La cifra del sangriento atentado yihadista en Bruselas aumenta a 34 muertos y 200 heridos

Lasvocesdelpueblo
Heridos tras la explosión en el aeropuerto Zaventam de Bruselas. REUTERS

Agencias – Imágenes de los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas. El grupo terrorista yihadista, Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) ha reivindicado la autoría de los ataques terrorista de esta mañana en la capital europea. Dos explosiones han sacudido la terminal de salidas del aeropuerto de Zaventem. Otra bomba ha estallado después en el metro de Maelbeek, en el barrio europeo. El Estado Islámico ha reivindicado los ataques, que dejan más de 200 heridos. Bélgica se encuentra en alerta máxima antiterrorista tras los atentados. Al menos 34 personas han muerto y otras 200 han resultado heridas en los atentados de hoy en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, y la estación de metro de Maalbeek, informaron el alcalde de la ciudad, Yvan Mayeur, y la ministra belga de Sanidad, Maggie De Block. Barcelona, 22 de marzo 2016. Fotografía: Heridos tras la explosión en el aeropuerto Zaventam de Bruselas. Imágenes Reuters.

El atentado en la estación de metro, ubicada en el barrio donde se encuentran la mayor parte de las sedes de las instituciones europeas, ha causado al menos 20 muertos y 106 heridos, dijo Mayeur en rueda de prensa. En las dos explosiones ocurridas en el aeropuerto han fallecido al menos 14 personas y otras 94 han resultado heridas. Entre los heridos habría unos 17 muy graves, 23 graves y 66 con lesiones leves, según el alcalde de Bruselas.

Los heridos han sido repartidos entre distintos hospitales de la región de Bruselas y la vecina del Brabante valón. Los hospitales han activado un plan de alerta y el personal ha sido movilizado para atender el masivo flujo de pacientes. Además se ha creado una célula de crisis para seguir la evolución de la situación cada hora. Al mismo tiempo, los hospitales han pedido a los ciudadanos que acudan a donar sangre para hacer frente a la demanda.

Un doble atentado en el aeropuerto internacional y en el metro de Bruselas ha matado este martes al menos a 34 personas y ha herido a un centenar, además de conmocionar a toda Europa, golpeando el corazón de la Unión Europea, la zona de la capital de Bélgica en la que se ubican las instituciones comunitarias.

El atentado en la estación de metro de Maelbeek ha causado al menos 20 muertos y 106 heridos, mientras que en los ataques del aeropuerto de Zaventem han fallecido al menos 14 personas y otras 30 han resultado heridas, según el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, y la ministra belga de Sanidad, Maggie De Block.

Imágenes de los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas

El primer ministro, Charles Michel, quien ha comparecido en rueda de prensa, ha señalado que las autoridades sospechaban de un ataque de estas características: “Lo que nos temíamos ha ocurrido”, ha declarado Michel, en referencia a la amenaza terrorista que pendía sobre Bélgica. Michel ha pedido a la población “calma y solidaridad”, al tiempo que subrayaba que “la prioridad es tratar a las víctimas”.

El Gobierno ha elevado el nivel de alerta terrorista hasta el cuatro, el máximo por riesgo de atentado terrorista, al tiempo que se recomienda a los ciudadanos de Bruselas que no salgan a las calles y permanezcan en sus domicilios o centros de trabajo. La capital belga está tomada por las fuerzas de seguridad, tras el despliegue de más de un millar de militares adicionales.

El EI asume la autoría de los atentados de Bruselas, según su aparato informativo

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió la autoría de los atentados en Bruselas que causaron hoy al menos 34 muertos y 200 heridos, anunció la agencia de noticias Amaq, vinculada a esta organización yihadista. En un comunicado, difundido en inglés y que no pudo ser verificado, señala que combatientes del EI “detonaron una serie de bombas, cinturones y aparatos explosivos, el martes, contra el aeropuerto y una estación de metro del centro de Bruselas, capital de Bélgica, un país que participa en la coalición internacional contra el Estado Islámico”.

“Combatientes del Estado Islámico abrieron fuego dentro del aeropuerto de Zaventem, antes de que varios de ellos detonaran sus cinturones explosivos; además, un mártir detonó su cinturón explosivo en la estación de metro de Maalbeek”, precisó la nota, que añadió que los ataques causaron “más de 230 muertos y heridos”.

En los foros yihadistas predomina un ambiente de euforia por estos ataques y se prodigan también mensajes de incitación para atacar a los países occidentales, sobre todo los que participan en la coalición militar contra el EI en Irak y Siria. También se publicaron en esos foros y en Twitter mensajes en francés con anuncios falsos con respecto a la colocación de supuestas bombas en otros lugares de la capital europea, como la Comisión Europea, la Universidad Libre de Bruselas o el hospital CHU Sant Pierre.

Al menos 34 personas murieron y otras 200 resultaron heridas en los atentados de hoy en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, y la estación de metro de Maalbeek, informaron el alcalde de la ciudad, Yvan Mayeur, y la ministra belga de Sanidad, Maggie De Block. Esos ataques se produjeron tras la detención en esa ciudad el pasado viernes de Salah Abdeslam, el yihadista al que se atribuye la autoría logística de los atentados del pasado 13 de noviembre en París.

Se producen pocos días después de que las fuerzas de seguridad belgas arrestaran a Salah Abdeslam

La Fiscalía federal de Bélgica ha confirmado que las tres explosiones corresponden a atentados terroristas, así como que al menos el ataque perpetrado en el aeropuerto de Zaventem es obra de un suicida, mientras que se investiga el del metro de Malebeek. El fiscal federal, Frédéric Van Leeuw, ha precisado que una de las dos explosiones ocurridas en el hall del aeropuerto de Bruselas “probablemente fue causada por un kamikaze” y no ha descartado que alguno de los autores de los ataques pueda “haberse dado a la fuga”.

Los atentados de Bruselas de este martes se producen pocos días después de que las fuerzas de seguridad belgas arrestaran a Salah Abdeslam, terrorista huido de los atentados de París en noviembre de 2015, tras cuatro meses prófugo. Abdeslam fue detenido en el suburbio de Molenbeek, un barrio de Bruselas de donde procedían varios de los atacantes de la capital parisina.

Información esencial

1.-8:00 horas: Dos explosiones tienen lugar en la terminal de salidas del aeropuerto internacional de Zaventem. Mueren 14 personas y 30 resultan heridas.

2.- El autor es “probablemente” un suicida, según la Fiscalía.

3.- En el lugar se han encontrado armas, en concreto, un fusil de asalto kalashnikov

4.- 9:15 horas: Un artefacto estalla en la estación de metro de Maelbeek, en el barrio de las instituciones europeas. Mueren 20 personas y 106 resultan heridas.

5.- Bélgica eleva la alerta antiterrorista al nivel cuatro, el máximo posible.

6.- Los atentados se producen tres días después de la detención del presunto terrorista Salah Abdeslam.

7.- El Estado Islámico ha reivindicado los ataques en un comunicado a una agencia de noticias afín.

Doble explosión en Zaventem

A las ocho de la mañana, una doble explosión en la terminal de salida del aeropuerto internacional de Zaventem ha causado al menos 14 muertos y una treintena de heridos. Una de las explosiones ha tenido lugar cerca del mostrador de la compañía American Airlines y, a consecuencia de la deflagración, parte del techo y la fachada frontal de la terminal se han desplomado sobre los pasajeros.

El periodista británico de la cadena Sky News, Alex Rossi, que se encontraba en el lugar, ha descrito la escena: “He podido sentir como el edificio se movía. Había también polvo y humo… he ido hacia el lugar de la explosión y la gente estaba confundida y en estado de shock“.

La Fiscalía ha señalado que el atentado ha sido obra “probablemente de un kamikaze“. La agencia de noticias Belga ha informado de que antes de las explosiones se han escuchado disparos y gritos en árabe, mientras que varios medios aseguran que en el lugar se ha encontrado un fusil de asalto kalashnikov y un cinturón de explosivos sin detonar.

Inmediatamente después de las explosiones, el aeródromo ha sido evacuado y los pasajeros han sido desalojados de los aviones que estaban en la pista. Fuentes de Belgocontrol, el organismo que regula la navegación aérea civil en Bélgica y Luxemburgo, han informado que el aeropuerto ha sido cerrado y la mayoría de los vuelos desviados a otros aeródromos de la región.

El último vuelo que ha partido de Zaventem tenía como destino Madrid. El aeropuerto ha puesto a disposición de los ciudadanos un número de emergencia para conocer la situación de familiares que pudieran encontrarse en el lugar: +32 (desde fuera de Bélgica) 02-7537300.

Explosión en el metro

Una hora y cuarto después de las explosiones en Zaventem, otra explosión ha sacudido el barrio de la capital belga donde se encuentran las instituciones europeas. La explosión ha tenido lugar en la estación de metro de Maelbeek y ha destrozado un vagón. Las imágenes han mostrado humo saliendo de la boca de metro. Según el alcalde de la ciudad, la explosión ha matado a 20 personas y ha herido a otras 106.

Todos los transportes urbanos de Bruselas se han detenido después de las explosiones. El tráfico ferroviario también se ha suspendido. Como parte de las medidas de precaución tras los atentados, la frontera franco-belga se ha cerrado. Francia, Reino Unido y Holanda también han intensificado la seguridad en sus aeropuertos.

Máxima alerta antiterrorista

Las autoridades belgas han elevado al máximo el nivel antiterrorista en el país y han reforzado la seguridad en la capital con el despliegue de 225 soldados. El centro de coordinación para este tipo de crisis ha recomendado a los ciudadanos que permanezcan donde están.

Como parte del despliegue, la Policía ha detonado al menos un bulto sospechoso en el céntrico Parc Royal, situado entre la residencia del primer ministro y el Palacio Real. Las autoridades han pedido a los medios que no informen de las operaciones en curso, para no obstaculizarlas.

El primer ministro belga ha pedido a sus conciudadanos que hagan demostración de “calma y solidaridad”. “Es un momento negro para el país”, ha reconocido Charles Michel. Por su parte, el ministro del Interior, Jan Jambon, ha señalado, en declaraciones a la radio belga, que eran previsibles este tipo de acciones tras la detención en Bruselas el pasado viernes de Salah Abdeslam, el presunto terrorista prófugo de los atentados de París.

De hecho, las autoridades habían advertido, tanto en Francia como en Bélgica, que los implicados en los atentados de París eran más numerosos de lo que en principio se había sospechado. Tras la detención de Abdeslam, la investigación se había centrado en la búsqueda de un cómplice identificado como Najim Laachraoui, cuyo rastro genético apareció en los explosivos utilizados en los ataques del 13 de noviembre, por lo que se sospecha que pudo participar en su fabricación.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies