«Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima»

0
34
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (REINO DE ESPAÑA), 05 DE FEBRERO DE 2024. "Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima", según testigo amiga de la víctima en el Juicio. El exjugador brasileño del FC Barcelona y exinternacional de Brasil, Daniel Alves da Silva (Dani Alves), acusado de violar a una joven en un baño de la discoteca Sutton de Barcelona, hoy en el juicio en los Juzgados de Barcelona. El Tribunal permite a Dani Alves declarar al final y rechaza que se vulneraran sus derechos procesales, dijo la Audiencia de Barcelona. Dani Alves bebió botella y media de vino y dos whiskys. Efe

Barcelona (Reino de España), lunes 5 de febrero de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).- «Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima». Así lo ha relatado este lunes en la Audiencia de Barcelona, entre lágrimas, una de las dos amigas que acompañaban a la víctima en la discoteca Sutton de Barcelona la noche del 30 de diciembre de 2022, en la que el acusado ex internacional de Brasil y exfutbolista de FC Barcelona, Daniel Alves da Silva (Dani Alves), pegó «varias bofetadas» en la cara a la víctima y frotó su pene contra ella antes de violarla «de manera violenta» en un baño privado de la discoteca en Barcelona.

La víctima de Alves: «No me van a creer»

La víctima salió del baño de la discoteca llorando «desconsolada» y contando a sus amigas que el futbolista le había hecho «mucho daño», pero inicialmente se resistía a denunciarlo mientras repetía: «Solo quiero irme a casa, no me van a creer».

Así lo ha relatado este lunes en la Audiencia de Barcelona, entre lágrimas, una de las dos amigas que acompañaban a la víctima en la discoteca Sutton de Barcelona la noche del 30 de diciembre de 2022, quien ha añadido que Alves tuvo una actitud «babosa» y que también la toqueteó tanto a ella como a la otra chica del grupo.

El exjugador del FC Barcelona Dani Alves se sienta desde hoy en el banquillo de la sección 21ª de la Audiencia de Barcelona en un juicio por agresión sexual en el que la Fiscalía pide para el futbolista nueve años de prisión y la acusación particular ejercida por la víctima doce.

«Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima»| Según ha contado la testigo, cuando la víctima, de 23 años, salió del baño del reservado al que había entrado con Alves, no paraba de llorar «desconsolada» y «muy nerviosa», por lo que pidió a sus amigas salir de la discoteca mientras insistía en que el futbolista le había hecho «mucho daño». La testigo ha añadido que la denunciante solo quería marcharse a su casa y que a ella y a su amiga les costó «horrores» convencerla de que denunciara: «Solo repetía no me van a creer, no me van a creer».

Dani Alves pedía anular el proceso

La sección 21ª de la Audiencia de Barcelona ha zanjado así las cuestiones previas planteadas por las partes al inicio del juicio, trámite que la letrada de Dani Alves, Inés Guardiola, ha aprovechado para pedir la nulidad de la causa argumentando que se le investigó a sus espaldas y que el futbolista ha sido sometido a un juicio paralelo.

Las acusaciones replican a Dani Alves

Una alegación a la que se han opuesto tanto la Fiscalía como la acusación, que han resaltado que el daño de exposición mediática lo ha sufrido la víctima, después de que la madre del futbolista divulgara en redes sociales la identidad e imágenes de la joven.

El tribunal descarta que se vulneraran sus derechos

«Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima»| El tribunal ha descartado que se vulneraran los derechos del acusado durante la investigación del caso porque, a priori, no ha observado «ninguna anomalía determinante» en la instrucción y, además, le consta que «Alves estuvo asistido por su defensa desde el primer momento» mientras la denuncia por agresión sexual «seguía su cauce». También ha rechazado que se haya causado indefensión al acusado por el juicio paralelo que ha denunciado su defensa, que ha aportado al tribunal medio millar de informaciones sobre el caso.

