De Isabel II a Carlos III| Se abre la incógnita mundial

. Carlos III es ahora el representante de los Estados independientes monárquicos que forman parte de la Mancomunidad de Naciones, siendo el Reino Unido (U.K) el más fuerte de todos ellos. Por tanto, cualquier cosa que haga U.K será visto con lupa por la mayoría de países del mundo, dada su fortaleza, tiene un gran calado donde su imagen juega un papel importante […]

Redacción.- Reus (Tarragona) España, jueves 15 de septiembre de 2022. Isabel II fue reina de los quince Estados independientes monárquicos que forman parte de la Mancomunidad de Naciones: Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Bahamas, Belice, Granada, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves.

A raíz de su muerte se abre una incógnita a nivel mundial que nos puede afectar a todos. Puede influenciar en bienestar, seguridad, negocios, creación de empresas y empleos. Quizás suene exagerado, ojalá me equivoque, pero hay una serie de acontecimientos que son de rigurosa actualidad: La invasión a Ucrania, la inflación, la próxima crisis económica, como pasarán el invierno los Estados miembro de la U.E, las consecuencias del Brexit, los movimientos de las élites, y sobre todo la repercusión hacia la ciudadanía.

¿Qué tiene que ver aquí el nuevo Rey de Inglaterra? Carlos III es ahora el representante de los Estados independientes monárquicos que forman parte de la Mancomunidad de Naciones, siendo el Reino Unido (U.K) el más fuerte de todos ellos. Por tanto, cualquier cosa que haga U.K será visto con lupa por la mayoría de países del mundo, dada su fortaleza, tiene un gran calado donde su imagen juega un papel importante.
A modo de ejemplo, el despedir más de cien empleados de la antigua residencia oficial del rey, no es empezar con buen pie el reinado, según recoge ‘As’. Por ende, dada su trascendencia, surge como se solucionarán las incógnitas mencionadas anteriormente.

La representación de una nación es más importante de lo que pensamos, ya que influye, en parte, en el rumbo que puede tomar el país, y dependiendo de la fuerza que tenga el mismo, puede tener repercusión mundial. No puede tomarse la representación a la ligera, como si fuera un capricho. Por tanto, un jefe de Estado debe ser un ejemplo a seguir por todo lo que conlleva. Veremos cómo va todo.

Jordi Ferré Rey, vecino de Tarragona

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot