Hoteles Chekin: Independentistas de PSC y ERC nos presionaron para echar a Policías Nacionales

Lasvocesdelpueblo
PINEDA (BARCELONA), ESPAÑA 03.10.2017.- Un grupo de los héroes nacionales de la jornada del golpe de estado racista d ela genestapo en Cataluña, policías nacionales, espera su transporte delante del hotel Mont-Palau de Pineda (Barcelona), donde varios centenares de fascistas ultras violentos, organizados desde el Gobierno municipal racista de PSC y ERC, permanecen concentrados en protesta por la presencia de los héroes españoles del 1-O en esta localidad de la patria secuestrada por los invasores independentistas con la colaboración de los traidores del PSOE en Cataluña (PSC) de Pineda de Mar. Los agentes encontraron acogida en el Cuartel militar 'El Bruch' y otros tuvieron que volver en los barcos donde pasaron la Navidad de 2017 en condiciones lamentable, con un Gobierno de Mariano Rajoy y Saénz Santamaria Antón en la presidencia del Gobierno d ela Nación haciendo el ridículo y mirando por otro lado, como siempre estuvieron haciendo durante los dos golpes de estados separatistas en Cataluña (9N de 2014 y 1-O de 2017) Efe

Efe – El gerente de la cadena de hoteles Chekin de Pineda de Mar (Barcelona) que alojó a policías nacionales destinados a Cataluña por el 1-O ha ratificado hoy ante la juez las presiones que recibió de concejales de PSC y ERC de la población para expulsar a los agentes antidisturbios. Arenys de Mar (Barcelona), 25 de junio de 2018. Fotografía: PINEDA (BARCELONA), ESPAÑA 03.10.2017.- Un grupo de los héroes nacionales de la jornada del golpe de estado racista d ela genestapo en Cataluña, policías nacionales, espera su transporte delante del hotel Mont-Palau de Pineda (Barcelona), donde varios centenares de fascistas ultras violentos, organizados desde el Gobierno municipal racista de PSC y ERC, permanecen concentrados en protesta por la presencia de los héroes españoles del 1-O en esta localidad de la patria secuestrada por los invasores independentistas con la colaboración de los traidores del PSOE en Cataluña (PSC) de Pineda de Mar. Los agentes encontraron acogida en el Cuartel militar ‘El Bruch’ y otros tuvieron que volver en los barcos donde pasaron la Navidad de 2017 en condiciones lamentable, con un Gobierno de Mariano Rajoy y Saénz Santamaria Antón en la presidencia del Gobierno d ela Nación haciendo el ridículo y mirando por otro lado, como siempre estuvieron haciendo durante los dos golpes de estados separatistas en Cataluña (9N de 2014 y 1-O de 2017) Efe

El gerente, así como varios mandos y agentes del dispositivo de antidisturbios destinado a Cataluña para impedir el referéndum del 1-O, han declarado hoy como testigos ante la titular del juzgado de instrucción número 2 de Arenys de Mar (Barcelona), que investiga la querella de la Fiscalía contra concejales de la población por supuestas coacciones a la cadena hotelera para que echaran a los policías, según han informado fuentes jurídicas.

Medio millar de policías nacionales se alojaron en dos hoteles de la cadena Checkin de Pineda de Mar a finales del pasado mes de septiembre y fueron expulsados el 3 de octubre de sus respectivos establecimientos, después de las concentraciones que se organizaron a sus puertas en protesta por la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para impedir el referéndum del 1-O.

La Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación abrió diligencias para investigar lo sucedido y, tras interrogar a varios testigos de los hechos, presentó una querella contra Carme Aragonés (PSC), primera teniente de alcalde; Jordi Masnou (PSC), segundo teniente de alcalde y coordinador de Territorio; Silvia Biosca (PSC), tercera teniente de alcalde de Comunicación; Mónica Palacín, concejal de ERC en la oposición, y Carles Santecreu, jefe de la Policía Local de Pineda de Mar.

Como ya indicara en su día cuando fue interrogado por el ministerio público, el gerente ha confirmado a la juez instructora que recibió una llamada del concejal Jordi Masnou que le insistía en que debía expulsar a los agentes del establecimiento.

En su comparecencia de hoy ante la juez de Arenys, el gerente de la cadena hotelera ha rechazado la oferta que le ha hecho la magistrada para ejercer acciones como perjudicado en la causa contra los concejales del consistorio, han añadido las mismas fuentes.

En la misma línea que el gerente, se han ratificado en la versión que en su día prestaron a la Fiscalía directivos y empleados de la cadena hotelera que han declarado hoy, así como los mandos del dispositivo de antidisturbios del 1-O, quienes han contestado las preguntas de las partes a través de videoconferencia.

Asimismo, el abogado de la concejal de ERC, Andreu Van den Eynde, ha presentado un recurso para pedir la nulidad de las actuaciones, después de que la juez se haya negado a suspender las declaraciones de hoy por la imposibilidad del letrado de acudir a las mismas.

En su querella, basada en las declaraciones que hoy han mantenido los testigos, la Fiscalía sostiene que los concejales investigados acudieron la noche del 2 de octubre al hotel Checkin Mont Palau de Pineda “con el firme propósito de conminar a la dirección de la cadena hotelera, prevaliéndose de la autoridad que representaban, para lograr la expulsión de los funcionarios de Policía que permanecían albergados en sus hoteles”.

Carme Aragonés, añade la querella, se dirigió al despacho del director del hotel, “contando con la presencia y apoyo intimidatorios del resto de querellados”, y le conminó a desalojar a los policías nacionales, petición que reiteró telefónicamente al gerente de la cadena de establecimientos.

Ante la negativa del gerente a acceder a sus pretensiones, sostiene la Fiscalía, Jordi Masnou le advirtió por teléfono, “en tono desafiante y amedrentador” y “enfurecido”, que debía “echar a los agentes ‘sí o sí'”, al tiempo que le recordaba que “él era quien mandaba allí”.

“Ante el tenor de las advertencias recibidas e impulsado por el temor a posibles y creíbles represalias”, el gerente autorizó al director de los hoteles a desalojar a los policías antes de las 16.00 horas del 3 de octubre pasado, según sostiene la Fiscalía en su querella.

El ministerio público acusa también a la primer teniente de alcalde y a la concejal responsable de Comunicación de haber exigido a los responsables hoteleros que firmaran un documento “confeccionado mendazmente” para simular un comunicado de prensa conjunto que mantenía que la salida de policías obedecía a una decisión “conjunta” del Ayuntamiento y de la cadena para “garantizar la convivencia” en la población.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies