Hospital público no atiende el aborto ya que los médicos están sujetos a objeción de conciencia en España

.Con todo, según la paciente, el hospital le dio el alta para que gestionase la interrupción del embarazo en una clínica privada donde la prestación es gratuita, ya que los ginecólogos del hospital estaban sujetos a objeción de conciencia

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 22.09.2021. El servicio de Ginecología del hospital público madrileño Clínico San Carlos no atendió la interrupción del embarazo de una mujer con una gestación de riesgo ya que todos los profesionales de este servició están sujetos a la objeción de conciencia ante un caso de aborto. Efe

Efe.- Madrid (España), miércoles 22 de septiembre de 2021. El servicio de Ginecología del hospital público madrileño Clínico San Carlos no atendió la interrupción del embarazo de una mujer con una gestación de riesgo ya que todos los profesionales de este servició están sujetos a la objeción de conciencia ante un caso de aborto.

VÍDEO

Según ha adelantado la Cadena Ser, la paciente, Marta, que es geriatra en este centro médico, sufrió a las 17 semanas de gestación la rotura prematura de la bolsa y perdió el líquido amniótico, por lo que le comunicaron en el Clínico, donde estaba ingresada, que el pronóstico fetal era infausto.

Con todo, según la paciente, el hospital le dio el alta para que gestionase la interrupción del embarazo en una clínica privada donde la prestación es gratuita, ya que los ginecólogos del hospital estaban sujetos a objeción de conciencia.

Sin embargo, el portavoz de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha señalado este miércoles en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se “derivó” a la paciente a una clínica privada, es decir, “se le facilitó un recurso asistencial donde llevar a cabo el proceso”.

Según la paciente, los profesionales del Clínico no contemplaron que el suyo fuese un aborto por razones médicas, sino voluntario, pese al mal pronóstico del bebé y el riesgo para la madre ante la rotura de la bolsa.

Ossorio ha respaldado la actuación del Clínico debido a que los médicos se acogieron al derecho de objeción de conciencia, que es “un derecho fundamental que respetamos” y ha asegurado que ante esa situación la Comunidad de Madrid “deriva” a un recurso asistencial donde llevar a cabo el proceso.

También ha argumentado Ossorio que hubo un informe del Colegio de Médicos en el que constata que las personas del servicio de Ginecología del Clínico actuaron de acuerdo al protocolo en este caso concreto de “rotura de bolsa”.

Es decir, que el servicio actuó “correctamente” ante la objeción de conciencia de los profesionales que es “un derecho y no podemos conculcar”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot