Mónica abandona su asalto salvaje sanitario

0
43
FOTOGRAFÍA. MADRID (REINO DE ESPAÑA), 10/01/2024. La ministra de Sanidad del régimen sanchista y dirigente de la izquierda extrema "Más Madrid", la ultra Mónica García Gómez, ofrece una rueda de prensa para informar sobre los nuevos pasos del Ministerio de Sanidad en relación con la epidemia de virus respiratorios. Efe

Madrid (España), miércoles 10 de enero de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).- Mónica abandonó su asalto salvaje sanitario de imposición totalitaria y neocomunista de la mascarilla a toda la población y en todo el territorio nacional del Reino de España aunque no tenga el Ministerio de Sanidad la competencia sobre Sanidad Pública sino las Comunidades autónomas, alegando contagios masivos por gripe y resto de virus estacionales. Y es que la política ultra ni ha querido que su jefe Pedro Sánchez Pérez-Castejón dicte un Estado de Emergencia.

El Ministerio de Sanidad ha reculado y ha flexibilizado la orden a las comunidades autónomas para que «impongan» desde hoy el uso obligatorio de la mascarilla en sus centros sanitarios para permitir que «levanten la obligatoriedad cuando consoliden un descenso de contagios».

Mónica García Gómez ha optado por aparcar las «autobajas justificadas» mientras las «negocia» con otros departamentos.

Una decisión que ha levantado un día más las críticas de varias de las comunidades que preferían un nivel de «recomendación del cubrebocas y no una imposición», no tanto porque no estén de acuerdo con el uso de mascarilla en centros sanitarios, sino por las «formas» leninistas de la ministra ultra.

Ponerse la mascarilla

En una rueda de prensa convocada para explicar las medidas adoptadas para «amortiguar» el impacto del incremento de casos de gripe y otros virus respiratorios, la política de la izquierda ultrarradical Mónica García Gómez ha insistido en que «ponerse la mascarilla» en un centro de salud u hospital «es una medida muy básica» para protegerse de los contagios.

Por eso, ha echado mano de una declaración de actuaciones coordinadas contemplada en el artículo 65 de la ley de cohesión para obligar a las once autonomías que no lo habían hecho aún -todas menos Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Canarias y Asturias- a «imponer la mascarilla solo en los centros sanitarios».

Rebaja la obligatoriedad a recomendación

Sin embargo, el nuevo documento de «Medidas en Relación al Incremento Estacional de Infecciones Respiratorias», nacido con las aportaciones que han hecho las comunidades a la propuesta inicial que Sanidad les trasladó el lunes, permite a las autonomías que rebajen la obligatoriedad a recomendación cuando sumen dos semanas consecutivas de descenso de la incidencia.

«Las comunidades autónomas que presenten datos de descenso de la Incidencia Acumulada de Infecciones Respiratorias Agudas durante dos semanas consecutivas, según los datos reportados al Ministerio de Sanidad por medio de la Red de Vigilancia, podrán pasar, si así lo consideran adecuado según el conjunto de su situación epidemiológica, de la situación de obligatoriedad del uso de mascarillas en centros sanitarios a una situación de recomendación de uso», reza el texto definitivo.

No obstante, añade que «aquellas que a pesar de cumplir ese criterio quieran mantener la obligatoriedad, de acuerdo con el análisis de sus datos, podrán hacerlo durante la vigencia de la Declaración de Actuaciones Coordinadas».

Recomendación en residencias

Lo que sí se mantiene tal cual es la recomendación en las residencias y centros de discapacidad porque «son los entornos donde viven las personas más vulnerables» y es necesario tomar precauciones adicionales para protegerles en situaciones de alta circulación de virus respiratorios; sin embargo, se descarta su uso universal por el «bienestar de los mayores tanto a nivel físico como emocional».

Recomendación que hace extensiva a las oficinas de farmacia, tal y como el Ministerio avanzó el pasado lunes.

En todo caso, siempre será aconsejable que la población general use mascarilla cuando tenga síntomas, momento en el que debería reducir también las interacciones sociales.

Perplejidad y desconcierto por las formas

La nueva orden, que según la ministra entrará en vigor cuando las comunidades vayan recibiéndola «a lo largo de la tarde», ha provocado «perplejidad y desconcierto por la forma de actuar del Ministerio» en las Vascongadas, que ayer avanzó que estudiaría la legalidad de la imposición de la mascarilla a las comunidades.

Aunque desde el Departamento vasco de Salud aseguran que «lo único» que han recibido es un documento del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud «fechado a día de hoy, en el que figura como acuerdo la obligatoriedad del uso universal de mascarilla en centros sanitarios», pero ninguna orden.

En Navarra, el departamento de Salud, más favorable a la recomendación a que la obligatoriedad de su uso, implementará la norma dictada por el Ministerio de Sanidad en todos los centros sanitarios, ha señalado en un comunicado en el que recuerda a la población de los grupos de riesgo que no lo hayan hecho que ya que pueden pedir cita para vacunarse tanto de gripe como de covid.

Mientras, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha asegurado que la comunidad va a asumir el uso obligatorio de mascarillas en los centros sanitarios, aunque no comparte las formas con las que el Gobierno ha llevado a cabo la medida.

«Nosotros no contestamos la medida y la vamos a asumir, en lo que no estamos de acuerdo son en las formas; no se puede hacer desde la imposición, desde la improvisación y desde la falta de rigor», ha criticado.

Mantiene su idea de autobajas pero fuera de este plan

Otro de los cambios que se han operado en la propuesta inicial del lunes es el que se refiere a las autobajas justificadas por enfermedad leve para desatascar la Atención Primaria, que ya no forman parte del plan de Sanidad para afrontar la presente epidemia de gripe, pero que sí quiere instaurar como una medida estructural a futuro, han explicado a Efe fuentes del Ministerio.

De hecho, antes de conocerse el documento final de actuaciones coordinadas en el que ya no aparece esta medida, Mónica García se ha referido en rueda de prensa a estas autojustificaciones para insistir en que es algo que «lleva reivindicando las sociedades científicas, los profesionales y el mundo sanitario desde hace casi 15 años. O sea, que esto no es nada nuevo, se hizo durante la pandemia».

«Es una medida que estamos en los primeros inicios de hablar de ella y de poder entendernos entre todos, porque no solamente es competencia de este Ministerio», que ya ha iniciado las conversaciones con los demás departamentos implicados -Trabajo y Seguridad Social-, ha garantizado.

Demanda de mascarillas

La demanda de mascarillas en farmacias sube un 76% la primera semana de enero
Hasta un 76% ha subido la demanda de mascarillas en farmacias la primera semana de enero, respecto al mismo periodo del año pasado.

Según datos de la distribuidora farmacéutica Cofares facilitados a Efe, este aumento de la demanda se viene observando durante todo el periodo festivo de las navidades y, en concreto, del 25 de diciembre al 7 de enero, el incremento de las ventas había llegado al 35%, si bien el pico de más demanda se ha concentrado en la semana del 1 al 7 de enero.

No obstante, desde Cofares han señalado que este pico de ventas no ha ido vinculado a una «rotura del stock» y, hasta ahora, no se han registrado, de manera global, problemas de desabastecimiento si bien sí se han dado «de manera puntual» en algunas farmacias.

Por su parte, la Federación de distribuidores farmacéuticos (Fedifar) también ha observado un aumento significativo de la demanda en todo el país aunque no les consta que haya un problema de escasez de mascarillas.

El aumento de demanda no ha afectado solo a las farmacias, también a otros establecimientos en los que se pueden comprar y donde la adquisición de este producto se ha complicado en las últimas semanas.