Ministra mujer de Iglesias defiende el lema «Sola y Borracha Quiero Llegar a Casa»

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 04.03.2020. La ministra de Igualdad, Irene Montero (c), realiza declaraciones en la presentación del festival de cine "Ellas crean", este miércoles en Madrid. Efe

Efe – La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este miércoles que el Ejecutivo de Pedro Sánchez es un Gobierno feminista «consciente de que todas las leyes que suponen avances para los derechos de las mujeres han tenido un especial cuestionamiento». En cuanto a las críticas por el apoyo del Ministerio al lema «sola y borracha quiero llegar a casa», ha defendido que este grito feminista reivindica que nada, «ni cómo viste una mujer, ni si ha bebido o no, ni la hora a la que vuelve a casa, nada, y lo digo con mayúsculas, nada, justifica una agresión sexual ni un atenuante». Madrid (España), miércoles 4 de marzo de 2020. 

«Que no les quepa ninguna duda de que este es un Gobierno feminista», ha respondido Montero a los periodistas tras la polémica provocada por las declaraciones del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, quien afirmó que detrás de las excusas técnicas «hay mucho machista frustrado», lo que algunos interpretaron como una alusión al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

Antes de participar en la presentación del Festival «Ellas crean», organizado por el Instituto de la Mujer, la ministra de Igualdad ha asegurado que, como Gobierno feminista, «trabajaremos de forma incansable para garantizar que el ‘sólo sí es sí’ , que es un grito del movimiento feminista, se convierta en ley lo más pronto posible.

Montero ha reconocido que las leyes que suponen avances para el movimiento feminista «tienen siempre un especial foco, un especial cuestionamiento», como ocurrió con la ley del divorcio o la del aborto.

«Siempre las leyes feministas han sido cuestionadas y después, con el paso de los tiempos, hasta sus más furibundos adversarios han terminado reconociendo que han sido buenas para el país y para la sociedad y estoy convencida de que con la ley de libertades sexuales va a pasar lo mismo», ha asegurado.

En cuanto a las críticas por el apoyo del Ministerio al lema «sola y borracha quiero llegar a casa», ha defendido que este grito feminista reivindica que nada, «ni cómo viste una mujer, ni si ha bebido o no, ni la hora a la que vuelve a casa, nada, y lo digo con mayúsculas, nada, justifica una agresión sexual ni un atenuante».

«Creo que el grito de las calles tiene que convertirse en ley. Nada justifica una agresión sexual y no sólo tiene que convertirse en ley, sino que tiene que entrar bien profundamente en las conciencias de todos los hombres y mujeres del país», al igual que los lemas «sólo sí es sí» o «hermana, yo sí te creo», ha concluido Montero.

Durante su intervención en la presentación del Festival «Ellas crean», la ministra ha denunciado las brechas existentes en el mundo de la cultura y ha lamentado que, a pesar de que hay más alumnas en los estudios artísticos, son menos las mujeres catedráticas, las galeristas o las programadoras.

«Una inmensísima cantidad de mujeres lectoras sostienen la industria del libro, pero luego nos encontramos escasa representación en los premios literarios, en las tertulias más destacadas, e incluso en los jurados que conceden estos galardones», ha señalado.

Así, ha manifestado su intención de colaborar con el Ministerio de Educación, porque el camino de las mujeres y las artes empieza en muchas ocasiones en los libros de texto, en los materiales con los que los niños y las niñas se forman y en ellos -ha dicho- la presencia de nombres femeninos es muchas veces «rídícula» en proporción con los masculinos.

«Ridícula y además injusta por una falta asombrosa de rigor científico. Nuestras niñas y niños necesitan educarse sabiendo que ha habido escritoras, pintoras, músicas y actrices igual que científicas o políticas», ha aseverado.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot