Mas sentado en el banquillo de los acusados por golpe de Estado del 9N 2014 en Cataluña

Lasvocesdelpueblo
El expresidente catalán Artur Mas junto a las exconsejeras Joana Ortega (i) e Irene Rigau (d), en la sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña donde serán juzgados por los delitos de desobediencia grave y prevaricación al mantener la consulta del 9N pese a que el Tribunal Constitucional la había suspendido cinco días antes. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Arranca el juicio a Mas y la defensa alega la vulneración del derecho de defensa. La defensa también ha alegado indefensión por la no aceptación de los testimonios del presidente del Gobierno , Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá. El informe a que se han referido hoy las defensas es el escrito que la junta de fiscales de la Fiscalía Superior de Cataluña redactó en 2014 para oponerse a la presentación de una querella por desobediencia contra el gobierno catalán, que finalmente fue impuesta por la Fiscalía General del Estado. Barcelona (España), lunes 7 de febrero de 2017. Fotografía: El expresidente catalán Artur Mas junto a las exconsejeras Joana Ortega (i) e Irene Rigau (d), en la sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña donde serán juzgados por los delitos de desobediencia grave y prevaricación al mantener la consulta del 9N pese a que el Tribunal Constitucional la había suspendido cinco días antes. Efe

 La defensa del expresidente catalán Artur Mas en la causa del 9N ha alegado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que se ha vulnerado su derecho de defensa al no haberse aceptado como prueba el informe de los fiscales reticentes a acusarle de desobediencia.

El expresidente catalán Artur Mas (c) junto a las exconselleras Joana Ortega (i) e Irene Rigau (d), en la sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña donde serán juzgados por los delitos de desobediencia grave y prevaricación al mantener la consulta del 9N pese a que el Tribunal Constitucional la había suspendido cinco días antes. EFE
El expresidente catalán Artur Mas (c) junto a las exconsejeras Joana Ortega (i) e Irene Rigau (d), en la sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña donde serán juzgados por los delitos de desobediencia grave y prevaricación al mantener la consulta del 9N pese a que el Tribunal Constitucional la había suspendido cinco días antes. Efe.

En el trámite de cuestiones previas del juicio del 9N, que se ha iniciado hacia las 9.30 de esta mañana en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), las defensas de Mas y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau han argumentado que la denegación de esa prueba supone una vulneración del derecho de defensa y a un proceso a todas las garantías.

El informe a que se han referido hoy las defensas es el escrito que la junta de fiscales de la Fiscalía Superior de Cataluña redactó en 2014 para oponerse a la presentación de una querella por desobediencia contra el gobierno catalán, que finalmente fue impuesta por la Fiscalía General del Estado.

La propia Fiscalía se opuso durante la instrucción de la causa a que se aceptara como prueba ese informe interno, que finalmente el TSJC acabó descartando incorporar a la causa.

La defensa también ha alegado indefensión por la no aceptación de los testimonios del presidente del Gobierno , Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies