«La sociedad española es consciente de la amenaza yihadista que implica para nuestro país Dáesh»

El director del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa (c), junto a los investigadores Fernando Reinares y Carola García-Calvo. rtve

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Informe pdf sobre el Estado Islámico del Real Instituto Elcano (IEIRI). 8 de cada 10 detenidos se radicalizaron en Ceuta o en Barcelona, centro neurológico de la asociación del Partido Demócrata Catalán (PDC) de Artur Mas y Carles Puigdemont Casamajó conocida como ‘Fundación Nuevos Catalanes’ –de marroquíes, paquistaníes, indios, africanos, etc. todos de cultura islámica– (Fundació Nous Catalans). La mayoría de los detenidos estaban en células de nueva generación. Se trata de varón joven marroquí y en alguno caso de hijo de familias islamistas nacidos en España -joven español de nacimiento-; también hay yihadistas casados y con hijos; esto es el perfil del yihadista  en la patria. Así se desprende del Informe sobre el Estado Islámico del Real Instituto Elcano (IEIRI) asegura que: «Los detenidos puestos a disposición judicial en España desde 2013 por actividades relacionadas con Estado Islámico (EI) se caracterizan ante todo por ser hombres jóvenes, casados y con hijos, tanto españoles como marroquíes, en su mayoría con estudios secundarios y cuya tasa de desempleo es similar a la de la población española en su conjunto». Madrid (España), miércoles 13 de julio de 2016. Fotografía: El director del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa (c), junto a los investigadores Fernando Reinares y Carola García-Calvo. rtve.

«¿Cómo son los seguidores que Estado Islámico (EI) ha sido capaz de atraer y movilizar dentro del territorio español? ¿Cuándo, dónde y cómo se radicalizaron en la ideología que es propia de esa organización yihadista? ¿Qué tipo de motivaciones individuales son las que les han llevado a la participación en actividades terroristas? ¿Cuáles son sus patrones de implicación yihadista en favor de EI tanto dentro como fuera de nuestro país? Este informe responde a esas preguntas».

Informe pdf sobre el Estado Islámico del Real Instituto Elcano (IEIRI).

Descargar (PDF, 5.47MB)

1 de cada 3 yihadistas detenidos en España integraba células dispuestas a atentar en España

Uno de cada tres yihadistas detenidos en España formaba parte de células o redes con capacidad operativa y dispuestas a atentar en el país, según pone de manifiesto el informe sobre el Estado Islámico del Real Instituto Elcano. Los investigadores Fernando Reinares y Carola García-Calvo han presentado este estudio realizado con los perfiles de los 150 supuestos yihadistas arrestados en territorio español por las fuerzas de seguridad desde 2013 hasta mayo de este año. De ellos, el 86% pertenecía al Dáesh, el autoproclamado Estado Islámico. El informe pone de relieve que el 94% de los detenidos participó en actividades relacionadas con el terrorismo de Estado Islámico en compañía de otras personas. Dicho de otra manera, solo el seis por ciento se implicó en las actividades relacionadas con el Daesh de forma solitaria, y únicamente dos de ellos tenían intención de desplazarse a Siria o Irak para cometer acciones armadas, pero no como lobos solitarios.

¿Cuál es el perfil sociológico más frecuente entre los detenidos en España por actividades relacionadas con Estado Islámico?

«Los detenidos puestos a disposición judicial en España desde 2013 por actividades relacionadas con Estado Islámico (EI) se caracterizan ante todo por ser hombres jóvenes, casados y con hijos, tanto españoles como marroquíes, en su mayoría con estudios secundarios y cuya tasa de desempleo es similar a la de la población española en su conjunto. No es inusual que tengan antecedentes penales. Si bien de ascendencia musulmana, su conocimiento del islam y de la sharía o ley islámica suele ser elemental. Ahora bien, nada de ello es incompatible con que se registren porcentajes significativos de mujeres, conversos y universitarios».

«En conjunto, el principal escenario de la movilización promovida en España por EI se encuentra en la provincia de Barcelona, pero si la atención se centra solo en los detenidos de nacionalidad española su foco hay que situarlo entre jóvenes de segunda generación nacidos y residentes en Ceuta».

¿Cuándo, dónde y cómo se radicalizaron esos individuos en la ideología del salafismo yihadista que es propia de EI?

«La radicalización de los detenidos en España que iniciaron dicho proceso tras el auge de EI en 2013 se desarrolló sobre todo en entornos mixtos, que combinan ámbitos offline y online. Ahora bien, el número de individuos radicalizados solo offline es marcadamente superior al de los radicalizados únicamente online. Domicilios privados, lugares de culto y centros culturales islámicos, espacios al aire libre, así como centros penitenciarios, destacan entre los ámbitos de radicalización offline».

«Hay dos factores de asociación diferencial que ayudan a entender por qué determinados individuos se radicalizaron en cierto lugar mientras otros de similares rasgos sociodemográficos, en el mismo o diferente sitio, no hicieron suya la ideología de EI: por una parte, la existencia de contacto físico directo con un agente de radicalización al que generalmente se atribuye cierto carisma y, por otra, los lazos sociales preexistentes basados en vínculos de vecindad, amistad o parentesco».

¿Qué tipo de motivaciones individuales son las que les han llevado  a  la participación en actividades terroristas?

«Las motivaciones ideológicas y utilitarias para adherirse a EI parecen haber sido más relevantes entre los detenidos que las de índole existencial e identitaria, o que las de carácter emocional y afectivo. La idea de yihad terrorista como imperativo religioso, el convencimiento de que es eficaz y de que su éxito queda de manifiesto con la proclamación del califato, al igual que la provisión de incentivos selectivos o recompensas materiales y no materiales, mueven más a la implicación en EI que la posibilidad de encauzar distintos tipos de emociones o encontrar una salida a crisis vitales o a conflictos de identidad».

«Con todo, según los testimonios orales o escritos que han dejado los detenidos, el odio, principal pero no exclusivamente hacia occidentales que son descritos como infieles y hacia chiíes considerados apóstatas, está generalizado entre ellos y a menudo se combina con otro tipo de motivaciones individuales».

¿Cuáles son sus patrones típicos de implicación yihadista en favor de EI tanto dentro como fuera de nuestro país?

«La inmensa mayoría de los detenidos puestos a disposición judicial en España desde 2013 por actividades terroristas relacionadas con EI se hallaban implicados en compañía de otros y no aislados o en solitario. En concreto, como integrantes de células, grupos o redes, más de nueva formación y alcance transnacional que regeneradas y confinadas  en sus actividades al territorio español».

«En el seno de dichas células, grupos o redes, los detenidos contribuían sobre todo a funciones de radicalización, reclutamiento, envío de combatientes terroristas extranjeros a Siria e Irak, difusión de propaganda o financiación para cubrir las necesidades derivadas de su implicación yihadista. Una amplia mayoría de los mismos  se habían desplazado a Siria e Irak, lo habían intentado o tenían intención de hacerlo. Pese a lo cual, un tercio de ellos pertenecía a células, grupos o redes con capacidades operativas y que tenían voluntad de atentar en España».

¿Cómo son y deben ser tanto la reacción social como las respuestas institucionales a la amenaza que supone EI?

«La sociedad española es consciente de la amenaza terrorista que implica para nuestro país EI. Las más de 40 operaciones policiales contra EI desde 2013 ponen de manifiesto una efectiva respuesta institucional cuyo actual enfoque preventivo no está exento de inconvenientes. Estos pueden atenuarse en buena medida tras la entrada en vigor, en 2015, de las nuevas disposiciones antiterroristas del Código Penal».

«Apremia una implementación efectiva y localizada del Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta (PEN-LRV) al tiempo que deben mantenerse como prioritarias la cooperación bilateral con Marruecos y la multilateral en la Unión Europea. España ha de favorecer iniciativas legítimas de la comunidad internacional en zonas que son foco de la amenaza de EI. La revisión de la Estrategia Integral Contra el Terrorismo Internacional y la Radicalización (EICTIR) ofrece una oportunidad para el consenso parlamentario que cuenta con el mecanismo del pacto Antiyihadista».

Del total de los detenidos, el estudio cifra en un 35,4% los que formaban parte de una célula, grupo o red con voluntad de atentar en España

Por lo tanto, en España estaríamos hablando de un fenómeno de “manadas de lobos, en lugar de lobos solitarios”, ha subrayado Reinares.Tres cuartas partes de los detenidos tenían algún contacto dentro de la organización del Daesh, mientras que el resto simplemente seguía su propaganda, ha abundado el experto. Del total de los detenidos, el estudio cifra en un 35,4% los que formaban parte de una célula, grupo o red con voluntad de atentar en España y en un 65% los que ya se habían desplazado a Siria e Irak para integrarse en el califato o habían tomado la decisión de hacerlo. La principal motivación para implicarse en esas actividades terroristas es de índole ideológica y utilitaria, es decir, se integran con la idea de la Yihad como imperativo religioso y con el convencimiento de la recompensa que recibirán más allá de su muerte en una acción suicida.

