El golpista Puigdemont urgen al Tribunal de la UE devolver su inmunidad para evitar su detención

.Desde el Tribunal no confirman si se tramitará las medidas cautelares de devolución provisional de la inmunidad al puchista Carles Puigdemont: silencio en el Tribunal

FOTOGRAFÍA. BRUSELAS (BÉLGICA), MARZO DE 2021. El golpista huido de la Justicia expresidente de la Generalitat de Cataluña y actual eurodiputado Carles Puigdemont. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Bruselas (Bélgica), viernes 1 de octubre de 2021. El puchista huido de la Justicia española, expresidente de la Generalidad de Cataluña y eurodiputado de la derecha separatista Juntos por Cataluña (JxCat), Carles Puigdemont Casamajó, ha pedido este viernes al Tribunal General de la Unión (TGUE) que le devuelva la inmunidad parlamentaria europea de forma cautelar para evitar una nueva detención en la Unión Europea o fuera de la Comunidad europea tal y como se produjo a finales del mes de septiembre en el bastión del separatismo de Alguer (Sassari) Cerdaña (Italia), donde está citado para el próximo 4 de octubre a la primera vista de su extradición a España en cumplimiento de la Orden Europea de Detención y Entrega, cursada por el Tribunal Supremo por los delitos de malversación de dinero público en el Procés de 2017 en Cataluña, desobediencia al tribunal Superior de Justicia de Cataluña y Tribunal Constitucional y delito de sedición.

Como ya habían avanzado este golpista supremacista, su defensa ya ha registrado la solicitud de cautelares al TGUE, según confirman desde el mismo tribunal a la Agencia Catalana de Noticias este viernes.

Esta es la segunda vez que el puchista Puigdemont reclama protección a Luxemburgo -sede del TGUE-, que en julio consideró innecesario que Puigdemont conservara de forma provisional la inmunidad mientras se resuelven varios casos relativos la euroorden del Tribunal Supremo.

Entonces, el Tribunal europea consideró que el procedimiento de extradición del huido Puigdemont a España estaba “suspendido” y que no había riesgo de detención o ejecución de las euroórdenes.

La primera vez que Puigdemont pidió medidas provisionales, en junio, el TGUE tardó sólo un día a concederle la inmunidad de forma cautelarísima.

Después pasó dos meses hasta que se pronunció sobre las cautelares. De todos modos, desde el Tribunal no confirman si este plazo se podría repetir con la segunda solicitud de cautelares.

La euroorden contra Puigdemont

En octubre del 2019 el Tribunal Supremo emitió la tercera euroorden contra Puigdemont por el caso del 1-O y Bélgica inició, una vez más, el procedimiento de extradición.

Poco después, sin embargo, el golpista líder de JxCat fue reconocido como eurodiputado y adquirió inmunidad. Por ello, la justicia belga dejó en suspenso el proceso para la euroorden.

A petición del Tribunal Supremo, que quería la reactivación de la extradición, la Eurocámara levantó la inmunidad de Puigdemont en marzo de 2021.

Una decisión que su defensa impugnó al TGUE, Tribunal de Primera instancia en Luxemburgo, por considerar que era “irregular”.

En paralelo, el magistrado instructor de la Causa Procés, Pablo Llarena, preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre cómo Bélgica debería analizar la euroorden cuando reanude el procedimiento.

Mientras tanto, la euroorden sigue vigente y aparece en el sistema europeo de alertas policiales, pero hay divergencias entre el Tribunal Supremo y la Abogacía del Estado -órgano gubernamental que dependen directamente del Ministerio de Justicia del Gobierno dle presidente Pedro Sánchez Pérez Castejón (PSOE)- sobre si el procedimiento judicial está activo o no.

Sin inmunidad

Aparte de denunciar el Parlamento Europeo ante el TGUE por el levantamiento de su inmunidad, el golpista Puigdemont reclamó que, de forma cautelar, pudiera mantener la protección parlamentaria.

Pese concederla inicialmente de forma cautelarísima, el 30 de julio el TGUE decidió que no era necesario que la conservara porque los procedimientos judiciales estaban “suspendidos” a la espera de la resolución del TJUE sobre las prejudiciales de Llarena.

“No hay nada que sugiera que las autoridades judiciales en Bélgica o las autoridades de algún otro Estado miembro puedan ejecutar las órdenes europeas de detención”, estipulaba el vicepresidente del TGUE.

Ahora bien, el mismo tribunal abría la puerta a devolver cautelarmente la inmunidad a Puigdemont en caso de detención: “Si después de haberse dictado la presente orden (…) se pudiera producir un supuesto daño, en particular en caso de detención de los solicitados por parte de una autoridad de ejecución de un estado miembro o de la implementación de un procedimiento para su entrega a las autoridades españolas, podrán presentar una nueva solicitud de medidas provisionales “.

El procedimiento judicial para la extradición de Puigdemont está “suspendido” en Bélgica, pero técnicamente “en curso”, según informó la fiscalía belga.

Es decir, que ya hay un estado miembro de la UE que ha asumido el caso de la euroorden, a pesar tenerla paralizada.

En el auto del 30 de julio, el TGUE dijo que las prejudiciales de Llarena provocaron esta paralización.

Además, recuerda que hacer una cuestión prejudicial “requiere la suspensión del procedimiento nacional hasta que el Tribunal de Justicia haya dictado su resolución”.

Se calcula que la decisión sobre las prejudiciales podría llegar hacia la primavera del 2022.

Ahora bien, según la fiscalía belga, la justicia de Bélgica no reanudará el caso de la euroorden hasta que haya “una decisión final sobre el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de Carles Puigdemont”.

Es decir, sobre el otro frente judicial que hay abierto en Luxemburgo por suplicatorio y que se podría alargar mucho más que el de las prejudiciales.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot