Medio millar de españoles viajan a San Petersburgo (Rusia) para animar a la selección frente a Suiza (Eurocopa 2020)

.Según la UEFA, casi 600 aficionados suizos asistirán esta tarde el encuentro en el estadio Krestovski

FOTOGRAFÍA. SAN PETERSBURGO (RUSIA), 02.07.2021. Unos 26.500 fans de la Eurocopa seguirán este viernes en el estadio Krestovski el partido de los cuartos de final entre España y Suiza, de los que casi 600 serán aficionados de la "Nati" helvética y unos 500 de la Roja. Según muestra la venta de entradas de la UEFA, los espectadores que se esperan para el partido son unos 26.500 de los cuales 499 están identificados como seguidores de España y 592 como seguidores suizos. Efe

Efe.- San Petersburgo (Rusia), viernes 2 de julio de 2021. La marea roja atracó en la antigua capital de los zares superando muchas dificultades como los más de 4.000 kilómetros de distancia y la amenaza latente de la variante Delta de la covid-19. Eso sí, nadie se plantea otro resultado que no sea una victoria sobre los suizos.

“Es la revancha de España en Rusia. Hace tres años en el Mundial yo estaba en el estadio sentado detrás de Akinféev y vi como paró el penalti con la bota del pie. Mejor no recordarlo”, comentó a Efe Javier, que lleva casi ocho años viviendo en este país.

Medio millar de españoles se han desplazado a la segunda ciudad rusa para animar a la selección en el estadio Krestovski, que acogerá este viernes más de 26.000 espectadores, según la UEFA.

Los aficionados de La Roja se paseaban por la concurrida Avenida Nevski y los puestos callejeros que llevan por los canales a la incomporable Catedral de la Sangre Derramada, a cuya espalda se encuentra la Fan Zone.

No eran los únicos que llevaban camisetas y bufandas españolas. Había mexicanos, ecuatorianos, egipcios, marroquíes y, por supuesto, rusos.

OPTIMISMO DESBORDANTE

Después de la histórica victoria ante Croacia, un grupo de hinchas procedentes de Granada, Almería y Madrid desbordaban optimismo.

“Confiamos plenamente en que pasaremos de ronda. Yo diría que les metemos una manita. Ya que venimos de dos, ¿por qué no una tercera?”, comentó uno de ellos.

Otra añade: “Hay que ser optimistas”. Y todos a una coreaban: “Morata a muerte, siempre”.

De Guadalajara han venido dos amigos, Fernando y Manu, el primero del Atlético y el segundo del Real Madrid.

“Yo creo que ganaremos sufriendo con goles de Morata y Sarabia”, apunta Manu, en alusión a dos jugadores criados en la cantera blanca.

Cree que la clave de la mejoría del equipo estuvo en el partido ante Eslovaquia. “Tenían muchas dudas tras los dos primeros partidos con las ocasiones falladas y el penalti de Morata. El tercero se desataron con el fallo del portero. Entonces, comenzaron a jugar cómodos y a llegar fácil a portería contraria. Han marcado diez goles en dos partidos”, agregó.

Fernando cree que “no será un partido fácil” y defiende a Luis Enrique, aunque no comparta que el atlético Marcos Llorente no sea titular.

“Yo creo que podría ser un revulsivo”, explica.

Javier reconoce que, después de perderse los partidos de la fase de grupos, estaba deseando que España fuera segunda para ir al estadio Krestovski a animar “a tope” a la selección.

“Mi pronóstico es 1-2 o empate y pasamos en la prórroga o en los penaltis. Llegados a este punto todos se ponen las pilas. Los suizos tienen mucha ilusión, pero nosotros también. Hace tiempo ya que no ganamos y tenemos ganas de ganar otra vez”, subraya.

LA CAMISETA DE ARKONADA

Manu lleva una camiseta con mucha historia. Es la de Miguel Arkonada, el mejor portero de la Eurocopa 1984, pero cuyo fallo en la final ante Francia impidió que España lograra el título.

“La encontré un día en un armario de mi casa. Le pregunté a mi padre qué hacía allí. Y le dije que si no se la ponía él, pues me la quedaba”, explica con un gorro típico ruso en su cabeza.

Se la pone “para cada partido importante de la selección”. “Sí, es verdad que da mucho calor, pero merece la pena”, comenta.

Reconoce que no todos guardan un buen recuerdo de dicha camiseta. “El otro día en Sevilla un hombre con mucha memoria me dijo que Arkonada fue el que se zampó un gol en París”, dice.

“Solo se recuerda ese error. Pero era una leyenda del fútbol español y pasó a la historia no sólo para eso, sino por muchas otras cosas”, argumenta.

Sea como sea, ambos quieren “repetir la final” como Arkonada, pero “con un resultado diferente”.

“Al menos, ya no está Francia”, dice Manu sonriente.

UNA ODISEA DE VIAJE

Todos admiten que “no es fácil venir a Rusia”, ya que “el país está cerrado por la covid-19”.

“Todo es complicado. Hay mucha distancia. Eso sí, las entradas no han sido caras. 70 euros es un precio asequible”, comenta un granadina.

El zaragozano David es muy crítico con la UEFA. Él y sus amigos están “machacados” debido a las restricciones del coronavirus y los viajes con escalas, y noches enteras durmiendo en aeropuertos.

“Hay que cuidar a la afición. Es como una guerra. En cada batalla, perdemos gente, ya que se vuelven a su casa. Es una vergüenza. Que se pongan en nuestro lugar. Los hay que tienen dinero y pueden ir en vuelo directo, pero la inmensa mayoría somos currantes y encima tienes que dar muchas vueltas”, denuncia.

Ellos son partidarios de que la Eurocopa se celebre en un solo país, no en una docena. El Mundial de Rusia fue complicado por el tamaño del país, pero este torneo lo consideran una “indecencia”.

“Lo de las semifinales y la final es de traca ¿Sólo para los ingleses? Vergonzoso”, subrayó.

Según la UEFA, casi 600 aficionados suizos asistirán esta tarde el encuentro en el estadio Krestovski.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot