«Dani Alves me violó con violencia y actitud despectiva»

0
32
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (REINO DE ESPAÑA), 05 DE FEBRERO DE 2024. El exjugador brasileño del FC Barcelona y exinternacional de Brasil, Daniel Alves da Silva (Dani Alves), acusado de violar a una joven en un baño de la discoteca Sutton de Barcelona, hoy en el juicio en los Juzgados de Barcelona. El Tribunal permite a Dani Alves declarar al final y rechaza que se vulneraran sus derechos procesales, dijo la Audiencia de Barcelona. "Dani Alves me violó con violencia y actitud despectiva", dijo la víctima hoy en el Juicio. Efe

Barcelona (Reino de España), lunes 5 de febrero de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).-«Dani Alves me violó con violencia y actitud despectiva». La joven de 23 años que acusa al exjugador del Barça y ex-internacional de Brasil, Daniel Alves da Silva (Dani Alves), de haberla violado en un baño de la discoteca Sutton de Barcelona ha ratificado este lunes su versión ante el tribunal que juzga al futbolista, en una declaración de más de una hora, a puerta cerrada y entre extremas medidas de protección.

Según fuentes jurídicas, la víctima ha mantenido ante la Audiencia de Barcelona el relato que ha sostenido a lo largo de la instrucción de la causa: que «Alves la agredió sexualmente, con violencia y una actitud despectiva, tras apremiarla a entrar con él en el estrecho baño del reservado de la discoteca Sutton».

Protegida por una mampara

«Dani Alves me violó con violencia y actitud despectiva»| La joven ha declarado durante cerca de hora y cuarto, junto al banquillo donde se sienta Alves, pero protegida por una mampara para impedir su confrontación visual con él y acompañada de agentes de los Mozos de Escuadra.

La declaración se ha llevado a cabo sin público, a puerta cerrada, con la voz distorsionada y la imagen pixelada, para impedir que se pueda divulgar su identidad en caso de una posterior filtración de la grabación del juicio.

Tres días de juicio

La primera sesión del juicio se ha iniciado con el trámite de alegaciones previas, que permite que acusaciones y defensas planteen ante el tribunal las alegaciones y peticiones de última hora que consideren oportunas, desde el orden de las declaraciones hasta las peticiones de nulidad del proceso de instrucción. El futbolista ha sido trasladado desde prisión en un furgón policial y ha permanecido en los calabozos de la Audiencia hasta que agentes de los Mozos le han llevado a la sala a la que se celebra el juicio.

Alves entró en la sala sin pasar por la zona de prensa

«Dani Alves me violó con violencia y actitud despectiva»| En su camino a la sala de vista, los agentes de la Audiencia de Barcelona han conducido al futbolista por conductos no habituales -no por el trayecto por el que suelen llevar al resto de presos-, con lo que Alves ha evitado pasar frente a los numerosos periodistas que, tras un cordón de seguridad, aguardaban su llegada a la sala de vistas.

Asimismo, varias agentes de la Unidad Central contra las Agresiones Sexuales de los Mozos de Escuadra se han encargado del acompañamiento de la víctima -que declarará a puerta cerrada y la grabación se guardará con su imagen pixelada y voz distorsionada- y de las dos amigas que iban con ella la noche que estuvo en la discoteca Sutton, quienes está previsto que declaren en el juicio como testigos.

La Fiscalía no tiene dudas de la agresión sexual

La Fiscalía no tiene dudas de que Alves agredió sexualmente a la joven, tras introducirla en el pequeño cubículo que suponía el baño del reservado, empleando una actitud «despectiva y violenta» con ella, lo que causó en la joven una sensación tal de «angustia y terror» que le impidió reaccionar.

Según sostiene el Ministerio Público, que da total veracidad a la versión de la denunciante, Dani Alves invitó a la joven y a sus amigas a tomar champán al reservado donde se encontraban y, tras estar bailando y charlando con ellas, hacia las 3:20 horas invitó a la víctima a seguirlo a una puerta colindante que ella desconocía daba acceso a un baño privado. Una vez allí, sostiene el Ministerio Público, «empezó a manosearla con ánimo lascivo y una clara intención de satisfacer sus deseos sexuales» y, «ante la resistencia de la joven y las súplicas para que la dejara marcharse, la abofeteó y la acabó violando, sin usar preservativo».

A lo largo de las tres sesiones de juicio desfilarán ante el tribunal 28 testigos, lo que incluye personal de la discoteca, el amigo que estaba de fiesta con Alves cuando sucedieron los hechos y la mujer del deportista, Joana Sanz, propuesta por la defensa para que acredite que la noche de Sutton iba ebrio.

También declararán los Mozos de Escuadra que atendieron a la denunciante y los que investigaron la violación a partir el análisis de las pruebas biológicas recogidas en el baño del reservado, así como los peritos que han emitido informes biológicos y psicológicos sobre la víctima| «Dani Alves me violó con violencia y actitud despectiva».