El Gobierno de VOX reduce un 20% el gasto político en Castilla y León

0
238

Redacción.- Valladolid (España), miércoles 28 de septiembre de 2022. Las Comunidades autónomas de Castilla y León y Andalucía son dos ejemplos paradigmáticos de lo que significa en la práctica la entrada de VOX en los Gobiernos, en lo tocante a la reducción del gasto político.

Así, mientras la entrada en el Ejecutivo de coalición VOX y PP castellanoleonés cuyo vicepresidente el el dirigente de VOX, Juan García-Gallardo Frings, ha supuesto una reducción del 20% en ese tipo de gasto; en Andalucía, con una mayoría absoluta del PP, el presidente de Gobierno de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha aumentado de manera muy considerable el gasto político improductivo, aumentado en dos las consejerías respecto a la anterior legislatura, multiplicando los nombramientos de altos cargos e inflando el personal a disposición de estas nuevas áreas, contribuyendo al despilfarro de dinero público.

De hecho, el Ejecutivo andaluz que presiden los populares ya tiene, de largo, más altos cargos que el de Susana Díaz (PSOE).

La presencia de VOX en el Gobierno de la Junta de Castilla y León ha logrado una importante reducción del gasto político improductivo, en coherencia con el compromiso adquirido en esa materia por la formación que preside Santiago Abascal, reiterado tanto en la moción de censura contra Pedro Sánchez como en la Agenda España.

En concreto, para la Vicepresidencia de la Junta de Castilla y León, titular de Juan García-Gallardo Frings,  y las tres consejerías asignadas a VOX (Industria, Comercio y Empleo; Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural; y Cultura, Turismo y Deporte), la formación ha nombrado un total de 25 altos cargos, siete menos que los 32 que designó Ciudadanos en la pasada legislatura, cuando formó Gobierno con el PP en Castilla y León.

Además, recientemente ha dimitido Óscar Villanueva del cargo de viceconsejero de Dinamización Industrial y Laboral, un área que también desaparece del organigrama de la Consejería de Industria, Comercio y Empleo.

Esto sucede tras cien días en ese desempeño y después de que el consejero, Mariano Veganzones (Vox), le encomendase estudiar la estructura del departamento y plantear una nueva organización que tuviese en cuenta el criterio de la «gestión moderna orientada a la máxima eficiencia con la eliminación del gasto superfluo».

La propuesta de elaborada por Villanueva recoge la eliminación del propio puesto de viceconsejero, toda vez que sus funciones quedan absorbidas en el nuevo organigrama.

Otro dato relevante es que el Gabinete del vicepresidente castellano-leonés, Juan García- Gallardo, cuenta con cuatro altos cargos, frente a los siete que había en la etapa de Francisco Igea Arisqueta (Ciutadans Partit de la Ciutadanía Ciudadanos -Cs-).

Además, VOX se compromete a seguir trabajando para, una vez en el Gobierno, reducir todo el gasto administrativo que no redunde en beneficio de los ciudadanos, también el de altos cargos, estudiando para ese fin distintas opciones.

La voluntad es la de servir a los castellanos y los leoneses con las estructuras políticas que sean imprescindibles, de acuerdo con el ideario de la formación.

Reducción de las asignaciones a los grupos

En esta línea, VOX impulsó durante la composición de las Cortes de Castilla y León una iniciativa para reducir las asignaciones a los grupos parlamentarios, que supondrá un ahorro en el gasto político hasta el final de la legislatura que ascenderá hasta los 1.564.912,04 euros, sin contar la disminución de dietas en concepto de «otras actividades».

Asimismo, desde la llegada de VOX a la Junta de Castilla y León, no se ha aprobado ninguna subida de sueldo de los procuradores.

El último incremento de este tipo se produjo gracias al acuerdo suscrito entre Ciudadanos, Partido Popular y PSOE en la reunión de la Diputación permanente, el 3 de febrero, presidida por el entonces presidente de las Cortes, Luis Fuentes, aprovechando la interinidad del Gobierno en funciones. Lo primero que hizo VOX al llegar al Ejecutivo fue bajar las asignaciones económicas de los distintos Grupos Parlamentarios, contra el criterio del resto de formaciones políticas.

Más gasto improductivo en Andalucía

Según aparece en los propios decretos de estructura aprobados por la Junta de Andalucía, el número de altos cargos del gobierno regional ha ascendido hasta los 297, incluyendo al presidente Moreno Bonilla, siendo ya 89 los delegados de la Junta en las ocho provincias.

Esta cifra incluye a todos los altos cargos: consejeros, viceconsejeros, directores y secretarios generales, así como directores de agencias y otros entes, con rango de alto cargo.

De este modo, el Ejecutivo presidido en solitario por el PP supera en 24 el número de puestos políticos del último Gobierno del PSOE en el año 2018.

Un gasto político, el del Gobierno del PP con su mayoría absoluta, completamente desproporcionado e injustificado, máxime en unos tiempos muy complicados, en los que se les está pidiendo a los andaluces que hagan un importante esfuerzo económico y donde muchas familias tienen que decidir entre llenar la nevera o pagar la factura de la luz.

Frente al despilfarro de Moreno en Andalucía, el escudo social de VOX

Esta actitud del Ejecutivo de Moreno Bonilla contrasta frontalmente con el claro compromiso que sigue manteniendo VOX con los andaluces para eliminar o reducir todo el gasto superfluo de la administración pública.

Así, y gracias al acuerdo alcanzado con el Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía para la renovación del Consejo de Administración de la Radiotelevisión de Andalucía (RTVA) y el Consejo Audiovisual de Andalucía, «hemos conseguido que no se incremente el gasto económico asociado a dichos órganos de extracción parlamentaria».

Esta fue la única condición que VOX puso desde el minuto uno el PP para abordar dichas renovaciones, ante la necesidad de poner todos los recursos disponibles por parte de la Junta para el escudo social que «en VOX llevamos reclamando desde hace meses, a fin de proteger a las familias y que ningún andaluz quede desamparado ante el negro horizonte que se nos avecina», apuntan fuentes de la formación verde que preside Santiago Abascal Conde.