haya niños buenos que lleguen y acaban «aprendiendo cosas malas».

Asegura que aunque se le hayan devuelto la custodia de su hija, le siguen llamando desde la administración «tres veces» y eso le «da miedo». «Cada mes hacemos una visita con la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) y eso me asusta» mucho, afirma añadiendo que «soy marroquí».  este joven padre de familia desea que la situación de otras manifestantes se resuelve pronto porque «es muy duro», reitera.

Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España| «Yo he intentado suicidarme muchísimas veces cuando» los Servicios Sociales «me quitaron a mi hija; muchísimas veces. Los hecho y me salvaron, y lo volví a hacer y me salvaron, y lo volví a hacer y me salvaron», reiteró muy decidido, dejando claro que él estaba dispuesto a todo para recuperar a su hija. «Hasta 6 veces» Badel intentó suicidarse tras perder la custodia de su hija. Lamenta que que la administración solo le dejaba entonces ver a su hijo «durante media hora». En la actualidad, asegura, «ya no pienso en suicidarme porque ahora pienso en luchar por mis hijos, como sea, pienso en luchar por mis hijos». «Sin (mis) hijos no hay felicidad». «Sin tus hijos, no vas a poder comer ni dormir por la noche. Por eso cuando yo te he visto, yo he sentido lo mismo que tú», dijo dirigiéndose a la madre de Alexie, Elena Volkova. Las activistas le aconsejan de alejarse de las ideas suicidas y de centrarse en la lucha por su familia.

Badel concluye que no teme la deportación de su familia y él a Marruecos porque la administración anuló su regularización poco después de su salida del centro de Menores Tutelados cuando no quiso seguir con su integración y buscar un trabajo o formación profesional. «No tengo papeles; me los quitaron. La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA)/los Tribunales de Justicia me los quitaron porque me dieron los papeles y no tuve trabajo. Ahora mismo» vivo del reciclaje: la «chatarra y no gano (prácticamente) nada. Hace poco que he pasado por aquí. Doy la vuelta por Granollers» buscando chatarra, pero no encuentro nada «y ahora voy a volver a casa con las manos vacías», concluye cuando una de las activistas se ofrece para darle un poco de dinero| Corrupción y proxenetismo en Centros de menores de España.