Dani Alves declarará al final del juicio

La sala, eso sí, ha accedido a la petición de la defensa de que Alves declare al final del juicio, después de los testigos y las pruebas periciales, porque pese a que la alteración del orden habitual de la vista es una «cuestión polémica» en este caso está «plenamente justificada» para garantizar que el acusado responda al interrogatorio «con pleno conocimiento de todas las pruebas» practicadas.

De esta forma, Dani Alves declarará en la última sesión del juicio, prevista inicialmente para el próximo miércoles por la tarde, una vez hayan comparecido la víctima -que es interrogada hoy a puerta cerrada- y una treintena de testigos y antes de que las partes expongan los informes con sus conclusiones definitivas.

Tres días de juicio

El exjugador del FC Barcelona se sienta en el banquillo de la sección 21ª de la Audiencia de Barcelona, que ha reservado tres días -hasta el miércoles- para juzgar al futbolista, para quien la Fiscalía pide nueve años de prisión y 12 la acusación particular ejercida por la víctima.

El futbolista, que lleva un año en prisión preventiva por un delito de agresión sexual, afronta una petición de la Fiscalía de nueve años de cárcel acusado de violar a una joven de 23 años en el baño de un reservado de la discoteca Sutton de Barcelona la noche del 30 de diciembre de 2022.

«Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima»| La primera sesión del juicio se ha iniciado con el trámite de alegaciones previas, que permite que acusaciones y defensas planteen ante el tribunal las alegaciones y peticiones de última hora que consideren oportunas, desde el orden de las declaraciones hasta las peticiones de nulidad del proceso de instrucción. El futbolista ha sido trasladado desde prisión en un furgón policial y ha permanecido en los calabozos de la Audiencia hasta que agentes de los Mossos le han llevado a la sala a la que se celebra el juicio.

Alves entró en la sala sin pasar por la zona de prensa

En su camino a la sala de vista, los agentes de la Audiencia de Barcelona han conducido al futbolista por conductos no habituales -no por el trayecto por el que suelen llevar al resto de presos-, con lo que Alves ha evitado pasar frente a los numerosos periodistas que, tras un cordón de seguridad, aguardaban su llegada a la sala de vistas.

Asimismo, varias agentes de la Unidad Central contra las Agresiones Sexuales de los Mozos de Escuadra se han encargado del acompañamiento de la víctima -que declarará a puerta cerrada y la grabación se guardará con su imagen pixelada y voz distorsionada- y de las dos amigas que iban con ella la noche que estuvo en la discoteca Sutton, quienes está previsto que declaren en el juicio como testigos.

La Fiscalía no tiene dudas de la agresión sexual

La Fiscalía no tiene dudas de que Alves agredió sexualmente a la joven, tras introducirla en el pequeño cubículo que suponía el baño del reservado, empleando una actitud «despectiva y violenta» con ella, lo que causó en la joven una sensación tal de «angustia y terror» que le impidió reaccionar.

Según sostiene el Ministerio Público, que da total veracidad a la versión de la denunciante, Dani Alves invitó a la joven y a sus amigas a tomar champán al reservado donde se encontraban y, tras estar bailando y charlando con ellas, hacia las 3:20 horas invitó a la víctima a seguirlo a una puerta colindante que ella desconocía daba acceso a un baño privado. Una vez allí, sostiene el Ministerio Público, «empezó a manosearla con ánimo lascivo y una clara intención de satisfacer sus deseos sexuales» y, ante la resistencia de la joven y las súplicas para que la dejara marcharse, la abofeteó y la acabó violando, sin usar preservativo.

A lo largo de las tres sesiones de juicio desfilarán ante el tribunal 28 testigos, lo que incluye personal de la discoteca, el amigo que estaba de fiesta con Alves cuando sucedieron los hechos y la mujer del deportista, Joana Sanz, propuesta por la defensa para que acredite que la noche de Sutton iba ebrio.

También declararán los Mozos de Escuadra que atendieron a la denunciante y los que investigaron la violación a partir el análisis de las pruebas biológicas recogidas en el baño del reservado, así como los peritos que han emitido informes biológicos y psicológicos sobre la víctima| «Dani Alves toqueteó a dos amigas de la víctima».