Hemos estado 4 médicos en mi control con seis pacientes de COVID 19 cada uno

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 10.04.2020. Testimonio diario en primera persona de un médico voluntario en el hospital de campaña de Ifema, en Madrid. Esta mañana hemos estado 4 médicos en mi control, con seis pacientes cada uno, lo que quiere decir que había 24 enfermos en un espacio que está preparado con 50 camas. Efe

Efe – Testimonio diario en primera persona de un médico voluntario en el hospital de campaña de Ifema, en Madrid. Esta mañana hemos estado 4 médicos en mi control, con seis pacientes cada uno, lo que quiere decir que había 24 enfermos en un espacio que está preparado con 50 camas. Cada día constatamos más fehacientemente que están bajando los ingresos en este hospital de campaña, por lo que no sabemos si llegará el momento en que se tengan que replantear su función y darle otro uso. A mí me han tocado unas lentejas con verduras, unos tallarines de merluza, que me han sorprendido mucho, y una torrija. Hay que reconocer que los pacientes de Ifema comen muy bien y se lo merecen. Madrid (España), lunes 13 de abril de 2020. 

Viernes Santo en el Arca Noé, donde la mayoría de los enfermos que nos remiten otros hospitales madrileños siguen estando muy estables y no hemos tenido que hacer frente a ninguna situación crítica, pero continúan acumulándose pacientes con alta pendientes de conseguir una habitación de hotel.

Este viernes había 14 pacientes ya con el alta dada en nuestro control del Pabellón 9 y durante mi turno de mañana he atendido a seis enfermos, he dado el alta a uno de ellos y no se ha producido ningún nuevo ingreso.

A los pacientes que ya les hemos dado el alta no los visitamos, a no ser que nos digan que les ha pasado algo o que se han sentido mal. Allí están, esperando. Unos lo hacen con más paciencia y otros con menos. Pero no les queda otra que aguardar a que les den una plaza en un hotel para continuar el aislamiento otros 14 días.

De los seis pacientes que he visto hoy, solo uno estaba un poco más crítico. Aunque he logrado quitarle el oxígeno, sentía fatiga al moverse, con lo que todavía tenemos que tomar precauciones con él.

Si no se tuerce la cosa y todo sigue cómo lo he dejado hoy, mañana tengo previsto dar otro par de altas.

Esta mañana hemos estado 4 médicos en mi control, con seis pacientes cada uno, lo que quiere decir que había 24 enfermos en un espacio que está preparado con 50 camas. Cada día constatamos más fehacientemente que están bajando los ingresos en este hospital de campaña, por lo que no sabemos si llegará el momento en que se tengan que replantear su función y darle otro uso.

No tiene sentido que nos tengan allí cuando en el Centro de Salud, como es mi caso hacemos falta, aunque puede que ahora mismo no sea el momento de tomar esa decisión porque, como he comprobado hoy mismo, los contagios continúan.

Me he encontrado con un compañero, con el que trabajé los primeros días cuando estábamos en el pabellón 5 y al que no había vuelto a ver porque le han destinado al 7.

Hemos coincidido en los vestuarios y me ha comentado que se iba a casa porque se encontraba mal y tenía 37 de fiebre.

Según me ha dicho sus suegros estaban contagiados. Lo que deja claro que las infecciones intrafamiliares siguen produciéndose.

El descenso continuado en el número de enfermos que hay en Ifema en estos últimos días repercute a la planificación de la logística, principalmente de las comidas.

Todos los días hacemos un cálculo de los enfermos que tenemos y sobre las previsiones de ingresos que estimamos para pedir los menús del día siguiente. Ante las numerosas altas que se vienen produciendo, hoy han sobrado muchos menús y las celadoras los han repartido entre el personal.

Viene en recipientes individuales y, como he podido catar hoy, la comida está muy buena. Está hecha por un cocinero que tiene tres estrellas Michelín, según me han contado.

A mí me han tocado unas lentejas con verduras, unos tallarines de merluza, que me han sorprendido mucho, y una torrija. Hay que reconocer que los pacientes de Ifema comen muy bien y se lo merecen.

(Cuaderno de bitácora del Arca de Noé es una serie especial de EFE coordinada y editada por Olivia Alonso, con el testimonio diario en primera persona de un médico voluntario en el hospital de campaña de Ifema, en Madrid).

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot