El «hijo de Puigdemont» Jordi Puigneró Ferrer, vicepresidente de una «República Digital Catalana»

.el nuevo vicepresidente y consejo de Políticas Digitales, Infraestructuras y Agenda Urbana se convertirá en el hombre fuerte de JxCat dentro del Gobierno de la Generalidad de Cataluña presidido por Pere Aragonès García (ERC)

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), MAYO DE 2021. Jordi Puigneró Ferrer (JxCat), hombre de confianza del golpista huido expresidente de la Generalidad secesionista de 2017, Carles Puigdemont Casamajò, será el nuevo vicepresidente del Gobierno de coalición de la Generalidad de Cataluña de ERC y JxCat apoyado en CUP para la XIII Legislatura que presidirá Pere Aragonès García (ERC), según han confirmado a Efe fuentes de JxCat este lunes. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Jordi Puigneró Ferrer procede de la cantera de Convergencia -en concreto, de su rama separatista-, forma parte del círculo de confianza del expresidente golpista huido de la Justicia, Carles Puigdemont Casamajò, y ha hecho de la aspiración a una “república digital” catalana su seña de identidad política. Barcelona (España), lunes 24 de mayo de 2021.

Conseller de Políticas Digitales y Administración Pública en el gobierno presidido por el inhabilitado xenófobo expresidente de la Generalidad de Cataluña, Joaquim Torra Pla (Quim Torra), Jordi Puigneró Ferrer ha impulsado el lanzamiento del primer nanosatélite de la Generalidad de Cataluña al espacio, el despliegue de la fibra óptica en zonas con menor conexión y los primeros pasos de la tecnología 5G.

Tras la renuncia de Elsa Artadi y Josep Rius a ocupar un asiento en el Consejo Executivo de coalición separatista de la XIII Legislatura de ERC y JxCat apoyado en CUP, el nuevo vicepresidente y consejo de Políticas Digitales, Infraestructuras y Agenda Urbana se convertirá en el hombre fuerte de JxCat dentro del Gobierno de la Generalidad de Cataluña presidido por Pere Aragonès García (ERC).

Nacido en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) en 1974, estudió ingeniería en sistemas de información en la Universidad de Surrey (Reino Unido) y, antes de incorporarse al Gobierno de la Generalidad de Cataluña, ejerció de secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital del ejecutivo catalán desde 2013.

Su trayectoria y el libro “El quinto poder. La república digital en tus manos” (Ed. La Campana) reflejan su pasión por la tecnología y su compromiso independentista: fue el encargado de coordinar la defensa frente al ciberataque que sufrió la Generalidad durante el golpe de estado separatista del 9 de noviembre de 2014 (9N), una función que también desempeñó durante el golpe de estado separatista del 1 de octubre de 2017 (1-O).

En septiembre de ese año, a pocos días del convulso octubre, fue interrogado, en el transcurso de una operación de la Guardia Civil ordenada por el juez, en calidad de presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI).

Puigneró también aparece en el sumario del “caso Volhov”, puesto que según la Guardia Civil pudo amparar, ya al frente de la consejería de Políticas Digitales, un proyecto de criptomonedas con el cual garantizar la “estabilidad financiera” de Cataluña y, al tiempo, desviar fondos a Waterloo con el objetivo de constituir una “república digital” que eludiera los controles de España.

La otra mitad de la cartera que hasta ahora controlaba, la de Administración Pública, le ha dado también algún quebradero de cabeza durante sus más de tres años como consejero: en diciembre de 2018, unos 250.000 empleados públicos de la Generalidad estuvieron a punto de secundar una huelga -finalmente anulada tras un acuerdo de última hora- a causa de la devolución de las pagas extra de 2013 y 2014.

Con 25 años, Puigneró ya engrosaba las filas de la Juventud Nacionalista de Cataluña, con 28 se estrenó en política institucional como jefe de gabinete del entonces alcalde de Sant Cugat del Vallès, Lluís Recoder, y con 31 comenzó a ejercer de concejal.

Su nombre apareció por primera vez en las crónicas periodísticas el 10 de julio de 2004, cuando puso patas arriba el congreso que celebraba Convergencia en Hospitalet de Llobregat: Puigneró abogó por hacer campaña en contra de la Constitución Europea porque no reconocía la oficialidad del catalán, un giro de guión que el expresidente de la Generalidad golpista del 9N, Artur Mas Gavarró, y el resto de la dirección no esperaban.

Finalmente, Convergencia evitó de entrada, en un congreso extraordinario, un posicionamiento contrario a la Carta Magna europea, que habría afectado a su imagen europeísta, lo cual no evitó que Puigneró librara la batalla interna hasta el final, liderando una plataforma llamada “Euroconvergentes por el No”.

El 31 de agosto de 2020, Puigneró optó por divorciarse del que durante años fuera su partido -más bien, de su evolución, el PDeCAT- y, siguiendo el ejemplo de Puigdemont y otros consejeros como Meritxell Budó, Miquel Buch o Damià Calvet, rompió su carné para sumarse a las filas de JxCat, recién constituido como partido.

Dentro de JxCat, el conseller no tiene ningún cargo orgánico, aunque sí forma parte de su grupo en el Parlamento de Cataluña.

Su nombre apareció incluso en las quinielas para liderar el partido, al contar con la confianza del golpista huido Puigdemont, pero Puigneró no quiso librar esa batalla y dejó que fueran Laura Borràs y Damià Calvet quienes se disputaran las primarias, una partida que ganó la actual presidente del Parlamento de Cataluña.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot