Millones de devotos asisten a la procesión del Nazareno Negro de Quiapo por las calles de Manila

Millones de devotos asisten hoy a la procesión del Nazareno Negro de Quiapo por las calles del casco antiguo de Manila con la esperanza de presenciar un milagro y exponer sus súplicas a esta talla del siglo XVII. EFE

Efe – Millones de devotos asisten hoy a la procesión del Nazareno Negro de Quiapo por las calles del casco antiguo de Manila con la esperanza de presenciar un milagro y exponer sus súplicas a esta talla del siglo XVII. Manila, 9 enero 2016. Fotografía: Millones de devotos asisten hoy a la procesión del Nazareno Negro de Quiapo por las calles del casco antiguo de Manila con la esperanza de presenciar un milagro y exponer sus súplicas a esta talla del siglo XVII. EFE 

Al menos un millón de personas se congregaba a las puertas de la iglesia de Quiapo y sus calles adyacentes para presenciar la salida de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno minutos antes de las 06.00 hora local (22.00 GMT del viernes). Una hora más tarde la multitud había crecido hasta 1,2 millones y a las 10.00 (02.00 GMT) había llegado a 1,5 millones, según el portavoz de la oficina de la Policía capitalina, Kim Molitas.

Las autoridades calculan que este año la asistencia a la procesión del Nazareno Negro podría superar los 9 millones de personas del año pasado. La peregrinación dura durante todo el día: en 2012, fueron 22 horas; en 2013, 18 horas; y en 2014 y 2015, unas 19 horas. Los feligreses se arriesgan a ser aplastados por el gentío para rozar la talla o alguna de las dos maromas que arrastran el carro.

Otros se aproximan lo que pueden y lanzan pañuelos, toallas de mano o se quitan la camiseta o camisa y la arrojan a los devotos que, apiñados, flanquean la imagen para que se las devuelvan bendecidas. La estatua del Nazareno Negro se talló en México y llegó a Manila el 31 de mayo de 1606 en un galeón procedente de Acapulco que, según la leyenda, se incendió cerca de la costa filipina.

Una creencia popular sostiene que el calor de las llamas otorgó al Cristo su característico color oscuro, aunque otra versión atribuye el peculiar tono a que el autor, un artesano mexicano, quiso imprimir a la obra su misma tonalidad de piel.

Sus devotos le asignan incontables milagros y destacan como muestra de su gracia que ha sobrevivido numerosos desastres naturales y guerras, como los terremotos de 1645 y 1863, los incendios que calcinaron en dos ocasiones su morada en la iglesia de Quiapo, en 1791 y 1929, y el bombardeo de Manila durante la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

“Si tenemos problemas, solo tenemos que rezar al Nazareno. Entonces, como si fuera magia, encontramos la solución”, afirmó la filipina Girlie Gonzaga, de 42 años, en declaraciones a Inquirer. “Yo me convertí en un creyente del Nazareno Negro cuando curó a mi hijo hace veinte años. Desde entonces, le he sido fiel y continuaré participando en la procesión mientras el cuerpo me lo permita”, dijo el filipino Michael Santos Martin, de 43 año

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot