Las obras de un centro comercial en Sabadell dejan al descubierto el segundo acueducto subterráneo más importante de Cataluña

.Su dimensión, 150 metros de longitud, lo convierten en el segundo más importante jamás encontrado en Cataluña, por detrás del de Tarragona, correspondiente a la capital imperial, y del que se han localizado unos 300 metros

FOTOGRAFÍA. SABADELL (BARCELONA) ESPAÑA, 16.08.2022. El técnico del Museo de Historia de Sabadell (MHS), Genís Ribé, observa la parte que será visitable del cuniculus de San Pablo de Río-seco de Sabadell (Barcelona). ACN

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Sabadell (Barcelona), martes 16 de agosto de 2022. Las obras para construir un centro comercial en el entorno de San Pablobde Río-seco, en la capital de la comarca del Vallés Occidental, Sabadell (Barcelona), han dejado al descubierto un «cuniculus», un acueducto romano subterráneo que con 150 metros de longitud es el segundo más importante localizado nunca en Cataluña.

Su aparición pone de relieve la importancia que el agua tenía en un entorno del Vallès donde se tienen registrados diferentes núcleos habitados durante la época romana, y que podría servir para abastecerlos para regar campos, servir a negocios de alfarerías o en las hogares.

Ahora se trabajará de forma conjunta con la propiedad de los terrenos para conservar un 20 metros de la estructura y hacerla accesible al público, la segunda de estas características que se encuentra en la capital de la comarca del Vallés.

El entorno de San Pablo de Río-seco se encuentra en plena transformación desde principios de siglo. Los campos que gobernaban este espacio están dejando paso a poco a un polígono en expansión, en el que empresas de diferentes sectores, como el tecnológico, de la construcción o del mueble se están instalando gracias a las buenas comunicaciones viarias con el resto de la Comunidad autónoma de Cataluña.

Precisamente, este criterio es el que se había utilizado dos mil años atrás para crear núcleos habitados, aprovechando la proximidad con la Vía Augusta, que recorría la costa de la Península Ibérica de norte a sur, de los Pirineos en Cádiz, pasando por lo que hoy conocemos como el Vallès. Por este motivo, los espacios donde se han ido construyendo las tiendas de San Pablo de Río-seco forman parte de un entorno considerado área de expectativa arqueológica, por lo que ya en 2007 a realizar una campaña alrededor del antigua iglesia de San Pablo de Río-seco para delimitar el yacimiento ya existente, y que reúne restos que se remontan a la época romana republicana del siglo II.

Con el movimiento de tierras previo al levantamiento de un nuevo centro comercial centrado en el sector de la construcción, se ha hecho el último hallazgo en este entorno, situado entre la autopista C-58 y el Aeropuerto de Sabadell.

Los estudios geológicos previos permitieron localizar un espacio soterrado que todo apuntaba a que se trataba de una galería, momento en que se empezó a trabajar para dejar al descubierto la estructura.

«Se trataba de un cuniculus, que tiene una función específica de llevar agua limpia procedente de una fuente, un río o una riera a un destino, como una villa romana situada no sabemos muy bien dónde», explica Genís Ribé , técnico del Museo de Historia de Sabadell (MHS).

De hecho en el entorno de Sabadell se tiene constancia de diferentes espacios donde los romanos se instalaron, como el propio San Pablo, el entorno de Castellarnau, el espacio donde actualmente se encuentra la zona comercial de San Quirico de Tarrasa o la villa romana de la Salud, todo un referente.

El resultado fue el descubrimiento de un acueducto subterráneo de 60 centímetros de ancho y un metro de alto, espacio suficiente para que sus constructores trabajaran la cavidad de forma manual.

Se ha descubierto su inicio, pero no su final, dado que las construcciones que se han hecho en otras épocas pueden haber destruido la continuidad lineal, si bien no se descarta que haya más tramos más adelante.

«En el trazado hemos encontrado varios pozos que servían tanto para facilitar su construcción como para garantizar que se pudiera acceder para garantizar que el agua circulara correctamente sin que colapsara», explica Ribé.

En estos agujeros se han encontrado los espacios que servían para colocar los listones de madera que hacían las funciones de escalones, y de su interior se ha extraído ‘dolium’ y tégula romana, que ahora se analizan para intentar datar con exactitud la época en que el cuniculus estuvo en funcionamiento.

El segundo más importante de Cataluña

El hallazgo de la estructura detuvo las tareas para poder examinarlas y realizar los estudios arqueológicos correspondientes.

Su dimensión, 150 metros de longitud, lo convierten en el segundo más importante jamás encontrado en Cataluña, por detrás del de Tarragona, correspondiente a la capital imperial, y del que se han localizado unos 300 metros.

Sabadell es tierra prolífica en el ámbito arqueológico, al menos en cuanto a cuniculus.

En 2004, en el marco de las excavaciones que se llevaron a cabo en el entorno de Can Gambús para convertirlo en barrio, se localizó uno de 128 metros de longitud, de los que se conservan unos 80 y que le sitúan como la tercera estructura de sus características localizada nunca en el país.

Una vez documentado y constatar que posiblemente daba servicio a la antigua villa romana de Can Feu, situada a medio kilómetro del lugar, se convirtió en museo para visitar una parte del acueducto.

Es lo mismo que se quiere hacer con el extremo que se ha acordado conservar en San Pablo de Río-seco, una vez se culmine la construcción de la nueva tienda.

Aunque todavía está por definir el proyecto, se prevé ubicar en el espacio destinado al aparcamiento del centro comercial, con el objetivo de garantizar el acceso a todo aquel que quiera verlo desde fuera, y abriéndolo de forma acordada a visitas.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot