“Los independentistas han exigido” a Sánchez “romper con el PP” y seguir con el ‘Procés’

Lasvocesdelpueblo
MADRID (ESPAÑA), 24.10.2018. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su intervención ante el pleno del Congreso de los Diputados, celebrado ayer. Efe.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El secretario general del PSOE y presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha roto con el líder del PP y ha convocado el máximo órgano del PSOE llamado ‘Comité Federal’ para el 10 de noviembre de 2018. El PP asegura que: “Sospechamos que la ruptura con el PP sea otra exigencia de los independentistas”. Muchos otros dirigentes del partido han arropado a Casado, y también el número dos, Teodoro García Egea, ha instado a Sánchez a romper con los “golpistas”, mientras que el número tres, Javier Maroto, apuntaba otra idea. “Sospechamos que la ruptura con el PP sea otra exigencia de los independentistas” porque éstos “quieren tener a Sánchez de la mano”, ha dicho Maroto. Y el secretario general del grupo parlamentario del PP en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha avalado las afirmaciones de Casado porque en su opinión el Ejecutivo está permitiendo el desafío rupturista en Cataluña y “no puede ser partícipe de esa situación ni por comisión ni por omisión”. Madrid (España), viernes 26 de octubre de 2018. Fotografía: MADRID (ESPAÑA), 24.10.2018. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su intervención ante el pleno del Congreso de los Diputados, celebrado ayer. Efe.

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, reunirá el próximo 10 de noviembre al Comité Federal de su partido, tras su ruptura de relaciones con el líder del PP, Pablo Casado.

Aunque todavía no está convocado formalmente, está previsto que el máximo órgano de representación del PSOE entre congresos ratifique las candidaturas a las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, han señalado a Efe fuentes de la dirección socialista.

La reunión del Comité tendrá lugar un día después de que la presidenta andaluza, Susana Díaz, comparezca en la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos del Senado y apenas una semana antes de que arranque la campaña electoral en Andalucía.

Sánchez, que no reúne al Comité Federal desde el pasado 17 de febrero, cuando aprobó su nuevo Reglamento de Estatutos, previsiblemente presentará ante los suyos su informe político con el balance de los últimos meses, desde que el 1 de junio ganara la moción de censura contra Mariano Rajoy y accediera a la Presidencia del Gobierno.

La interlocución con el Gobierno de Cataluña, el acuerdo presupuestario con Podemos y la ruptura de relaciones con Casado podrían ser algunos de los puntos de su informe.

El cónclave, no obstante, tendrá también acento andaluz, con la presidenta Susana Díaz a las puertas de unos comicios en los que aspira a su tercer mandato.

El presidente del PP, Pablo Casado, pide al PSOE que rompa con los independentistas y no con el PP

El líder del PP, Pablo Casado, se ha reafirmado este jueves, 25 de octubre de 2018, en sus palabras y ha insistido en considerar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, responsable del “golpe” de los independentistas en Cataluña, y le ha pedido que rompa relaciones con los separatistas y con Bildu, pero no con él.

El Gobierno y el PSOE, mientras, han insistido en defender la posición de Sánchez, quien ayer dio por rota la relación con Casado por no retractarse cuando dijo que el presidente es “partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España”, y han subrayado que no se puede consentir ese tipo de acusaciones por parte del líder del PP.

Casado ha insistido esta mañana en su posición. Aunque ya no utiliza, como hizo ayer, el término “partícipe”, sí ha reiterado que Sánchez, como presidente del Gobierno, es “responsable” del “golpe” de los independentistas por no tomar las medidas para pararlos.

“Hay cosas que no se pueden pasar”, ha dicho la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien ha insistido esta mañana en que el Ejecutivo no debe aceptar este tipo de afirmaciones, sobre todo por la “cruenta” historia de golpismo en España.

Calvo ha señalado que los socialistas no piensan admitir “ni una vez más que alguien del PP, como ya hizo también Rajoy con Zapatero” les “agravie” de esta manera “tan calumniosa y tan peligrosa para la política”.

Ha reconocido no obstante que la ruptura es de Sánchez con Casado, pero el Ejecutivo no puede romper con los escaños de los populares en el Congreso.

También en defensa de Sánchez ha salido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para quien Casado ha cruzado una “línea roja” por acusar al presidente de ser “cómplice” de un golpe, y eso es lo “suficientemente grave” como para no tomárselo a broma.

Otros dirigentes han colocado el discurso de Casado en la línea de los “populismos de la extrema derecha europea”, como ha apuntado Patxi López, mientras que la portavoz del partido en el Congreso, Adriana Lastra, se ha mostrado convencida de que el expresidente José María Aznar estará “contento” con las palabras del líder popular.

“Es inasumible que se hagan esas declaraciones en una sede que es el templo de la democracia”, ha dicho Lastra, para quien Casado perdió ayer una oportunidad para demostrar que es un “líder político” y “para moderarse y centrarse”.

En el PP analizan este desencuentro de una forma muy distinta, y el partido ha repetido hoy una idea que ha lanzado Casado a primera hora, la de que con quien tiene que romper Sánchez relaciones es con los independentistas.

Casado ha señalado que “nadie se cree” la “victimización” del jefe del Ejecutivo, al que ha preguntado por qué no rompe con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su “ataque” al Estado, con el expresidente catalán Carles Puigdemont, prófugo de la justicia, con el dirigente abertzale Arnaldo Otegi o con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por “ir a la cárcel a negociar los presupuestos”.

Aunque no ha repetido en los mismos términos la acusación que ayer le hizo a Sánchez en la comparecencia del presidente en la Cámara Baja, ha señalado que lo que quiso decir es que cuando hay un “incendio” un Gobierno es “responsable” si no ha utilizado toda la eficacia y los medios de la administración para apagarlo.

Muchos otros dirigentes del partido han arropado a Casado, y también el número dos, Teodoro García Egea, ha instado a Sánchez a romper con los “golpistas”, mientras que el número tres, Javier Maroto, apuntaba otra idea.

“Sospechamos que la ruptura con el PP sea otra exigencia de los independentistas” porque éstos “quieren tener a Sánchez de la mano”, ha dicho Maroto.

Y el secretario general del grupo parlamentario del PP en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha avalado las afirmaciones de Casado porque en su opinión el Ejecutivo está permitiendo el desafío rupturista en Cataluña y “no puede ser partícipe de esa situación ni por comisión ni por omisión”.

“Eso es lo que en este momento se está produciendo mirando a otro lado o atemperando situaciones que, a nuestro juicio, son gravísimas y que no se pueden decir que son asumibles”, ha afirmado Bermúdez de Castro.

El PP no rectifica: “Con quien tiene que romper Sánchez es con los golpistas”

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha rechazado este jueves, 25 de octubre de 2018, que el líder del PP, Pablo Casado, pueda retirar su acusación a Pedro Sánchez de que colabora con los “golpistas” y ha añadido que con quien tendría que romper relaciones el presidente del Gobierno es con los que “han intentado un golpe”.

“Es evidente que Pedro Sánchez no ha roto con quien tenía que romper, que son con los que han intentado un golpe de Estado”, ha criticado en declaraciones en los pasillos.

Sobre las palabras de ayer de Sánchez en las que habría sugerido que el delito de rebelión podría no ser aplicable a los hechos del 1-O, ha hablado el diputado Rafael Hernando, quien ha argumentado que la violencia continuada no tienen por que ser ya “escenas de hace sesenta años” sino que se puede ejercer también de otras maneras, como ha pasado en Cataluña.

Ha respondido así a lo que dijo el presidente al recordar que en 1994 “el señor Trillo, entonces diputado, hizo una propuesta de modificación en la que decía que el delito de rebelión que es inherente a un supuesto golpe de Estado, se tiene que dar por militares y o por civiles armados a la orden de militares”.

“No tienen que ser militares para ejercer la violencia”, ha subrayado Hernando, citando, por ejemplo, el acoso a las fuerzas de seguridad o a los miembros de partidos no independentistas.

En todo caso, cree que no hace falta modificar “para nada” el Código Penal y que lo que hay que hacer es respetar la acción judicial: “No pretendamos condicionar a los jueces desde el Gobierno” como ha dicho, está haciendo Sánchez, unas veces de manera directa y otras sutilmente.

García Egea, por su parte, ha recalcado que Pedro Sánchez ha llegado al Gobierno y está pactando con quienes han intentado “cercenar las libertades” lo que, a su juicio, “es un flaco favor para la democracia.”

Ha recordado que la ley prevé unos mecanismos para impedir los objetivos de los independentistas, instrumentos que el Gobierno se niega a poner en marcha.

“Los españoles en la calle a eso le llaman colaborar con un golpe de Estado”, ha destacado.

Para el número dos del PP, ha sido Sánchez quien “rompió hace mucho tiempo relaciones” con la sociedad española y con los partidos constitucionalistas, en una actitud que los españoles “tendrán que juzgar en las urnas”.

Por su parte, el secretario general del grupo parlamentario del PP en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, se ha reafirmado en que está permitiendo el desafío rupturista en Cataluña y que “no puede ser partícipe de esa situación ni por comisión ni por omisión”.

“Eso es lo que en este momento se está produciendo mirando a otro lado o atemperando situaciones que, a nuestro juicio, son gravísimas y que no se pueden decir que son asumibles”, ha afirmado.

Ha recordado que, frente al desafío separatista, el anterior jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, aplicó el artículo 155 de la Constitución para garantizar el orden constitucional y poner fin a esa situación “con las condiciones que puso el PSOE”, ha recalcado.

También, el portavoz adjunto del PP Carlos Floriano ha suscrito las palabras del líder popular, Pablo Casado, y ha pedido al PSOE y al jefe del Ejecutivo que deje de sobreactuar ya que “el señor Sánchez sabe con quién lleva el Gobierno y que está haciendo para mantenerse”.

Floriano ha afirmado que hay unos “hechos muy claros y nítidos” y ha aseverado que es “insostenible” negociar unos presupuestos “con los que hicieron un golpe de Estado”.

“Sánchez se ha apoyado en los que lo hicieron y no sabemos lo que les estará dando a cambio para mantenerse en el poder”, ha incidido tras insistir en que el presidente del Gobierno sobreactúa ya sea “montando en el Falcon como al donar sangre” y que es “ridículo”.

El PSOE cree que Aznar estará “contento” con el tono del PP

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, considera que el presidente del PP, Pablo Casado, ha perdido una “ocasión fantástica” para retirar su acusación de “golpista” contra el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, un reproche “gravísimo” con el que estará “contento” José María Aznar.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Lastra ha lamentado que Casado realizara una acusación de ese calado precisamente en el hemiciclo de la Cámara Baja, donde aún puede verse “las balas de Tejero” producidas en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

“Es inasumible que se hagan esas declaraciones en una sede que es el templo de la democracia”, ha denunciado Lastra, que ha criticado que Casado se negara por tres veces a retirar esa acusación contra Sánchez.

Para la portavoz del PSOE, Casado perdió ayer una oportunidad para demostrar que es un “líder político” y “para moderarse y centrarse”.

Lastra ha explicado que hasta ahora no existía “ninguna ruptura de relación” entre el PP y el PSOE y si Sánchez y Casado no hablaban era porque el líder del PP “no había llamado al presidente del Gobierno”.

“Ahora sí, mientras Casado no rectifique las graves acusaciones al presidente del Gobierno no va a haber ninguna relación”, ha insistido.

Su compañero de partido, Felipe Sicilia ha avanzado que el PSOE continuará hablando con todos los grupos, aunque no comprende cómo Casado pretende seguir manteniendo relaciones con alguien al quien llama “golpista”.

“Nosotros hablaremos con todos los grupos pero Casado debe hacer una reflexión y esta misma mañana pedir disculpas al presidente del Gobierno”, ha remarcado.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies