Pamplona| Los Sanfermines 2022 más esperados arrancan con emoción y mensajes solidarios

.Para los pañuelos rojos ha habido que esperar un poco más. En una plaza en la que el blanco se ha ido tornando rosa por el vino y en la que han aparecido grandes banderas del reino de Navarra, ikurriña o a favor del acercamiento de los presos, minutos antes del lanzamiento del chupinazo los pañuelos rojos han comenzado alzarse. Y como es tradición tras el cohete se han anudado al cuello, donde permanecerán hasta el 14 de julio cuando a las doce de la noche se entone el Pobre de mí

FOTOGRAFÍA. PAMPLONA (ESPAÑA), 06.07.2022. Cientos de personas disfrutan tras el chupinazo en la Plaza Consistorial de Pamplona este miércoles dando comienzo a los Sanfermines 2022. Efe

Efe.- Pamplona (España), miércoles 6 de julio de 2022. Los Sanfermines 2022, los más esperados tras dos años de suspensión por la covid-19, han arrancado con el lanzamiento del chupinazo con el exfutbolista Juan Carlos Unzué como gran protagonista de este momento festivo que ha tenido un marcado cariz solidario con alusión a los sanitarios por su labor en la pandemia y a quienes padecen esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

«Pamploneses, iruindarrak. Este chupinazo va dedicado a todas y todos los sanitarios y las personas que nos han ayudado en toda la pandemia y a todos los enfermos con ELA, especialmente a Montxo. (Montxo Iriarte, presidente de la Asociación ANELA (Asociación navarra de esclerosis lateral amiotrófica).

Con esas palabras y un «viva San Fermín, gora San Fermín», Unzué ha lanzado el chupinazo elaborado, al igual que en ediciones anteriores, por la pirotecnia Fiesta, que lo ha decorado de color rojo y con las imágenes de San Fermín y el escudo de Pamplona.

El exfutbolista, arropado en este acto por su mujer y sus tres hijos, ha accedido al balcón de la Casa Consitorial, habilitado para que pudiera entrar en él con su silla, junto al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, reflejando ya en esos momentos previos la emoción, que no le ha impedido pronunciar un mensaje, mucho más largo de lo que viene siendo habitual, y cargado de solidaridad.

Ni la lluvia ni las informaciones que hablan de una circulación muy alta de covid-19 en la Comunidad Foral han podido con las ganas de fiesta visibles en una plaza Consistorial, abarrotada, y en los aledaños del Casco Viejo pamplonés, donde se ha vivido con emoción el inicio de 204 horas ininterrumpidas de fiesta, del 6 al 14 de julio.

Tras las suspensiones de 2020 y 2021 a causa de la pandemia, estos son los Sanfermines más esperados de la historia y se confía en que sean, a su vez, «los mejores», para lo que el Ayuntamiento ha programado 532 actos, que tienen como imagen el cartel «Beti Bezala» (como siempre) de la navarra Olaia Merino, que se complementarán con la fiesta improvisada en las calles, con las peñas con un papel destacado.

Autoridades locales y forales, junto con cargos públicos de otras poblaciones como Castellón o el Puerto de Santa María, aparecen junto con representantes de asociaciones y entidades o artistas como Norma Duval en la lista de personalidades invitadas a este primer acto de los Sanfermines 2022.

Desde primeras horas de la mañana, el blanco era ya el color predominante en la indumentaria de los pamploneses, tanto los que ya estaban dispuestos a iniciar la jornada con un buen almuerzo como los que se dirigían a sus trabajos y es que estos días la transformación de la ciudad en ese sentido también es prácticamente total.

Para los pañuelos rojos ha habido que esperar un poco más. En una plaza en la que el blanco se ha ido tornando rosa por el vino y en la que han aparecido grandes banderas del reino de Navarra, ikurriña o a favor del acercamiento de los presos, minutos antes del lanzamiento del chupinazo los pañuelos rojos han comenzado alzarse. Y como es tradición tras el cohete se han anudado al cuello, donde permanecerán hasta el 14 de julio cuando a las doce de la noche se entone el Pobre de mí.

A continuación ha tenido una de las novedades de este acto y es que en esta ocasión la tradicional Biribilketa de Gainza, que desde hace más de 40 años se interpreta dentro del zaguán del Ayuntamiento debido a la gran concurrencia de público en la plaza, ha sonado en el exterior interpretada por La Pamplonesa y los txistularis.

A partir de ese momento se ha dado rienda suelta a un amplio repertorio de conciertos, con Lola Índigo en esta primera jornada, verbenas, exposiciones, animación de calle y actividades infantiles y familiares. Tampoco faltarán las citas tradicionales como los encierros, la Procesión, las Vísperas o la Octava.

En estas fiestas, para las que el Ayuntamiento de Pamplona ha dedicado un presupuesto de 1,7 millones de euros, se celebrará también el XXI Concurso Internacional de Fuegos Artificiales estará dedicado por cuarto año a los «Fuegos de autor», con la participación de nueve creadores de cinco países (España, Portugal, Italia, Francia y Suecia).

Las invitaciones a disfrutar de las fiestas y a integrarse en ellas desde el respeto se han repetido desde las instituciones municipales y autonómicas ante unos días en los que Pamplona volverá a convertirse en abanderada de la lucha contra las agresiones sexistas en su apuesta por unas fiestas en igualdad y en las que las mujeres puedan disfrutar libremente y sin miedo habilitándose diferentes servicios de asesoramiento y atención a las víctimas.

Para garantizar la seguridad ciudadana se ha previsto un dispositivo integrado por más de 2.700 agentes entre Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral y Policía Municipal de Pamplona integrarán el dispositivo de seguridad ciudadana previsto para las fiestas.

Además, en el marco del proyecto Comisarías Europeas, se realizarán patrullajes conjuntos con agentes uniformados de Países Bajos, Alemania, Italia, Portugal, Francia y Rumanía.

Con los Sanfermines, regresa la Feria del Toro y lo hace en un año muy especial para la plaza pamplonesa, que este 7 de julio conmemora su centenario con una corrida especial con 7 toros, el primero de ellos de rejones para Pablo Hermoso de Mendoza y otros seis para Roca Rey, Morante de la Puebla y el Juli. Y el día 14, otras cita para la historia, Antonio Ferrera se encerrará con seis toros de Miura de forma desinteresada a beneficio de la casa de Misericordia, propietaria de la plaza.

Y con la feria llegan también los encierros. Todas las mañanas, a las ocho en punto, los toros volverán a recorrer los 846 metros que separan unos reformados corrales de la cuesta de Santo Domingo del coso pamplonés ante unos corredores y corredoras ansiosos por este reencuentro y con novedades como el adelanto diez metros el límite hasta el que pueden llegar para encontrarse con los astados, que no serán guiados por los veloces mansos de la última edición.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot