Los ministros dan por fracasado ‘Refugiados Bienvenidos’ y promoverán el regreso de refugiados

Lasvocesdelpueblo
Fotografía: El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson (c), habla hoy, miércoles 22 de marzo del 2017, en la Cumbre Ministerial de la Coalición Global contra el Estado Islámico (EI), llevada a cabo en el Departamento de Estado en Washington DC, (Estados Unidos). Efe.

Efe – Casi 50 ministros de Exteriores -entre ellos el español, Alfonso Dastis- asistieron a la reunión de los 68 países y organizaciones que forman la coalición, presidida por el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson. EE.UU. promoverá el regreso de los refugiados a las zonas antes controladas por el EI.  Washington (Estados Unidos), miércoles 22 de marzo de 2017- Fotografía: El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson (c), habla hoy, miércoles 22 de marzo del 2017, en la Cumbre Ministerial de la Coalición Global contra el Estado Islámico (EI), llevada a cabo en el Departamento de Estado en Washington DC, (Estados Unidos). Efe.

Estados Unidos anunció hoy que tratará de crear zonas seguras para que los refugiados puedan regresar a los territorios antes controlados por el Estado Islámico (EI), al pronosticar que la lucha militar contra el grupo yihadista pronto dará paso a una “fase de estabilización” de Irak y Siria.

La primera reunión de la coalición global contra el EI desde la llegada al poder de Donald Trump pareció demostrar que el nuevo presidente de Estados Unidos no ha hecho por el momento grandes cambios en la estrategia militar contra el EI de su predecesor, Barack Obama, aunque tiene al menos una idea nueva para estabilizar Irak y Siria.

Casi 50 ministros de Exteriores -entre ellos el español, Alfonso Dastis- asistieron a la reunión de los 68 países y organizaciones que forman la coalición, presidida por el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

El titular de Exteriores de Estados Unidos reconoció que el Gobierno de Trump “todavía está desarrollando un curso de acción más definido” para combatir al EI en Siria.

“Pero puedo decir que Estados Unidos aumentará su presión contra el EI y Al Qaeda y trabajará para establecer zonas interinas de estabilidad, mediante altos el fuego, para permitir que los refugiados vuelvan a casa”, dijo Tillerson al inicio de la reunión.

Tillerson no dio detalles sobre esa iniciativa, que parece ser una versión menos militarizada de las “zonas seguras” que desde hace tiempo pide a Estados Unidos la oposición siria, refiriéndose a áreas de exclusión aérea patrulladas por las fuerzas estadounidenses.

En diciembre, Trump aseguró que crearía zonas seguras en Siria que estarían financiadas por países del Golfo Pérsico, y en febrero dijo que la “única solución a largo plazo” para resolver crisis humanitarias como la de Siria es que los refugiados “puedan regresar a salvo” a sus hogares.

Aunque el plan articulado por Tillerson es aún muy preliminar, la idea de forzar el regreso de los refugiados a zonas de conflicto preocupa a algunos países y organizaciones humanitarias.

El ministro de Exteriores portugués, Augusto Santos Silva, criticó el plan en declaraciones a la revista Foreign Policy, al asegurar que “hay que cumplir con la ley internacional sobre los refugiados”, algo que no se garantiza “si les fuerzas a quedarse en su país cuando no puedes asegurar que no vayan a atacarlos”.

Durante su discurso, Tillerson defendió que “derrotar al Estado Islámico es el objetivo número uno de Estados Unidos en la región”, pero pidió al resto de países de la coalición que “hagan más”, dado que hasta ahora Washington ha puesto el 75 % de los recursos militares y el 25 % de la ayuda humanitaria.

“Todavía estamos en una fase caracterizada por grandes operaciones militares, dirigida a la eliminación regional del EI”, indicó Tillerson, quien citó avances como que el flujo de combatientes extranjeros que tratan de unirse al Estado Islámico ha bajado “un 90 %” en el último año.

“Pero pronto, nuestros esfuerzos en Irak y Siria entrarán en una nueva fase, definida por la transición de las grandes operaciones militares a la estabilización”, agregó.

Aunque subrayó que Estados Unidos “no se dedicará a construir naciones”, Tillerson abogó por dedicar sus “limitados recursos” al desminado y a “devolver el agua y la electricidad” a las poblaciones.

El jefe de la diplomacia estadounidense anunció que los miembros de la coalición se habían comprometido a invertir este año “más de 2.000 millones de dólares” en esos esfuerzos de estabilización.

No hubo grandes anuncios en lo relativo al combate militar contra el EI, a pesar de que hace ya casi un mes que el Pentágono presentó a la Casa Blanca una lista de opciones para acelerar la lucha contra los yihadistas, que, según varios medios, podría incluir el despliegue de más tropas estadounidenses en Siria.

En la reunión participó también el primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, quien destacó los avances en la ofensiva iraquí sobre la ciudad de Mosul y aseguró que, en general, el combate al EI en su país está en las “últimas etapas”.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores español, Alfonso Dastis, opinó que el combate al EI está “en un momento positivo”.

“Estamos cosechando éxitos en el sentido de degradar y derrotar a Daesh en su asiento territorial, pero tenemos que seguir trabajando para luchar contra su influencia fuera de su zona de origen; y su influencia, sobre todo, en el mundo de Internet y en el mundo de las conciencias”, dijo Dastis a los periodistas.

A la cita también asistió Alexis Betancourth, el ministro de Seguridad de Panamá, el único país latinoamericano que integra la coalición internacional.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies