El Tribunal Constitucional arranca una nueva etapa etapa de mayoría ‘progre’

.El tribunal deberá elegir al nuevo presidente del Constitucional, que deberá fiscalizar en los próximos meses la agenda social de Sánchez: desde la eutanasia a la ley Celáa, la ley de la Infancia o el Ingreso Mínimo Vital, con el polémico recurso del aborto parado en el tribunal de garantías 12 años y aún sin fecha para resolverlo

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 15.12.2022. Detalle de la fachada del Tribunal Constitucional del Reino de España. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Madrid (España), sábado 7 de enero de 2023. El Tribunal Constitucional (TC) arranca este lunes una nueva etapa con la incorporación de cuatro nuevos magistrados, lo que implica un cambio en el equilibrio de fuerzas en favor del bloque progre (progresista)/socialista, de siete a cuatro, tras casi una década de mayoría patriota/conservadora en la corte de garantías.

En concreto desde junio de 2013, cuando se renovó el tercio que correspondía al CGPJ y al Gobierno, entonces liderado por Mariano Rajoy, en una decisión que terminó con años de mayoría progresista, de la misma forma que ahora sucede, pero a la inversa, con Pedro Sánchez Pérez Castejón en el Ejecutivo y el fin de la mayoría conservadora.

Los cuatro nuevos magistrados son el exministro de Justicia Juan Carlos Campo Moreno y la catedrática y ex alto cargo de Moncloa Laura Díez Bueso, propuestos por el Ejecutivo; y los jueces César Tolosa Tribiño y María Luisa Segoviano Astaburuaga, elegidos por el Consejo General del Poder Judicial, tras un bloqueo de casi seis meses del sector conservador de este órgano.

EL TC RECUPERA UNA DÉCADA DESPUÉS LA MAYORÍA PROGRESISTA

Recibido el aval del pleno y tras jurar y prometer su cargo ante el rey Felipe VI, los nuevos magistrados tomarán posesión este lunes certificando la nueva composición del Constitucional, con siete magistrados progresistas por cuatro conservadores, a la espera de que el Senado nombre a otro tras la salida del conservador Alfredo Montoya por enfermedad y que en principio debería ser parte del bloque conservador, dejando el equilibrio de fuerzas 7 a 5.

Pero antes de arrancar esta nueva etapa, el tribunal deberá elegir al nuevo presidente del Constitucional, que deberá fiscalizar en los próximos meses la agenda social de Sánchez: desde la eutanasia a la ley Celáa, la ley de la Infancia o el Ingreso Mínimo Vital, con el polémico recurso del aborto parado en el tribunal de garantías 12 años y aún sin fecha para resolverlo.

El puesto se lo disputarán el magistrado Cándido Conde Pumpido, a quien desde hace meses se le daba por futuro presidente, y la magistrada María Luisa Balaguer, quien en los últimos meses ha hecho público su intención de postularse a la presidencia.

CONDE PUMPIDO Y BALAGUER SE DISPUTARÁN LA PRESIDENCIA

Resulta que no es un cuestión baladí, habida cuenta de lo sucedido estos últimos meses con el bloqueo a la renovación del TC en el Consejo General del Poder Judicial, ya que la estrategia de los vocales conservadores pasaba por vetar al candidato progresista Jose Manuel Bandrés para frustrar así la aspiración de Conde Pumpido a presidir el TC, ya que este magistrado era muy próximo a él. Los vocales han conseguido lo primero pero lo segundo está por ver.

Porque se da por hecho que los cuatro conservadores no votarán por Conde Pumpido que se ganó cierta enemistad con anteriores magistrados conservadores por unas declaraciones en relación a la sentencia del primer estado de alarma y por su cercanía con el PSOE tras ocho años como fiscal general durante la etapa de Rodríguez Zapatero, algo que este sector tiene muy presente

Sus votos irían así a Balaguer, una magistrada con una ideología reconocida pero alejada del foco de los partidos políticos.

Y en cuanto a los cinco progresistas, exceptuando a los dos contendientes, la tendencia apunta a apoyar a Conde Pumpido con la duda de si Segoviano hará lo mismo y apoyará al que, como ella, llegó al tribunal de garantías desde el Supremo.

No obstante, la nueva magistrada deslizó ayer en unas declaraciones que el futuro presidente debe poseer «capacidades de gestión y organización», algo de lo que puede presumir Conde Pumpido por su trayectoria profesional en otras instituciones, y la facultad de «relacionarse bien con los demás» y «empatía», características que quienes conocen a Balaguer destacan de esta magistrada.

Lo que sí es seguro es que el lunes se pondrá punto y final a la etapa de Pedro González Trevijano tras un año de mandato que culmina sin haber logrado llevar al pleno el borrador de sentencia del aborto, como era su intención, y con un tribunal más polarizado que nunca tras la polémica decisión de frenar la tramitación legislativa de las reformas del CGPJ y del propio TC.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot