La policía Rosa Peral, acusada de asesinar a su novio, se aferra a los chats románticos

FOTOGRAFÍA. AUDIENCIA DE BARCELONA (BARCELONA) ESPAÑA, 05.03.2020. La defensa de la agente de la Guardia Urbana de Barcelona Rosa Peral, acusada de asesinar junto a su amante Albert López a su novio Pedro Rodríguez en mayo de 2017, se ha aferrado este jueves a una retahíla de chats románticos para demostrar que no tenía ningún motivo para cometer el crimen. Efe

Efe – La defensa de la agente de la Guardia Urbana de Barcelona Rosa Peral, acusada de asesinar junto a su amante Albert López a su novio Pedro Rodríguez en mayo de 2017, se ha aferrado este jueves a una retahíla de chats románticos para demostrar que no tenía ningún motivo para cometer el crimen. Barcelona (España), jueves 5 d emarzo de 2020. 

Lo ha hecho durante la decimoctava sesión del juicio que se celebra ante un jurado popular en la Audiencia de Barcelona que deberá dictar este mes si los considera culpables de matar a la víctima, meterla en el maletero de su coche y abandonar el vehículo calcinado en una pista forestal del pantano de Foix.

Después de que los datos extraídos de los móviles de los acusados tiraran por tierra todas sus coartadas, la letrada Olga Arderiu, que representa a Rosa, se ha propuesto hoy dar un giro de guión y corroborar que su cliente y Pedro no solo estaban profundamente enamorados, sino que les unía una relación estable y proyectaban un futuro juntos.

Para ello, ha comenzado confirmando con los peritos informáticos que las conversaciones y mensajes que se han leído esta semana son únicamente un «resumen» elaborado por los Mossos d’Esquadra en base a «criterios» policiales, pero que dejan de lado una «multitud» de charlas de marcado tono romántico.

No obstante, ha topado con el dictamen de los peritos, quienes han reiterado que los chats con Pedro se caracterizan por «una polaridad muy marcada», porque «hay tantas conversaciones amorosas, como de reproches y celos».

«Se mantiene una dualidad: en una misma conversación pueden estar hablando de ‘te quiero mucho y quiero un bebé’ y acto seguido decir ‘me vas a dejar'», ha recalcado una mosso.

Arderiu también ha pedido la lectura de varios mensajes de Rosa con amigos en los que asegura que está «genial» con Pedro y que buscan «un bebé» y la exposición de fotografías de ambos besándose, abrazándose y haciéndose carantoñas, que Albert ha observado con gesto de incredulidad, mano en el mentón y negando con la cabeza.

Asimismo, otros mensajes han desvelado que Rosa y Pedro concertaron una visita en una clínica de fertilidad, pero los investigadores no han podido determinar a través de la geolocalización de los móviles si realmente acudieron a la cita.

La abogada también ha logrado anotarse un punto cuando, después de incisivas preguntas, ha arrancado de los peritos que la conversación de whatsapp que Pedro habría enviado a un amigo horas antes de morir y que las acusaciones creen que escribió Rosa suplantándolo se basa en una «interpretación».

«Es la lectura de todo el conjunto que nos parece cuanto menos un poco curiosa. Por supuesto, no es ciencia exacta, es interpretación», ha señalado una experta, quien ha admitido que, aunque no lo creen, los mensajes son «compatibles» con que los hubiera escrito el propio Pedro.

Sin embargo, tal como se ha anunciado al inicio de la sesión y han subrayado los peritos, todos estos documentos son solo una cara de la relación entre la víctima y Rosa, quien al mismo tiempo que declaraba su amor a Pedro trataba de recuperar a Albert, tal como demuestran los mensajes extraídos de sus respectivos teléfonos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot