La separatista Sturgeon pide referéndum secesionista en Escocia al final del brexit

Lasvocesdelpueblo

Agencias – Según dijo Sturgeon, un nuevo plebiscito de separación de su región del país debe celebrarse “no ahora, sino cuando se conozcan los términos del ‘brexit” o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), que negociará Londres con Bruselas en un periodo de dos años. Escocia (Reino Unido), martes 30 de mayo de 2017. Fotografía: La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, presenta el manifiesto del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en Perth (Reino Unido) este martes, 30 de mayo. Efe.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, divulgó hoy el programa electoral del Partido Nacionalista Escocés (SNP) de cara a los comicios del 8 de junio, con la propuesta de un segundo referendo de independencia de la región “al final del proceso del ‘brexit”.

En el acto de presentación del manifiesto en la ciudad escocesa de Perth, la líder nacionalista destacó la importancia de contar ahora con “voces fuertes” de diputados de su partido en el Parlamento de Westminster, en un momento en que el Reino Unido está abocado a abandonar el bloque comunitario.

Según dijo Sturgeon, un nuevo plebiscito de separación de su región del país debe celebrarse “no ahora, sino cuando se conozcan los términos del ‘brexit” o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), que negociará Londres con Bruselas en un periodo de dos años.

“Hay demasiado en juego en el ‘brexit’ para que simplemente se nos imponga a Escocia, sin importar lo dañino que esto pueda resultar. Nuestro futuro debe ser decidido por nosotros, no para nosotros”, subrayó.

Con relación a ese punto, la política escocesa consideró que “si el SNP gana una mayoría de escaños escoceses en estas elecciones, eso reforzará más ese mandato” para convocar el nuevo plebiscito.

“En esas circunstancias, cualquier amago continuado por parte de los tories de evitar que Escocia tenga una opción -cuando es el momento adecuado y las opciones están claras- sería democráticamente insostenible”, apuntó.

Escocia ya celebró un referéndum de independencia el 18 de septiembre de 2014, en el que el 55,3 % del electorado votó por continuar en el Reino Unido, mientras que un 44,7 % respaldó la separación.

Sturgeon es partidaria ahora de celebrar una segunda consulta de independencia en esa región, para lo que necesita obtener el permiso del Gobierno de Londres.

No obstante, la líder del Ejecutivo británico, la conservadora Theresa May, ya ha descartado esa opción al considerar que “ahora no es el momento”.

En su manifiesto, el Partido tory promete que no habrá referendo hasta que el proceso negociador para la salida de la UE haya evolucionado y a menos que haya un “consentimiento ciudadano”, si bien no especifica qué implica eso exactamente.

En las últimas semanas, el líder del Partido Laborista -principal grupo opositor-, Jeremy Corbyn, se ha opuesto con firmeza a la posibilidad de un segundo referendo escocés al considerarlo “innecesario e indeseado”.

Pero en una entrevista concedida este lunes a una emisora británica Corbyn sugirió que estaría “abierto a negociaciones” con el Gobierno escocés si llegara a convertirse en primer ministro, aunque les conminaría a “pensarlo cuidadosamente”.

En las pasadas elecciones generales, el SNP se hizo con 56 de loas 59 escaños en la Cámara de los Comunes correspondientes a Escocia y se espera ahora que siga siendo el partido más votado, aunque los últimos sondeos hacen pensar que podrían perder algunos asientos.

“Ahora, más que nunca, necesitamos que haya voces fuertes del SNP en Westminter (Parlamento británico) que den la cara por Escocia frente a un Gobierno tory envalentonado”, afirmó hoy Sturgeon, al admitir que es probable que el partido de May vuelva a imponerse en los comicios.

“Independientemente de si votaron a favor de permanecer en Europa o de marcharse, un voto por el SNP en estas elecciones es un voto para asegurar que los intereses de Escocia están protegidos durante todo el proceso”, aseguró.

El programa detallado hoy destina una inversión de 118.000 millones de libras (136.000 millones de euros) a los servicios públicos británicos, aboga por incrementar el salario mínimo hasta las 10 libras la hora (11 euros) y aspira a que Escocia tenga un mayor control sobre la inmigración y a que continúe en el mercado único tras el “brexit”.

Esa propuesta electoral contiene, según Sturgeon, “justicia, oportunidades y democracia en su corazón” y representa a “un país que es acogedor y abierto de miras”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies