La Justicia francesa condena al etarra Mikel Barrios Santamaría a 5 años de prisión

.Los jueces confirmaron la culpabilidad del etarra Mikel Barrios Santamaría por un delito de terrorismo entre finales de 2011 y julio de 2015, en relación con las huellas y trazas genéticas que había dejado en coches robados por ETA, en diversos objetos requisados a miembros de la banda y en un zulo con armas y explosivos descubierto en diciembre de 2012.

FOTOGRAFÍA. PARÍS (FRANCIA), JUNIO DE 2020. El etarra Mikel Barrios Santamaría (d), en el Tribunal Correccional de París, este mes de junio de 2020. Efe 

Efe – El Tribunal de Apelación de París condenó a cinco años de cárcel, los mismos que se le impusieron en primera instancia, al etarra Mikel Barrios Santamaría como miembro del aparato logístico-militar de ETA después de que la banda ya hubiera declarado en 2011 el abandono definitivo de la lucha armada. París (Francia), viernes 8 de enero de 2021.

A diferencia de la sentencia del Tribunal Correccional del pasado mes de junio, en su dictamen de este jueves el Tribunal de Apelación de París no le impuso la expulsión de Francia durante diez años al término de la pena, explicaron a Efe fuentes judiciales.

Los jueces tampoco ordenaron el ingreso inmediato en prisión de Barrios (Pamplona, 1988), que se encuentra desde hace unos meses en libertad bajo control judicial, y que puede ahora recurrir ante el Tribunal Supremo.

En cualquier caso, confirmaron su culpabilidad por un delito de terrorismo entre finales de 2011 y julio de 2015, en relación con las huellas y trazas genéticas que había dejado en coches robados por ETA, en diversos objetos requisados a miembros de la banda y en un zulo con armas y explosivos descubierto en diciembre de 2012.

Los expertos concluyeron que ese zulo, en el que había dos bidones, se había constituido como pronto unas semanas antes de que en octubre de 2011 la organización terrorista anunciaba que renunciaba a las armas.

Barrios Santamaría se justificó ante el Tribunal Correccional de París afirmando que ETA seguía ocultando su armamento en ese momento “para que no cayera en malas manos”.

También explicó que no se entregaran armas y municiones hasta abril de 2017 por la negativa de los gobiernos español y francés a negociar.

El etarra, que admitió haber militado en ETA hasta su disolución, fue detenido el 27 de octubre de 2017 en Berlín y entregado un mes y medio después a Francia, que lo reclamaba para juzgarlo por múltiples indicios de su participación en la actividad de la banda.

La Audiencia Nacional de Madrid emitió a finales de 2008 una euroorden contra él por su presunta pertenencia a Segi, organización juvenil vinculada a la organización terrorista. ac/rcf/msr

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot