Patriotas que irrumpieron en la sede de Cataluña en Madrid: “Lo hicimos por amor a España”

Lasvocesdelpueblo
Los patriotas hoy, 18 de enero 2016 , durante el juicio. La defensa pide el archivo del caso porque 'fue solo un escrache'. Lasvocesdelpueblo

Agencias – “No lo hicimos con conciencia de delinquir sino por amor a España”. “Fue una protesta pacífica en defensa de la unidad de España, como dice la Constitución”. Los primeros acusados que han declarado hoy como autores del asalto, según la acusación catalanista, en el Centro Cultural Blanquerna, el pasado 11 de septiembre de 2013 en la capital de España, han asegurado ante la juez que acudieron a la sede de la Generalitat en Madrid a título personal para participar en una protesta de carácter pacífico y que lo hicieron por su ama a España; su patria. Barcelona, 18 de enero 2016. Fotografía: Los patriotas hoy durante el juicio. La defensa pide el archivo del caso porque’fue solo un escrache’. Lasvocesdelpueblo.

“No lo hicimos con conciencia de delinquir sino por amor a España”, ha subrayado el dirigente de Democracia Nacional (DN) Pedro Chaparro, que ha sido el primero de las 15 personas que se sientan en el banquillo a dar explicaciones por estos hechos. Posteriormente, han declarado la mujer de Chaparro y el secretario general de Falange que se han expresado en los mismos términos que el dirigente (DN). Este lunes ha comenzado el juicio contra los acusados ​​de irrumpir en el Centro Cultural Blanquerna durante el acto institucional de la 11 de Septiembre catalanista ‘Diada de Cataluña’ -en conmemoración del famoso año 1714- de 2013 en la sede de la Generalidad en Madrid.

En la primera sesión han declarado 8 de las 15 personas que se sentarán en el banquillo durante las dos próximas semanas para tratar de esclarecer los hechos. Los primeros en declarar lo han hecho en la misma línea asegurando que no se trató de un acto organizado, que acudieron a la protesta a título individual, que ésta fue de carácter pacífico y que lo hicieron solo por “amor a España“.

López García es quien según alguna de las acusaciones habría agredido el ex-delegado de la Generalidad de Cataluña en Madrid, José María Bosch, pero él negó haberlo hecho: “Me encaró, fue algo de hombre a hombre”. García también ha negado tener ningún tipo de animadversión hacia Cataluña, pero sí hacia aquellos que “quieren destruir la patria”.

Los primeros acusados ​​han desmentido haber llevado banderas de organizaciones de extrema derecha en el acto institucional de la Diada catalanista y han dicho que sólo vieron banderas españoles. Entre las personas que han empezado a dar explicaciones este lunes ante el juez de la Audiencia de Madrid está el dirigente de Democracia Nacional, Pedro Chaparro, la mujer de éste y el secretario general de Falange, Sergio Reguilón. Precisamente, Chaparro manifestó que acudió al acto de protesta a título personal acompañado de la mujer y que él no era partidario de entrar en el Centro Cultural Blanquerna, pero que finalmente accedió espoleado por la juerga que había.

“Fue una protesta pacífica en defensa de la unidad de España, como dice la Constitución”, señaló. Asimismo, el dirigente de Democracia Nacional (DN) ha negado haber tenido ningún tipo de actitud violenta en el interior de las instalaciones de la sede de la Generalitat en Madrid y ha manifestado que el golpe que le propinó a un cámara de tv3 fue un acto reflejo. “No quería dañar la cámara ni el trabajador”, ha afirmado, condenando cualquier actitud violenta.

En este sentido, se ha definido como una persona impulsiva y afirmó que él muestra su “impulsividad” si tocan su “amor por España”. Este acusado ha concluido su declaración diciendo que él no fue el autor intelectual de la entrada en el Centro Cultural Blanquerna y asegurando que un agente de policía lo maltrató durante su declaración tras ser detenido. T

También negó que utilizara el cargo de su padre a la policía española para tratar de influir sobre el agente que lo interrogó. Asimismo, reconoció que las personas que entraron en el Centro corearon consignas como “No nos engañan, Cataluña se España”, y que no vio nadie rociando los asistentes con un spray de gas pebre. La de Chaparro ha sido la declaración más destacada de una sesión en la que también ha dado explicaciones a su mujer, Paula Mijares.

Mijares ha reproducido prácticamente al completo la declaración de Chaparro. Dijo que acudió a una protesta pacífica y espontánea a título personal. “Me movió el amor a España y la unidad indivisible del país”, exclamó ante el juez, que también ha reconocido que su marido, Pedro Chaparro, es una persona impulsiva. Acto seguido, ha llegado el turno de palabra para el secretario general de Falange, Sergio Reguilón, que ha explicado que enterarse de la protestado ante Blanquerna por las redes sociales y que se decidió a entrar en el Centro para hacer un ‘escrache ‘contra una “exaltación independentista”.

También manifestó que acudió a título personal, que no vio nadie tirando spray y que su “patriotismo” le llevó aquel día hasta las puertas de

Los patriotas hoy durante el juicio. La defensa pide el archivo del caso porque 'fue solo un escrache'. Lasvocesdelpueblo
Los patriotas hoy durante el juicio. La defensa pide el archivo del caso porque ‘fue solo un escrache’. Lasvocesdelpueblo

la sede del Gobierno en Madrid. “Cualquier español de bien debería haber sido”, concluyó. “Entramos todos juntos como hace la legión”, manifestó el simpatizante de Falange Juan Luis López García para sorpresa de los asistentes, añadiendo que asistió a la protesta para expresar su rechazo al independentismo.

López García es quien según alguna de las acusaciones habría agredido el ex-delegado de la Generalidad de Cataluña en Madrid, José María Bosch, pero él negó haberlo hecho: “Me encaró, fue algo de hombre a hombre”. García también ha negado tener ningún tipo de animadversión hacia Cataluña, pero sí hacia aquellos que “quieren destruir la patria”.

Asimismo y en respuesta a uno de los letrados de la acusación particular, ha contestado de manera desafiante asegurando que “no hay que ser demasiado listo para ver que se trataba de un acto separatista”, en referencia al acto institucional de la Diada. Este acusado también ha reconocido que se “ofuscar” al acceder a la sala y ver la celebración.

Mañana será el turno para los siete acusados ​​que restan para declarar ya partir del miércoles comenzarán a pasar los testigos ante el juez para explicar su versión los hechos. La Fiscalía pide 4 años de cárcel para dos de ellos y 2 para los trece restantes mientras que las acusaciones particulares piden penas de hasta 16 años y 9 meses para uno de los atacantes y 15 años y 9 meses para el resto.

Cataluña -los separatistas catalanes- los atribuyen los delitos de desórdenes públicos, daños, atentado contra la autoridad y coacciones y de las faltas de lesiones y maltrato.

La defensa por el ataque a la Blanquerna pide la absolución porque “sólo fue un escrache” a los separatistas catalanes reunidos en su sede en la capital de la Nación.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies