Palestina seguirá como «Estado observador» en la ONU

0
38
FOTOGRAFÍA. NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 18 DE ABRIL DE 2024. Los representantes de Palestina durante una reunión del Consejo de Seguridad, en Nueva York. Efe

Asamblea de Naciones Unidas (Nueva York) Estados Unidos, jueves 18 de abril de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).- La sede de las Naciones Unidas ha sido hoy escenario de nuevo fracaso del AntiIsrael y antisemitismo. Palestina seguirá como «Estado observador» en la ONU, Organización de las Naciones Unidas, tras un vete inteligente de los Estados Unidos. El AntiIsrael pretendía y así lo lleva haciendo desde el principio de la guerra en Gaza, dar la victoria a los terroristas islamistas del Hamás ni siquiera resolviendo el problema de fondo que la respuesta a la pregunta: ¿El nuevo Estado miembro con todos los derechos va a cumplir las leyes internacionales y respetar a sus vecinos?

Estados Unidos vetó en el Consejo de Seguridad la resolución que abría la puerta a la entrada de Palestina como miembro de pleno derechos de la ONU, de la que ahora es solo estado observador.

La resolución presentada por Argelia en nombre del Grupo Árabe de Naciones Unidas, y cosechó 12 votos favorables. Frente a 2 abstenciones (Reino Unido y Suiza). Y el voto en contra de Estados Unidos. Incluso los países que se habían mostrado ambiguos durante los discursos previos (como Francia, Japón, Corea y Ecuador) se sumaron finalmente a la petición palestina.

Al haber superado los 9 votos necesarios para su aprobación, solo quedaba el veto para frenar la resolución. Ya Estados Unidos había dicho que ejercería esa prerrogativa en favor de su aliado, Israel, que se opone tajantemente a un estado palestino.

Veto en contra de Palestina en la ONU

Es la cuarta vez desde el pasado 7 de octubre que Estados Unidos utiliza el veto en favor de Israel: antes de hoy, ha vetado tres resoluciones que pedían un alto el fuego inmediato en Gaza con argumentos como que no reconocían el derecho de Israel a defenderse o que una tregua solo serviría para el rearme del grupo terrorista islamista Hamás.

La resolución de hoy había suscitado una enorme expectación, y de hecho se desplazaron a Nueva York los jefes de la diplomacia de España, Irán, Argelia, Jordania, Malta, Brasil, Bolivia o Colombia, además de representantes de sesenta países más, todos ellos en apoyo a la petición palestina.

Como Israel, Estados Unidos argumenta que la proclamación de Estado palestino debe realizarse como fruto de una negociación bilateral con Israel, y no imponerse de forma unilateral.

A ello, el enviado de la presidencia palestina Ziad Abu Amr recordó ante el Consejo de Seguridad que fue así como Israel entró en la ONU. Fruto de una resolución, la número 181, que se votó en 1948, y desde entonces estado miembro de pleno derecho.

El veto irá ahora a la Asamblea General de la ONU

El veto que Estados Unidos ha interpuesto a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para reconocer a Palestina como estado de pleno derecho de la ONU (y no mero observador) pasará ahora a la Asamblea General.

Desde abril de 2022, y tras una reforma en el reglamento de la ONU, los casos en los que un Estado miembro permanente usa su derecho de veto tienen que ir forzosamente a debate a la Asamblea General, donde las resoluciones no son vinculantes pero tienen alto valor simbólico.

El reglamento dice que cada resolución vetada debe luego aterrizar en la Asamblea «dentro los diez días laborables siguientes», es decir, en este caso, hacia el 7 de mayo.

Con esta reforma se pretende limitar el uso del veto, porque así se obliga a uno de los cinco miembros permanentes que así lo utilice (EE.UU., Rusia, China, Francia y Reino Unido) a ofrecer explicaciones en la Asamblea, donde se sientan todos los países, grandes o pequeños, en pie de igualdad.

  • 139 países ya reconocen a Palestina| Palestina seguirá como «Estado observador» en la ONU

Si hoy Estados Unidos se quedó solo en el Consejo de Seguridad en su oposición al Estado palestino -doce países votaron a favor y dos e abstuvieron-, su soledad va a quedar aún más en evidencia en la Asamblea, ya que ahora mismo son 139 los países que ya reconocen a Palestina (de los 193 que componen la ONU).

En 2012, cuando la entrada de Palestina como «Estado observador» en la ONU (una condición que solo tenía el Vaticano) llegó a la Asamblea General, 138 países votaron a favor, 41 se abstuvieron y solo nueve votaron en contra, entre ellos EE.UU., Canadá, Israel, Panamá y la República Checa. Los otros cuatro fueron microestados del Pacífico.

Palestina había pedido un año antes, en 2011, su admisión como estado de pleno derecho, pero entonces la cuestión quedó «aparcada» en el Comité de Admisiones y no llegó a votarse en el Consejo, llegándose más tarde a esa solución de compromiso.

Se ha rumoreado en los pasados días que Palestina podría buscar ahora elevar su rango como Estado, aunque eso suponga crear una nueva figura que le permita superar su estatus de «observador», todo ello antes de que la cuestión llegue en dos semanas a la Asamblea.

  • Egipto y Jordania deploran la «incapacidad» del Consejo| Palestina seguirá como «Estado observador» en la ONU

Jordania y Egipto, firmantes de la paz con Israel y este último clave mediador entre los palestinos e Israel, expresaron su «profundo pesar» por la «incapacidad» del Consejo de Seguridad de la ONU de aprobar la entrada de Palestina como miembro de pleno derecho en las Naciones Unidas, de la que ahora es solo estado observador.

  • En la primera reacción árabe, el Ministerio de Exteriores egipcio criticó este jueves

implícitamente el veto de Estados Unidos a una resolución del consejo que abría la puerta a la entrada de Palestina en la ONU, ya que se produce «en un momento crítico», e instó a los «países que buscan la paz» a «actuar con responsabilidad para reavivar el proceso de paz» en Oriente Medio.

«Egipto expresa su profundo pesar por la incapacidad del Consejo de Seguridad, en el contexto del uso del veto de EE.UU., de adoptar una resolución que permitiera que el Estado de Palestina obtenga membresía de pleno derecho en las Naciones Unidas», dijo un comunicado del citado departamento.

El veto -lamentó- se produjo «en un momento crítico (…) que requiere que los países asuman su responsabilidad histórica y adopten una posición de apoyo a los derechos de los palestinos para crear un horizonte político real para relanzar el proceso y lograr una solución definitiva a la cuestión palestina sobre la base de la solución de dos Estados».

Consideró asimismo que «obstruir el reconocimiento del derecho del pueblo palestino a aceptar su Estado no es coherente con la responsabilidad jurídica e histórica que recae sobre la comunidad internacional para poner fin a la ocupación y alcanzar una solución final y justa a la cuestión palestina».

  • «Es un derecho inalienable del pueblo palestino»| Palestina seguirá como «Estado observador» en la ONU

Por su parte, Jordania, país que en 1994 se convirtió en el segundo país árabe en firmar la paz con Israel, después de Egipto (1979), consideró que aceptar a Palestina como miembro de la ONU de pleno derecho «es un derecho inalienable del pueblo palestino y una responsabilidad legal y moral para el Consejo de Seguridad».

«La encarnación de un Estado palestino independiente con soberanía sobre el territorio nacional palestino es inevitable, y obstruir (este paso) sólo contribuirá a prolongar el conflicto y aumentar la tensión», dijo un comunicado del Exteriores jordano.

Tanto Egipto como Jordania llamaron a los países «que apoyan la paz a reconocer el Estado palestino, e insistieron en que sin el establecimiento de ese Estado, con su capital en Jerusalén Este», ocupada por Israel en 1967, «no habrá paz ni seguridad» en Oriente Medio.

Estados Unidos se pregunta «qué han logrado los árabes»

El embajador adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Robert Wood, dijo a los periodistas que «habría que preguntar a los árabes que han conseguido» con la votación por la membresía plena de Palestina en la ONU, que no salió adelante por el veto de Washington.

Wood dijo que Argelia y Palestina deberían preguntarse «si era necesario» llegar a esta situación y «poner a Estados Unidos en esta posición» de tener que usar su derecho de veto, cuando sabían de antemano que la resolución no saldría adelante. «No veo cómo esto (la votación de hoy) hace avanzar la cuestión hacia los dos estados».

La fórmula que defiende Estados Unidos consiste en una solución negociada entre Israel y Palestina, añadió el diplomático al término de la sesión de este jueves en el Consejo.

Wood se abstuvo de criticar a otros países por su voto y dijo que «cada país vota según sus intereses nacionales», pero dijo que eso había hecho que su país se viera «en la posición de tener que votar contra esa resolución», insistió