La invasión de pellets de plástico en Galicia es de una gravedad tal

0
50
FERROL (GALICIA), 08/01/2024.- Voluntarios, asociaciones de ecologistas y los propios municipios afectados llevan días organizándose para limpiar las playas gallegas afectadas por el vertido de millones de pellets de plásticos tras la pérdida de hasta seis contenedores por parte del buque Tuconao en aguas portuguesas. Los micro plásticos llegan a la playa de Doniños en Ferrol. Efe

La Coruña (Reino de España), lunes 8 de enero de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).-La Fiscalía de Medio Ambiente ha abierto diligencias por la marea de pellets de plástico en las costas gallegas y que se extienden a las comunidades del mar Cantábrico, han informado a Efe fuentes jurídicas.

La Unidad Especializada en Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado ha abierto diligencias de investigación sobre el vertido de pellets tras abrir previamente expediente de seguimiento de la situación el día 4 de enero.

El vertido comenzó el 8 de diciembre tras la caída de un contenedor de un barco frente a las costas portuguesas y el primer aviso a la Junta de Galicia llegó el 13 de ese mismo mes.

El 20 de diciembre el Centro de Salvamento Marítimo Finisterre concluyó la investigación y determinó que el buque «Toconao» perdió mil sacos de pellets de plástico, estas pequeñas bolas de plástico. El barco llevaba una bandera de Liberia y con armador alemán.

El caso saltó entonces a las redes sociales, que empezaron a alertar sobre la llegada de estos pellets a las playas gallegas, en especial en la ría de Muros y Noia (La Coruña), desde donde se extendió a los medios de comunicación.

En esta situación, la investigación de la Fiscalía avanza mientras partidos como Sumar estudian denunciar a la Junta de galicia ante la Justicia.

Ecoloxistas en Acción ha anunciado que el martes presentará en los juzgados de Noia una denuncia contra la naviera propietaria del buque.

Galicia descarta subir la emergencia

La Junta de Galicia ha informado este lunes de que descarta elevar al nivel 2 la fase de emergencia por contaminación marina tras el vertido ya que estas pequeñas bolas de plástico «no son tóxicas ni peligrosas». Asturias, por su parte, ha anunciado que activa su propio plan de contaminación tras detectarlos en sus playas.

En un acto celebrado este lunes en La Coruña y ante preguntas de los medios, la vicepresidente segunda de la Junta y consejera de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, ha aclarado que las pequeñas bolas de plástico «no son tóxicas ni peligrosas», pero «es plástico y hay que quitarlo de los arenales».

La vicepresidente segunda ha detallado que desde que la Junta tuvo conocimiento del vertido se activó el Plan Camgal (Plan territorial de contingencias por contaminación marina accidental de la Comunidad Autónoma de Galicia) y ha apuntado que «no es necesario» elevar el nivel de emergencia porque así lo dicen «técnicos y científicos».

Ángeles Vázquez ha pedido al Gobierno central que «colabore» porque es suya la «responsabilidad del transporte en el mar» y porque «hay que actuar» dado que «no fueron capaces de sacar los sacos del mar y están llegando a tierra, en unos casos sacos completamente llenos y en otros miles de bolas porque los sacos se abren».

El Gobierno autonómico, en palabras de la conselleira, ha puesto en marcha un dispositivo de unas 200 personas, entre «personal propio, guardacostas, agentes medioambientales» y también a través de «la empresa pública Tragsa» para «trabajar y controlar» la recogida de los pellets que, ha avisado, «es muy complicada».

Por ello, y en relación a las recogidas organizadas por voluntarios, Ángeles Vázquez ha pedido que estas actuaciones se hagan «ordenadas y con sentido» ya que si hay muchas personas sobre los arenales «se pisan las bolitas y se entierran».

Asturias activa el Plan por Contaminación

En Asturias, el consejero de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios, Alejandro Calvo, ha activado este lunes el Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental del Principado de Asturias (Placampa) ante la presencia de microplásticos en varias playas del litoral occidental asturiano.

El Principado ha confirmado así la llegada a la costa asturiana de microplásticos procedentes del buque Toconao. El comité asesor del Placampa se ha reunido a primera hora de esta mañana para organizar las acciones de vigilancia, limpieza y gestión a desarrollar, según ha informado este lunes el Gobierno del Principado.

El Principado ha habilitado de manera inmediata un dispositivo de retirada y gestión de los residuos en coordinación con la Federación Asturiana de Concejos.

Las brigadas comenzarán a retirar hoy mismo los residuos plásticos que puedan aparecer durante este episodio para evitar su dispersión en el medio natural o su entrada en la cadena trófica.

El presidente de Galicia critica la falta de información

Por su parte, el presidente gallego, Alfonso Rueda, ha criticado la falta de información por parte del Gobierno central a la Junta sobre la contaminación de las playas por millones de pellets de plástico y ha lamentado el uso electoral que asegura que está haciendo la izquierda de esta situación.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid, en el que ha sido presentado por el presidente del PP y antecesor suyo en la Junta, Alberto Núñez Feijóo, Rueda ha dicho no tener información precisa sobre la contaminación llegada a playas gallegas procedente de contenedores del buque Tuconao.

«No tenemos información, todavía no nos la ha dado, que cuantos contenedores se cayeron al mar y qué contenían», ha manifestado el presidente de la Junta, que en todo caso ha garantizado: «vamos a recoger todo lo que llegue a las playas, pondremos los medios necesarios y quien quiera ayudar que ayude y el que no que siga haciendo campaña, pero que no estorbe».

A su juicio «no es normal que quien pueda decirnos eso no lo sepamos al día de hoy, aun así actuaremos como lo estamos haciendo, poniendo todos los medios a nuestro alcance», ha insistido.

Por otra parte, en el Gobierno de Rueda preocupa la incógnita sobre la cantidad de pellets que podrían llegar a las playas y la capacidad de reaccionar, mientras que han molestado las comparaciones con la tragedia del Prestige, que se hable de afectación a la pesca o que la izquierda use el vertido como elemento de confrontación en la campaña electoral.

En declaraciones posteriores a la intervención de Rueda en este encuentro informativo en Madrid, fuentes de la Junta de Galicia han señalado que no tienen previsto elevar el nivel de alerta medioambiental ante la llegada de estos pellets a la costa, salvo que reciban nueva información del Gobierno.

Desde el Ejecutivo autonómico han defendido además la inocuidad del material que ha llegado a las costas y han apuntado también que fue Salvamento Marítimo el que recibió el aviso sobre la pérdida de la carga por parte de la naviera, y no alertó a la administración autonómica.

Piden la movilización de la UME

La asociación ecologista Arco Iris ha reclamado este lunes la movilización de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para la retirada de los pellets de plástico llegados a las costas gallegas.

En un comunicado, reclama esta movilización para hacer frente «al desastre ambiental sin precedentes» que sufre la costa debido al vertido de millones de pellets de plásticos tras la pérdida de hasta seis contenedores por parte del buque Toconao en aguas portuguesas.

La organización «requiere la inmediata movilización de la UME» y poner fin «a la clamorosa desidia que en este grave asunto han mostrado tanto la Xunta de Galicia como el Gobierno español», que «ha puesto en evidencia que seguimos sin tener un mecanismo eficaz para la detección temprana de estas amenazas».

Los ecologistas recriminan «el silencio sepulcral de las administraciones» que, entienden, «supone un precedente histórico de absoluta deslealtad con la comunidad de Galicia y sus habitantes».

Recuerdan que la «invasión de los pellets de plástico» en Galicia es de una gravedad tal que sus efectos pueden hacerse notar a medio y largo plazo, comprometiendo la trazabilidad de la pesca y la acuicultura por su paso a la cadena trófica.

Cantabria busca restos de pellets en su costa

En Cantabria, técnicos de Medio Ambiente buscan en las playas de la costa occidental de la región restos de pellets de plásticos tras el hallazgo de estos en playas de Galicia, aunque el Ejecutivo cántabro ve «improbable» encontrarlos, «de momento».

«No nos consta que en ninguna playa de Cantabria haya ningún resto», ha informado a los periodistas el consejero de Medio Ambiente, Roberto Media, durante un acto en el Puerto de Santander.

Según ha afirmado el también titular de Fomento y Ordenación del Territorio, en Cantabria no hay «ningún aviso ni a protección civil ni al 112» ni de ningún ayuntamiento o vecinos.

Sin embargo, ha avanzado que el Gobierno prepara un plan de limpieza por si aparecen y los técnicos de la Consejería «están trabajando sobre el terreno en todas las playas más pegadas a Asturias».

Pescadores: «Son pequeños y los peces los confunden con alimento»

Por su parte, los pescadores gallegos han alertado alertan del peligro de los pellets que han aparecido en las costas porque son bolitas de plástico «muy pequeñas» y «los peces los confunden con alimento», como ha explicado a Efe el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de A Coruña, Javier Mariñas.

Javier Mariñas ha explicado que «el problema de los pellets es que son plásticos muy pequeñitos que los peces confunden con alimento», lo que, a su vez, puede hacer que lleguen «al consumo humano» al comer estos peces.

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Noia, Santiago Cruz, ha indicado que «todos los vertidos les afectan a peces y mariscos», también «los microplásticos que ya hay en las rías» por lo que con los pellets «suman más» y se agrava este problema.

Estas pequeñas bolitas de plástico -de las que la Junta todavía desconoce la cantidad que se ha vertido al mar, según la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez- «pueden afectar a peces y mariscos» por lo que ahora lo importante, ha apuntado Cruz a Efe, es «quitar lo máximo posible» ya que «las rías, cuanto más limpias estén, mejor».