Hamás mata a rehenes y amenaza: «El resto corre un gran peligro»

0
34
FOTOGRAFÍA. GAZA (PALESTINA), 14 DE ENERO DE 2024. Detalle de un combo de pantallazos de vídeo emitido por el grupo terrorista islamista Hamás, que muestran de  izquierda a derecha a tres de los 132 rehenes israelíes -del total de 240 rehenes israelíes, más de 100 ya están en casa y otras han sido hallados muertos durante la guerra- desde su cautiverio del califato islámico de Gaza, Noa Argamani, Yossi Sharabi e Itay Svirsky, en un video propagandístico de los terroristas islamistas, sin fecha pero publicado hoy domingo, 14 de enero de 2024, cuando cumplen 100 días de secuestro en los Kibutzs y desierto del sur del territorio soberano de Israel, el Sabbath negro (7 de octubre de 2023). Capturas de pantalla/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo) 

Jerusalén (Israel), domingo 14 de enero de 2024 (Lasvocesdelpueblo).- La banda terrorista palestina Hamás mata a rehenes y amenaza: «El resto corre un gran peligro». Además, como no podría ser de otra manera, acusa a los familiares de las víctimas (Israel) de ser los «responsables» de los asesinatos de sus seres queridos, como para decir que si el país judío no renuncia a la operación militar en Gaza, los palestinos matarán al resto de rehenes. Las autopsias de los rehenes asesinados que habían sido recuperados «habían revelado causas de muerte incompatibles con la versión de Hamás de que habían muerto en ataques aéreos».

VÍDEO. GAZA (PALESTINA), 14 DE ENERO DE 2024. LA BANDA TERRORISTA ISLAMISTA HAMÁS DIFUNDE IMÁGENES DE TRES REHENES ISRAELÍES VIVOS, PERO SIN DEMOSTRAR LA FECHA DE GRABACIÓN NI SI SIGUEN VIVOS LOS TRES DE LOS 132 RESTANTES. TAMBIÉN ANUNCIÓ LA MUERTE DE MUCHOS QUE SUPUESTAMENTE HABRÍA MASACRADO EN EL CAUTIVERIO, AL AFIRMAR QUE «HA PERDIDO EL CONTROL CON ELLOS», HUYENDO SUPUESTAMENTE DE UNA RESPUESTA MILITAR ISRAELÍ EN LA ZONA.

De hecho,  Este rupo terrorista palestino difundió este domingo un nuevo video propagandístico en el que aparecen tres rehenes israelíes desde su cautiverio supuestamente en la Franja de Gaza -el califato islámico de esta organización terrorista-, en una práctica que Israel considera una deplorable «guerra psicológica».

En fragmentos editados y sin fecha, el video mostraba a Noa Argamani, de 26 años, Yossi Sharabi, de 53, e Itay Svirsky, de 38, identificándose y pidiendo al gobierno israelí que los «trajera a casa».

El clip de 37 segundos terminaba con la siguiente frase: «Mañana les informaremos de su destino». No había información que indicara cuándo se habían filmado los videos. Hamás emitió anteriormente videos similares de rehenes que tiene secuestrados desde el 7 de octubre de 2023, cuando al menos 3.000 de terroristas palestinos mataron a «1.200 personas» en los Kibutzs y en el sur de Israel y secuestraron a 240 de todas las edades, de los que hasta ahora 132 siguen en cautiverio.

Los asesinos palestinos afirmaron el domingo que había «perdido contacto con algunos rehenes» mientras las fuerzas israelíes operan en Gaza, señalando que «podrían haber muerto en el proceso».

El portavoz de los terroristas, Abu Obeida, expresó en una declaración televisada: «El destino de muchos de los rehenes y detenidos del enemigo se volvió desconocido en las últimas semanas y el resto están todos en el túnel de lo desconocido debido a la agresión sionista», dijo el terroristas. «Lo más probable es que muchos de ellos hayan sido asesinados recientemente, el resto corre un gran peligro cada hora y los dirigentes y el ejército del enemigo tienen toda la responsabilidad», agregó el asesino terroristas Obeida.

El terrorista palestino advirtió que «cualquier conversación antes de detener la agresión israelí carece de valor». Abu Obeida señaló también que «varias partes de los frentes» de terroristas «comunicaron a Hamás que ampliarán sus ataques contra el enemigo israelí en los próximos días».

Al comienzo de la guerra, desencadenada por la masacre del 7 de octubre, Hamás amenazó con ejecutar a rehenes en represalia por los ataques militares israelíes. Por su parte, las autoridades del Estado judío se negaron en general a responder a los mensajes públicos de Hamás sobre los rehenes, «calificándolos de guerra psicológica».

Hagar Mizrahi, funcionario forense del Ministerio de Salud israelí, explicó a la televisión local el 31 de diciembre que las autopsias de los rehenes asesinados que habían sido recuperados «habían revelado causas de muerte incompatibles con la versión de Hamás de que habían muerto en ataques aéreos».

Jerusalem, por su parte, dejó en claro que «es consciente» de los riesgos de su ofensiva para los rehenes y que está tomando precauciones. «La operación militar lleva su tiempo. Nos obliga a ser precisos, y la estamos adaptando en función de las amenazas y de los rehenes que se encuentran sobre el terreno», aseguró el domingo el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), el contralmirante Daniel Hagari.

De las aproximadamente 240 personas tomadas como rehenes por terroristas palestinos de Hamás en la matanza transfronteriza del 7 de octubre, alrededor de la mitad fueron liberadas en una tregua de una semana en noviembre.

Israel cree que «132 permanecen en la Franja y que 25 de ellas murieron en cautiverio», citando nuevos datos de inteligencia y descubrimientos obtenidos por las tropas que operan en el enclave costero.

Israel conmemoró el domingo los 1000 días de la guerra contra el terrorismo islamista y los 100 días del cautiverio de los rehenes con una concentración de 24 horas en Tel Aviv. También hubo varias protestas pro israelíes en Europa (Berlín, Londres y París) y Estados Unidos, pidiendo la liberación de los rehenes.