Los presos golpistas Junqueras y Forcadell participarán en la campaña del 14F, al cumplir la cuarta parte de su condena

.De los de los nueve golpistas presos líderes del procés, en prisión, únicamente quedarán por cumplir una cuarta parte de su condena, tras Forcadell y Junqueras, los ex consejeros Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa, en su caso el próximo 11 de febrero, a tres días de las elecciones autonómicas.

FOTOGRAFÍA. CATALAUÑA, AÑO 2021. Vista de la presa golpista separatista expresidenta del Parlamento de Cataluña y ex presidente de la entidad hispanófoba secesionista Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell Lluís (ERC), durante uno de los show del separatismo para burlarse del sistema judicial y de la legalidad, cuando entonces, esta individuo disfrutaba ilegalmente de una semilibertad 8Terce Grado Penitenciario), dictado por la Generalidad de Cataluña y suspendida por el Tribunal Supremo. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – La presa golpista separatista expresidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell Lluís (ERC), podrá pedir permisos, de hasta siete días consecutivos y hasta un máximo de 36 días al año, a partir de este jueves, 28 de enero de 2021, al cumplir una cuarta parte de su condena, al igual que ocurrirá desde el próximo sábado, 30 de enero de 2021, con el preso golpista líder de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) y exvicepresidente del Gobierno autonómico de la Generalidad de Cataluña, Oriol Junqueras Vies. Barcelona (España), jueves 28 de enero de 2021.

Al estar clasificados en segundo grado —aunque pendientes de que la secretaría de Medidas Penales del Gobierno de la Generalidad de Cataluña decida si acepta la propuesta de las cárceles donde cumplen condena para volver a clasificar a los golpista presos del proceso de separación de la Comunidad autónoma de Cataluña del resto del Reino de España, el llamado Procés, en tercer grado—, Forcadell y Junqueras podrán pedir hasta un máximo de 36 permisos al año.

De esta forma, los golpista enemigos del Reino de España  Forcadell y Junqueras podrán disfrutar de permisos desde casi el inicio de la campaña para las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero (14F), que arranca la medianoche de mañana, 29 de enero de 2021.

De los de los nueve golpistas presos líderes del procés, en prisión, únicamente quedarán por cumplir una cuarta parte de su condena, tras Forcadell y Junqueras, los ex consejeros Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa, en su caso el próximo 11 de febrero, a tres días de las elecciones autonómicas.

La dirección de ERC ya anunció este martes que espera que su líder, Oriol Junqueras, y el resto de dirigentes del partido en prisión puedan participar en la campaña del 14F, ya que al cumplir una cuarta parte de sus condenas tendrán permisos penitenciarios, aunque ignora todavía en cuántos actos y en cuáles podrán estar presentes.

Los primeros presos golpista del Procés en cumplir una cuarta parte de la condena fueron el exlíder de la ANC Jordi Sánchez y el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, el 14 de enero de 2020, a los que siguieron el exconsejero Josep Rull -el 2 de febrero de 2020-, y el exconsejero Joaquim Forn -el 16 de junio de 2020-.

Al estar clasificados en segundo grado penitenciario, los presos golpista del procés que han cumplido una carta parte de la condena pueden pedir 36 días de permiso al año, con un máximo de siete días seguidos, que la Junta de Tratamiento de las cárceles evalúan en función de su evolución, siguiendo como criterios básicos si han tenido una buena conducta y la previsión de retorno al centro.

En los casos de permisos de hasta dos días, en los presos de segundo grado, una vez solicitados por el interno, los propone la Junta de Tratamiento y los resuelve el Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, mientras que para los de entre tres y siete días los propone la Junta de Tratamiento y los resuelve el juzgado de vigilancia penitenciaria.

El número de días consecutivos para los permisos, que se disfrutan sin acompañamiento de profesionales penitenciarios, puede crecer progresivamente si la evolución del interno es positiva.

No obstante, esta situación podría cambiar si la secretaría de Medidas Penales acepta la propuesta que plantearon el pasado 14 de enero las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas para que los nuevo presos golpistas del procés vuelvan a estar clasificados en el tercer grado, por el que únicamente irían a prisión a dormir de lunes a jueves.

Una vez las cárceles de Lledoners, Wad Ras y Puig de les Basses propusieron el pasado 14 de enero el tercer grado para los nueve presos golpistas —apenas un mes después de que el Tribunal Supremo lo revocara—, la secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la consejería de Justicia del Gobierno de la Generalidad de Cataluña dispone de un plazo máximo de dos meses -hasta el 14 de marzo- para decidir si lo concede.

En caso de que el Gobierno catalán acordara conceder de nuevo el tercer grado a los golpistas presos del procés, la Fiscalía tendría oportunidad de recurrir, primero ante los juzgados de vigilancia penitenciaria y, en última instancia, ante el Tribunal Supremo, así como pedir su suspensión mientras no haya una decisión judicial firme.

Si los presos estuviesen en tercer grado, cuando hayan cumplido una cuarta parte de la condena podrían disponer de 48 días permisos al año, también con un máximo de siete días consecutivos, aunque en su caso la decisión final recaería en el servicio de Medio Abierto de la Secretaría de Medidas Penales y no en el juzgado de vigilancia penitenciaria.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot