Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE

0
51
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (REINO DE ESPAÑA), 30 DE SEPTIEMBRE DE 2023. Nueve meses después de que haya terminado el plazo para poner en marcha las zonas de bajas emisiones (ZBE) globalista, solo 14 de los 151 municipios españoles que deben contar con ellas lo han hecho y, aunque la mayoría de ayuntamientos están tramitando los proyectos, otros, gobernados por el PP o Vox, se niegan a aplicar la normativa. La Ley de Cambio Climático globalista, aprobada en 2021, estableció que los territorios insulares, las ciudades de más de 50.000 habitantes y las de más de 20.000 que superen determinados valores de contaminación debían contar con ZBE antes de que comenzara 2023. Sin embargo, por ahora, las únicas ciudades que tienen en vigor estas zonas que restringen el acceso a los vehículos más contaminantes son Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Córdoba, La Coruña, Pontevedra, Pamplona, Badalona (Barcelona), Sant Cugat del Vallés (Barcelona), Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Cornellà de Llobregat (Barcelona), La Línea de la Concepción (Cádiz) y Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Multas cobradas ilegalmente por ZBE en Barcelona. Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE. Efe

Barcelona (España), lunes 26 de febrero de 2024 (Lasvocesdelpueblo).- Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE; el partido presidido en Barcelona por Joan Garriga Doménech presenta mociones en los municipios de la provincia donde tiene representación para reducir el impacto que tienen sobre las familias y los trabajadores.

VOX ha iniciado una ofensiva contra las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) presentando una serie de mociones para tratar de paralizar su implantación en aquellos municipios de la provincia de Barcelona en los que aún no están vigentes, y acabar con las restricciones y sanciones en aquellas ciudades donde ya existe.

Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE| La propuesta impulsada considera que las ZBE limitan derechos fundamentales como la libertad de circulación, generan desigualdad y perjudican a la clase media trabajadora, a los autónomos, PIMES y empresas del centro de la ciudad. Además, con la regulación actual, la movilidad en las ZBE condiciona la capacidad económica del titular del vehículo, por lo que «se trata de una medida discriminatoria y clasista que afecta especialmente a la clase trabajadora que no pueden permitirse el lujo de adquirir un nuevo vehículo menos contaminante».

VOX argumenta que ni la legislación europea, ni la nacional, impone a los ayuntamientos restricciones ni multas si su contaminación no sobrepasa unos criterios establecidos. Son los propios Ayuntamientos los que deben establecer a través de Ordenanzas el posible régimen sancionador, es decir, queda respetada la autonomía local a la hora de aplicar multas a los conductores que no respeten las restricciones. Además, el partido considera que existen medidas alternativas regulatorias menos invasivas y restrictivas para mejorar la calidad aire y fomentar una movilidad sostenible sin causar tantos perjuicios.

Es por ello, que VOX ha presentado, a través de sus grupos municipales y, como medida de presión a los gobiernos locales, esta propuesta que coincide precisamente con el castigo recibido por la Justicia a las ZBE tras la sentencia que obliga al Ayuntamiento de Barcelona a devolver las multas impuestas desde enero del 2020, cuando entró en vigor la Zona de Bajas Emisiones en la capital catalana| Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE.

FOTOGRAFÍAS CAMPAÑA DE VOX CONTRA ZBE GLOBALISTA EN BARCELONA
Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE (1) Ofensiva VOX contra sanciones y restricciones de las ZBE (2)