Josep Ramon Bosch de Sociedad Civil Catalana (SCC) pide la libertad o indulto de presos golpistas

FOTOGRAFÍA. CATALUÑA (ESPAÑA), AÑO 2016. El nuevo presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), Josep Ramón Bosch. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Josep Ramon Bosch es de ideología de ultraizquierda. Además, el ultraizquierdista Josep Ramon Bosch es miembro destacado del nuevo partido catalanista del francés expulsado de Ciudadanos Cs, Manuel Valls, que se hace llamar “La Liga democrática”, en dialecto catalán La Lliga Democràtica. El expresidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), Josep Ramon Bosch, ha pedido a España que sea “generoso” e indulte a los líderes golpistas presos, pues considera que el proceso separatista en Cataluña “ya ha muerto” y hay que iniciar una etapa de “convivencia” en Cataluña. El político del partido “La Liga” catalana de Valls alega que “hay un dolor intenso” en el separatismo por tener a los golpistas Oriol Junqueras y compañías en prisión y al golpistas Carles Puigdemont Casamajò y compañías huidos de la Justicia. Bosch expresa así su propio “dolor intenso” debido a que tiene mucha simpatía con ERC de Junqueras, tanto es así que Bosch, confesó el mismo día que Bosch anunciaba su dimisión de la presidencia de SCC que el votó al candidato de ERC a la alcaldía de su pueblo. Barcelona (España), lunes 7 de septiembre de 2020.

“Hay un dolor intenso en el independentismo y yo lo que quiero es convivir y pasar página al ‘procés’ cuanto antes. Entendemos que es una forma de magnanimidad que tiene que tener el Estado, por eso solicitamos que sea generoso”, ha dicho Bosch en una entrevista con Efe.

este nuevo votante de ERC fue uno de los fundadores de la entidad Catalana Sociedad Civil Catalana (SCC), presidió la entidad contraria a la independencia en dos etapas, la última en 2019, y ahora forma parte de la Lliga Democràtica, el partido del expulsado de Ciudadanos cs, tras pactado supuestamente en secreto con la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para apoyar su candidatura como alcaldesa de Barcelona, Manuel Valls.

Recientemente Bosch ha publicado el libro “Cataluña, la ruta falsa” (Ed. Deusto), en el que aborda “el problema catalán” desde la premisa de que hay que “solucionarlo” y “no conllevarlo”.

El votante del partido del golpista Oriol Junqueras Vies y expresidente de SCC, que admite que cuando estuvo al frente de la entidad contribuyó “a judicializar la política”, reivindica que hay que abrir una nueva etapa en Cataluña y que para ello es necesario cerrar algunas de las heridas abiertas durante los años de conflicto.

En este sentido, defiende la conveniencia de que España indulte a los golpistas separatistas presos y recuerda que su partido político Lliga Democrática ya anunció hace unos días que presentará una solicitud formal a este fin.

En su opinión, el indulto es una buena herramienta porque no conlleva la anulación de la sentencia condenatoria hacia quienes lo reciben, sino que se les perdona reconociendo que son culpables.

“La fuerza la tiene quien perdona y creo que el Estado ha ganado: los presos han sido condenados e inhabilitados (…) El Estado ya aplicó su fuerza y esa gente lleva tres años en prisión, que es mucho tiempo. Hay un sentimiento mayoritario entre los catalanes a favor de pasar página”, expone.

este individuo votante de ERC admite que fuera de Cataluña “puede chocar” su postura, pero destaca que vive “al lado de la cárcel de Lledoners” y convive “día a día” con los separatistas que sienten “dolor” por la situación de los presos.

“Tenemos que poder convivir”, resuelve el historiador, que lamenta que “todo el mundo se pasó de frenada” en los hechos de octubre de 2017, tanto desde el separatismo como desde el constitucionalismo.

Bosch, que aún no sabe qué papel jugará la Lliga en las próximas elecciones catalanas, sí que detalla su propuesta para encauzar el “conflicto catalán”.

Su receta: más inversiones del España en cuestiones como el Corredor Mediterráneo, una reforma fiscal que equilibre lo que aporta y recibe Cataluña, una ley de lenguas para evitar fricciones “sentimentales” y una mayor presencia de España en Cataluña.

En este último punto, recupera la idea socialista de llevar el Senado a Barcelona y también propone que los grandes museos españoles, como el Prado, expongan algunas de sus muestras en la capital catalana.

“No se puede querer lo que no se ve, y en estos momentos el Estado no tiene suficiente presencia en Cataluña”, argumenta.

Ataques a VOX

Este antivox, peso a sus sucesivos fracaso ante VOX, continúa criticando la esperanza de varios millones de españoles y centenares de miles de catalanes, que es VOX. VOX empató en escaños con Ciudadanos Cs y PP a las elecciones generales de 2019 en Cataluña. la formación de Bosch y valls, incisión de Ciudadanos Cs, una idea política moribunda, y sus líderes siguen viendo a VOX como un problema mientras trasnochan con los golpistas y los bilduetarras.

En síntesis, Bosch apuesta por crear un nuevo “relato” de España para los catalanes, alejado del “nacionalismo castellano que encarna Vox y que retroalimenta” el “nacionalismo catalán”, ha dicho este individuo de ultraizquierda catalanista y votante de ERC en las municipales de 2019.

1 Comentario

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot