La empresa española Ferrovial traslada su sede a los Países Bajos y cotizará en EEUU

0
201
FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 07.12.2009. Detalle de la salida a bolsa de la empresa española Ferrovial con su presidente, Rafael del Pino (i), y el entonces consejero delegado Iñigo Meirás (d). Efe

Efe.-Madrid (España), martes 28 de febrero de 2023. El grupo Ferrovial, que en 2022 vio caer sus ganancias casi un 85 %, ha decidido trasladar su sede a Países Bajos y empezar a cotizar también en EEUU, donde espera darse a conocer más y tener así un mayor acceso a capital.

Así lo ha detallado este martes el operador de infraestructuras, que ha desvelado su intención de someter esta operación a la votación de sus accionistas en el mismo día en que ha hecho públicas sus cuentas anuales.

Este cambio social se hará a través una fusión entre la matriz y Ferrovial Internacional, una sociedad anónima neerlandesa que ya es titular del 86 % de los activos de la compañía.

En una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo asegura que no es de prever que esta «reorganización corporativa» tenga impacto en «la actividad, el empleo o los planes de inversión en España o en otros países donde opera Ferrovial».

La operación, que ha sido aprobada este martes por el Consejo de Administración de Ferrovial, implica que la cabecera del grupo pasará a ser una sociedad anónima europea («Societas Europaea») con domicilio social en Países Bajos.

La cabecera seguirá cotizando en España -que permanecerá como «principal fuente de desarrollo de talento»- y también lo hará en Países Bajos, según ha aclarado Ferrovial, que explica que tras esto, solicitará la cotización en EEUU.

Esta reorganización, que sólo afecta a la matriz del grupo, responde, apunta Ferrovial, a su «creciente internacionalización», de forma que el mayor volumen de su actividad ya procede del exterior.

En 2022, el 82 % de los ingresos y cerca del 96 % del valor de los fondos propios del grupo procedieron de su negocio internacional, al tiempo que más del 90 % de los inversores institucionales son entidades internacionales.

«El empleo, actividad e inversiones se mantendrán intactos en España y sin impacto fiscal relevante», ha asegurado la empresa.