Son ya varios los perfiles que Elcano ha elaborado sobre los yihadistas, pero en esta ocasión ha querido centrarse en aquellos que han sido puestos a disposición judicial desde 2013, año de creación del califato. Un perfil que se corresponde con el de un hombre de entre 20 y 34 años, casado, con hijos, de nacionalidad española o marroquí (casi en la misma proporción), empleados en el sector servicios o en paro y casi en un 30% con estudios secundarios, aunque no es desdeñable el porcentaje (10%) con formación universitaria. Por ello, Elcano considera “simplista” afirmar que los yihadistas radicalizados en España sean principalmente inmigrantes o marginados.

Si hasta 2012 la mayoría de los yihadistas detenidos en España eran individuos nacidos fuera de nuestras fronteras, en la actualidad ya hay tantos nacionales españoles (45,3%) como marroquíes (41,1%). De todos modos, como ha asegurado García-Calvo, las mujeres ya representan un porcentaje alto entre los detenidos y llama la atención que su media de edad sea bastante inferior a la de los hombres (22,6 frente a 31,6). Y no solo eso, sino que también las mujeres suelen estar solteras porque en muchos casos las redes pretenden enviarlas a las zonas de conflicto para casarlas con yihadistas y darles hijos para extender el califato.

Con un 44,6% de ellos con antecedentes penales (por terrorismo u otras actividades como tráfico de drogas), muchos pertenecen ya a esas segundas generaciones de inmigrantes que, en su mayoría no tienen un conocimiento relevante del islam y la sharía (sólo un 11% lo tiene). Aunque una abrumadora mayoría de los detenidos era musulmana de origen, existe un 13,9% de conversos, que suelen responder al perfil de joven procedente de familias desestructuradas y que han pasado por experiencias traumáticas o problemas de conducta o mentales en la adolescencia.

Ceuta y Barcelona son los focos de radicalización islamista en Españá

Aunque el lugar de nacimiento es en seis de cada diez casos Ceuta, es la provincia de Barcelona la que acoge a casi un 30% de ellos, por delante de la citada ciudad autónoma (22,1%) y la Comunidad de Madrid (15,3 %). Prácticamente se repite esta estadística a la hora de localizar las detenciones, con el 27,3% en Barcelona, el 20,3% en Ceuta y el 16,7 en Madrid. Solo una cuarta parte de los detenidos estudiados se había radicalizado antes de 2013, justo a partir del auge del Dáesh, y cuando tenían entre 15 y 29 años, si bien entre los 15 y los 19 se concentra la mayor parte de los casos de radicalización.

El estudio precisa que el 73,8% de los arrestados se radicalizaron dentro de España (sobre todo en Ceuta, Barcelona y Madrid), un 16,2% en territorio nacional y en Marruecos y solo un 10% en el exterior. El documento del Elcano también contradice algunas ideas asentadas en la prensa y la opinión pública sobre el proceso de radicalización de los yihadistas. Es el caso del peso que se le atribuye a Internet y las redes sociales en este proceso.

Frente a la creencia general, no es internet el entorno donde más se radicalizan, ya que un 18,4% elige solo este ámbito, mientras que un 18,4% opta por mezquitas, domicilios, espacios culturales, etc… En un 52,7% lo hacen en ambos espacios, el online y el offline. Sólo un 6,7% se radicaliza en las prisiones. Y si lo hacen a través de las redes sociales, nueve de cada diez utilizó Facebook.

Además, ocho de cada diez se radicaliza en compañía y su “agente” de radicalización es un activista en un 38,3% de los casos o su entorno familiar (27,7%). Respecto a esos vínculos de los detenidos, casi un 66% tenía lazos previos con otros arrestados o combatientes desplazados a Siria e Irak. Y cuando se analizan las relaciones familiares, llama la atención también la existencia de hermanos, como ha ocurrido en seis operaciones policiales.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias relevantes

Videos Hot