CUP admite que el separatismo está «desmovilizado» y considera ‘somnífero’ la Mesa de traición a España

.La izquierda radical separatista no se considera socio del Gobierno separatista porque el «día a día» del Ejecutivo de Aragonés está o con la ultraizquierda Unidas Podemos (Los Comunes) o con el PSC-PSOE. CUP ve difícil que acabe pactando los Presupuestos 2023 porque «se basan en la estética, y hay elecciones municipales el próximo año

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 24.08.2022. La diputada del Grupo Parlamentario de la extrema izquierda separatista CUP en el Parlamento de Cataluña, Eulàlia Reguant Cura, este miércoles durante una entrevista. ACN

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), miércoles 24 de agosto de 2022. La diputada del Grupo Parlamentario de la extrema izquierda separatista CUP en el Parlamento de Cataluña, Eulàlia Reguant Cura, ha acusado al Gobierno de coalición separatista de la Generalidad de Cataluña que preside el hispanófobo coordinador general de la también izquierda radical separatista ERC, Pere Aragonès García, de «dormir» el proceso golpista con la Mesa de la traición a España y de haberlo convertido en una «comisión bilateral».

En una entrevista que la agencia catalana de noticia publica este miércoles, la dirigente ultraseparatista ha lamentado que en este espacio no se está abordando el Procés.

Reguant ha reprochado al Ejecutivo de Aragonès que da el mensaje al separatismo que «no hace falta que se movilice, que ya está él para abordarlo».

Por otra parte, después de que el presidente hispanófobo de la Generalidad de Cataluña haya tendido la mano a CUP para los Presupuestos 2023 de la Generalidad catalana, Reguant ha dicho que «no tiene ningún sentido» que se refiera a ellos como socios preferentes. «Es muy fácil hablar de socios preferentes, cuando en el día a día tienes unos socios efectivos, que son el PSC y los Comunes (la ultraizquierda Unidas Podemos)», lo ha remachado.

La diputada de extrema izquierda separatista cree que el Gobierno secesionista «siempre, desde el primer momento» ha preferido a la ultraizquierda Unidas Podemos antes que CUP.

De hecho, el Ejecutivo de coalición separatista aprobó las últimas cuentas con los votos del Grupo Parlamentario de la ultraizquierda, que lidera Jéssica Albiach Satorres. «Que sean sinceros y honestos y que dejen de tratar a la gente como menor de edad». «Que expliquen quiénes son sus socios y sus alianzas», ha exigido Reguant.

El líder del PSC y ‘Consejero de la Oposición’, Salvador Illa Roca, se ofreció al Gobierno separatista esta semana para aprobar los Presupuestos del próximo año, en declaraciones a Cataluña Radio; un cambio de cromos entre PSC-PSOE y ERC para que también está formación apruebe las cuentas 2023 del Gobierno de coalición socialcomunista de PSOE y la ultraizquierda Unidas Podemos, que preside Pedro Sánchez Pérez Castejón.

Pero Aragonés, en una entrevista esta semana a la agencia catalana de noticias, cerraba la puerta a la oferta de los socialistas, y se orientaba hacia CUP y la ultraizquierda Unidas Podemos.

Reguant cree que el presidente del Gobierno separatista de la Generalidad de Cataluña «no necesita» negociar los números con el líder del PSC-PSOE porque «en el día a día, con las políticas que impulsa, ya van de la mano».

CUP ve difícil que acabe pactando los Presupuestos 2023 porque «se basan en la estética, y hay elecciones municipales el próximo año».

Preguntada por si las relaciones entre Gobierno y CUP son «reconducibles», la diputada ultraseparatista dice que esto depende del Gobierno, pero no lo ve posible si sigue haciendo las políticas que ha hecho hasta ahora.

La extrema izquierda separatista quisiera de las que «vayan a la raíz de las cosas», en materia de vivienda o emergencia climática. «Nos hubiera gustado ver a un Gobierno defender la Renta Básica Universal como ha defendido la candidatura de los Juegos Olímpicos de invierno», ha razonado.

CUESTIÓN DE CONFIANZA

CUP y ERC pactaron, en el acuerdo de investidura, que Aragonès se sometería a una cuestión de confianza a medio mandato.

Según este entendimiento, el compromiso de someterse a esta moción de confianza a medio mandato debía servir no sólo para investirle como presidente, sino también para sumar el apoyo de los diputados de esta formación política a los próximos Presupuestos de la Generalidad de Cataluña.

Aragonès ya ha rechazado someterse a ello porque la CUP «no tiene sobre la mesa» garantizar la estabilidad del Ejecutivo separatista.

Para Reguant, «no es cierto esto de la estabilidad» y «da igual» si lo acordó con CUP o no: «Es positivo que lo haga, y nosotros seguiremos defendiendo que es necesaria».

Desde CUP ven en la Cuestión de Confianza una «herramienta de democracia y transparencia». De no existir cuestión de confianza, una «opción» sería que Aragonés convocara elecciones anticipadas para evaluar si cuenta con el apoyo del separatismo. Sin embargo, CUP de momento no se lo han planteado.

LA MESA DE LA TRAICIÓN A ESPAÑA Y ALTERNATIVAS

CUP no comparte la estrategia de Aragonès y la Mesa de la Traición a Espal.

Y es que creen que la Mesa de la traición a España «se ha convertido en una bilateral entre la Generalidad de Cataluña y el España, un espacio de estabilidad entre gobiernos».

«Lo que no estás haciendo es abordar el Procés, porque lo que has hecho es dormirlo», se ha quejado Reguant, que cree que el Procés sólo se resolverá «con» un separatismo «organizado, movilizado, y si el Gobierno pone la agenda social como punta de lanza del proceso independentista».

Después de que Aragonés argumentara en su entrevista que no renunciaría a la Mesa de la Traición a España aunque hubiera un Gobierno de VOX wn la Moncloa (Presidencia de Gobierno de España), Reguant ha dicho que «no es cuestión de con quién suyos, sino con cuáles condiciones».

ALTERNATIVA A LA MESA DE LA TRAICIÓN A ESPAÑA

«Blindar la soberanía del Parlamento  de Cataluña y que se hagan políticas que respondan a la precariedad laboral, a tener un techo bajo el que vivir, y que se aborden aquellos elementos que hacen que la gente tenga lo básico cubierto, más allá de lo que diga el Poder Judicial».

CUP también lamenta que tanto ERC como JxCat «cerraron la puerta muy rápidamente» en el referéndum de autodeterminación que propusieron los los ultraseparatistas para esta misma legislatura.

«Escocia lo ha puesto sobre la agenda». «Podemos aprovechar el debate que se produce en la Comunidad Internacional para ubicar el derecho de autodeterminación en la agenda”, ha insistido.

OTOÑO MUY CRUDO

Reguant también ha admitido que el separatismo está «desmovilizado», y ha pedido «organizarse» de cara a un otoño que se prevé «muy crudo por la mayoría de la gente».

«Hay que vincularlo a la necesidad de soberanía, la capacidad de decidir aquí, impulsar la energética pública que el Parlamento de Cataluña aprobó», ha enumerado.

Por último, la líder de la formación ultraseparatista también se ha pronunciado sobre la propuesta «amplia» por la oferta de un Referéndum de autodeterminación y más allá del separatismo que Aragonès dijo que presentaría durante el debate de política general.

«Son palabras que nada dicen, porque el proyecto por el referéndum siempre ha ido más allá del independentismo estricto». «¿Cuál es la novedad?». «Que lo cuente» Aragonés, ha ordenado.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot