Pedro Sánchez gana la primera batalla y los golpistas del PSOE rechazan su oferta de reintegrarles

Lasvocesdelpueblo
Fotografíde de Ruben Rt: "Ya que el PP tiene carnets libres dbido a las bajas por corrupción, pueden cubrirlas con los/as 17 dimisiones de la calle Ferraz", firma el simpatizante del PSOE en las redes sociales Twitter. lasvocesdelpueblo.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Militantes del PSOE: “¿Corruptos, qué estáis haciendo? Nos vamos a oponer a vosotros; Susana Díaz, dimisión; corruptos…, traidores”. El legítimo secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez Pérez-Castejón, ha ganado la primera batalla gracias a la presión social de la militancia del PSOE en la puerta de la sede central del PSOE de calle Ferraz de la capital de la patria, Madrid. El PSOE se enfrenta a sí mismo en un decisivo e histórico cónclave. Los ‘sanchistas’ quieren primarias y Congreso; y los críticos, gestora. Tensión a las puertas de Ferraz con militantes apoyando a Sánchez. Sánchez plantea readmitir a los 17 dimitidos y convocar otro Comité. Los críticos rechazan la oferta de Sánchez de reintegrarles en la Ejecutiva. Profundas discrepancias sobre qué votar y quién tiene derecho a voto. Madrid (España), sábado 1 de octubre de 2016. Fotografía: Fotografía de de Ruben Rt: “Ya que el PP tiene carnets libres debido a las bajas por corrupción, pueden cubrirlas con los/as 17 dimisiones de la calle Ferraz”, firma el simpatizante del PSOE en las redes sociales Twitter. lasvocesdelpueblo.

El PSOE coruñés pide un congreso y primarias mientras ve una mala lectura de estatutos. La reunión socialista empieza con cuatro horas de retraso y entra en receso. Cancela (PSdG) pide “empezar” por “respetar al secretario general”. Los dirigentes contrarios a Pedro Sánchez han rechazado la oferta de que los miembros que dimitieron el pasado miércoles regresen a la Ejecutiva Federal y se aplace el Comité Federal al reafirmarse en su pretensión de intentar derrocar ya al secretario general interino.

La Mesa del Comité Federal del PSOE ha decidido que en este cónclave solo se someta a votación la convocatoria de un Congreso Extraordinario para elegir a un nuevo líder y no una gestora, según han informado a TVE fuentes socialistas. Esta es la propuesta que defendía Pedro Sánchez y sus afines- que piden el voto secreto- y la que rechazaban sus críticos, encabezados por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que han amagado con irse del comité pero finalmente no abandonarán porque creen que tienen apoyos suficientes para ganar esa votación.

En realidad, los dos sectores plantean un Congreso Federal para salir de la situación de bloqueo y división absoluta tras la dimisión 17 miembros de la Ejecutiva federal, pero la discrepancia está en el cuándo ya que Sánchez quiere primarias el 23 de octubre y el Congreso Extraordinario para el 12 y 13 de noviembre y el sector contrario aboga por formar una gestora e ir a un congreso “sin prisas”, después de que se aclare la gobernabilidad en España.

Los detractores de Sánchez quieren mantener la presión sobre la dirección “en funciones”, a la que consideran disuelta, con el fin de que Sánchez asuma su salida y se monte la gestora. Pero Sánchez y su entorno resiste.

La Mesa considera que tampoco debe votarse el informe emitido este viernes por tres miembros del Comité de Garantías, críticos con el discutido líder, y que aboga por crear una gestora y da por disuelta la actual dirección. La líder del PSOE en Andalucía ha intervenido para defender, precisamente, que se vote ese informe que no respalda la propia presidenta del Comité de Garantías, del sector ‘sanchista’. Díaz ha pedido la palabra para insistir en que la creación de una gestora es lo que debe votarse y no otra cosa.

Además, la Mesa del Comité Federal ha decidido que no se vote la propuesta inicial planteada por Pedro Sánchez este sábado para desbloquear la situación: readmitir a los 17 dimitidos de la Ejecutiva federal para poder convocar este órgano de dirección el próximo lunes con todos los miembros y celebrar un nuevo Comité federal el próximo sábado. Propuesta también rechazada por el sector ‘susanista’, que insiste en no reconocer la actual dirección.

El pulso que mantienen las dos facciones ha hecho imposible el desarrollo normal del comité iniciado con más de cuatro horas y media de retraso, con cinco recesos y ningún acuerdo por el momento. Es el mayor órgano del partido entre congresos y, dada la profunda división en el PSOE, se trata de uno de los comités más decisivos e históricos que se recuerdan. La tensión en Ferraz es máxima.

Lambán a Sánchez: “Ya no eres el secretario general”

Un total de 150 miembros del comité, de los 253 delegados con los que se ha constituido, han pedido la palabra para intervenir ante este órgano. Se trata de la cifra de palabras solicitadas más alta que se recuerda en un comité federal socialista y seguramente no podrá ser atendida salvo que alarguen el comité hasta altas horas de la madrugada.

Uno de los que también ha tomado la palabra es el presidente de Aragón, Javier Lamban, uno de los ‘barones’ criticos, que ha espetado a Sánchez: “Ya no eres el secretario general”, según informa Europa Press.

El Comité Federal ha arrancado en torno a la 13:00 con mucha tensión por la falta de acuerdo sobre qué se debe someter a voto y sobre quién debe votar. Cada sector llevaba su propio orden del día.

Además, el sector crítico se niega a que la Ejecutiva autodenominada “en funciones” vote porque, a su juicio, está disuelta después que esta semana dimitieran los 17 miembros de la Ejecutiva, hecho que desencadenó la mayor crisis que se recuerda en la historia reciente del PSOE.

Pero no solo el conclave es el epicentro de Ferraz. En cada receso, y son muchos, las negociaciones siguen en los despachos, pasillos y hasta terrazas. Una de las imágenes más comentadas ha sido la de Susana Díaz charlando con el líder del PSC, Miquel Iceta, uno de los principales apoyos a Sánchez, en la terraza del interior de la sede en Madrid.

Uno de los momentos más tensos ha sido el protagonizado por la presidenta de la Mesa del Congreso, Verónica Pérez, mano derecha de Díaz y autoproclamada “máxima autoridad del PSOE”, con Rodolfo Ares, vocal de la Mesa y partidario de Sánchez. Ambos se han enzarzado por el uso de la palabra. La relación entre los miembros de la Mesa está siendo muy complicada y no han sido capaces de ponerse de acuerdo en asuntos básicos del desarrollo del comité.

A última hora de este viernes, Pedro Sánchez compareció para decir que también quiere que en el comité se decida sobre la posible abstención a un Gobierno de Mariano Rajoy e insinuó que dimitiría si se acepta.

Desde el inicio de la crisis, el objetivo del discutido líder es reducir el debate a los que están con él o los que están a favor de la abstención al PP.

La tensión es máxima a las puertas de la sede del PSOE, en la calle Ferraz, donde el PSOE se enfrenta a un Comité Federal clave. Más de un centenar de militantes se concentra en la puerta para apoyar a Sánchez, que ha entrado directamente al garaje, como también ha hecho Susana Díaz.

Los pocos que han accedido por la puerta principal han visto como eran aclamados por los militantes concentrados- como el líder del PSC, Miquel Iceta, que defiende a Sánchez; o duramente increpados- como algunos barones como Guillermo Fernández Vara y Javier Lambán, que se oponen a que se mantenga la actual dirección en el PSOE.

El PSOE coruñés pide un congreso y primarias mientras ve una mala lectura de estatutos

El secretario general del PSdeG-PSOE de la provincia de La Coruña, Julio Sacristán, ha defendido hoy la necesidad de que el partido convoque a nivel estatal un congreso extraordinario y unas elecciones primarias mientras ve una mala interpretación de los estatutos por parte del sector crítico.

Durante la reunión, convocada siempre en la semana posterior al final de una campaña electoral, los responsables del PSOE provincial han valorado la situación que vive el partido tras la dimisión de diecisiete miembros de la Ejecutiva, que piden la disolución de esta y que una gestora tome las riendas.

“Lamentamos el ejemplo que damos a los ciudadanos. Estamos profundamente dolidos por la situación que se está produciendo porque no estamos respetando en muchos casos la voluntad de los militantes y tampoco estamos respetando quizá el trabajo que hemos desarrollado los militantes de este partido durante años”, ha explicado Sacristán.

Ante los medios de comunicación ha hecho “un llamamiento a los compañeros reunidos en el comité federal para que de una vez por todas dialoguen, para que respeten los estatutos y respeten lo decidido por los militantes de este partido eligiendo en su día al secretario general, independientemente de quien sea”.

“Más del setenta por ciento de las agrupaciones de la provincia de La Coruña se ha postulado en este sentido. Defendemos que haya congreso y primarias. Lo dicen los estatutos”, ha argumentado.

Ha añadido que “quien planteó este intento de golpe” no se dio cuenta de que “los estatutos dicen lo que dicen” y “en ningún sitio dicen que debe haber una gestora”.

“Dicen que los miembros de la ejecutiva convocan el comité federal, que estaba convocado y que es el que decide si tiene que haber primarias o congreso. Todos creemos que deben ser los militantes los que decidan. Los que dimitieron, si quieren que decidan, que no hubieran presentado la renuncia y que hubieran hecho valer hoy su postura en el comité federal”, ha añadido.

Sacristán ha asegurado que los diecisiete dimisionarios, pertenecientes al sector crítico con Pedro Sánchez, “han interpretado mal los estatutos”.

“Desde A Coruña se está viviendo con mucha preocupación. Creemos y confiamos en que van a encontrar una solución a lo largo del día”, ha continuado.

El encuentro también ha servido para “analizar qué ocurrió en la campaña electoral” y “todo el mundo coincide en que la desunión que reinó como consecuencia de las primarias y en la elección de candidato repercutió en el partido y las elecciones” porque “la gente cuando va a votar castiga la desunión y, en este caso, con mayor razón”.

Nota también “ciertos problemas en la campaña no imputables a la agrupación”, vinculados a la situación nacional, a los que se intentará “poner remedio” en las próximas campañas.

En el encuentro se ha hablado sobre el enfrentamiento interno entre los ediles del grupo municipal del PSOE de Ferrol, donde el alcalde, Jorge Suárez (Ferrol en Común), retiró las principales competencias a Beatriz Sestayo y otros tres ediles, que decidieron romper el pacto de gobierno, aunque otras dos concejalas siguen en el Ejecutivo.

“La decisión que adoptó la agrupación local es conforme a los estatutos del partido. Quien decide qué competencias debe asumir cada uno de los componentes del grupo municipal es el Partido Socialista”, ha apuntado Sacristán.

Ha comentado que aunque “el alcalde es el que firma el decreto”, el pacto de gobierno establece que “quien realmente decide” sobre las competencias debe ser el PSOE.

“El alcalde lo incumplió. No estamos de acuerdo en absoluto. Estamos dispuestos a intentar reconducir esa situación y hacer de árbitros para intentar que se pueda mantener el pacto de gobierno si así se estima pertinente”, ha concluido.

La reunión socialista empieza con cuatro horas de retraso y entra en receso

La crítica reunión de los socialistas españoles, en la que se cuestiona el liderazgo de su secretario general, Pedro Sánchez, empezó con cuatro horas de retraso para, casi de inmediato, entrar en receso. Las discrepancias entre la comisión ejecutiva de Sánchez y el sector crítico, centradas en decidir qué y cómo se vota hoy han retrasado cuatro horas la constitución misma del órgano de dirección, llamado comité federal y formado por casi 300 miembros.

Estas discusiones tienen que ver, además, con el censo de los afiliados, el orden del día y otras cuestiones puramente procedimentales, según fuentes del partido. Después de acordar la constitución de la mesa que va a dirigir los debates, ésta ha propuesto un receso antes de reanudar la sesión.

La dirección del Partido Socialista español, primero de la oposición y clave para la formación de Gobierno en España, decide hoy, profundamente dividida, si mantiene a Sánchez como secretario general.

Éste advirtió la víspera que dimitirá de su cargo si el comité federal respalda la abstención del grupo socialista en el Parlamento para permitir la formación de Gobierno al conservador Mariano Rajoy presidente en funciones desde hace más de nueve meses. Se trata de la crisis más grave de la historia moderna del PSOE, un partido que ha gobernado España 21 de sus 39 años de democracia.

La ejecutiva de Sánchez, encargada de aplicar las directrices del comité federal, está en funciones toda vez que el miércoles pasado dimitieron 17 de sus 35 miembros.

El llamado sector crítico considera que esta ejecutiva ha quedado disuelta tras esas dimisiones; cree que no es posible el “gobierno alternativo” al que aspira al secretario general, y responsabiliza a éste de las cuatro elecciones perdidas en menos de un año, dos generales y dos regionales.

La única persona que parece dispuesta a relevar al actual líder, caso de que éste pierda la votación de hoy, es la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, jefa también del mayor feudo socialista en España.

Cancela (PSdG) pide “empezar” por “respetar al secretario general”

La presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, ha llamado hoy a la búsqueda en el Comité Federal de “puntos de entendimiento” entre los sectores enfrentados del PSOE desde el respeto a las normas y los estatutos del partido y desde el respeto al secretario general, Pedro Sánchez.

Cancela se ha manifestado así, en declaraciones a los periodistas, a su llegada a la sede del PSOE en la calle de Ferraz, en Madrid, donde hoy participará a partir de las nueve comenzará una reunión clave del Comité Federal para el futuro del partido, después de la dimisión de parte de la Ejecutiva Federal esta semana.

“Sobre todo hay una cosa fundamental, que cuando se elige un secretario general, lo primero que hay que empezar es respetar a ese secretario general, que lo sigue siendo, hasta que se elija a otro u otra en un proceso de primarias, como corresponde”, ha sostenido Cancela, que ha abogado por que las llamas “a la cordura” de algunos dirigentes socialistas “no se queden en meros eslóganes”.

Cancela ha considerado que en esta “situación excepcional”, con la Ejecutiva “en funciones”, corresponde que este comité extraordinario convoque un congreso extraordinario. Ha sostenido que el orden del día del Comité tiene que ser “exclusivamente” para convocar ese congreso y fijar un proceso de primarias, pero se ha mostrado abierta a entrar en el debate sobre la postura del partido en la conformación de un nuevo Gobierno “si se abre”.

“No tenemos que tener miedo a debatir”, ha proseguido Cancela, que ha abogado por no trasladar a los ciudadanos “un espectáculo que es impropio del Partido Socialista”.

Los críticos rechazan la oferta de Sánchez de reintegrarles en la Ejecutiva

Los dirigentes contrarios a Pedro Sánchez han rechazado la oferta de que los miembros que dimitieron el pasado miércoles regresen a la Ejecutiva Federal y se aplace el Comité Federal al reafirmarse en su pretensión de intentar derrocar ya al secretario general interino. Sánchez ha lanzado su propuesta durante su intervención a puerta cerrada ante el Comité Federal, que se ha podido desbloquear después de más de cuatro horas de discusión sobre cuestiones estatutarias, han informado a EFE fuentes de ambos bloques.

En nombre de los críticos, el presidente aragonés, Javier Lambán, se ha encargado de rechazar la oferta de Sánchez, al que ha recordado: “Ya no eres el secretario general”. Los detractores quieren mantener la presión sobre la dirección en funciones con el fin de que el Comité Federal formalice su disolución y nombre una gestora que tome las riendas del partido.

La tensión se ha trasladado a las puertas de la sede de Ferraz, donde más de un centenar de militantes partidarios de Sánchez han recibido a los dirigentes críticos al grito de “golpistas” y “traidores”. Los 253 delegados que asisten al Comité Federal empezaron la reunión con Sánchez y los 17 miembros de su equipo sentados en la parte principal de la sala.

Después de varios recesos, las intervenciones empezaron pasadas las 14.00 horas, después de una ardua negociación que permitió constituir la Mesa del Comité Federal, presidida por la andaluza Verónica Pérez, quien suele ostentar este cargo y que el pasado jueves se declaró “la única autoridad” del partido al considerar cesado a Sánchez.

Los otros dos vocales, afines al secretario general interino, son Rodolfo Ares y Núria Marín. Faltan aún por resolver diversos escollos, como en qué situación están Sánchez y los 17 miembros de su dirección después de que dimitieran la mitad de los vocales, los cuales no han entrado en Ferraz al no tener silla en el máximo órgano.

Los críticos alegan que como la Ejecutiva está disuelta, Sánchez y sus fieles no estarían legitimados para votar

Ferraz, en cambio, acusa a los disidentes de “poner cualquier excusa porque saben que pierden la votación”, ha dicho a EFE uno de los asistentes. En el sector crítico admiten que la reñida disputa por los votos de los miembros del Comité Federal mantiene la incertidumbre sobre qué bloque puede tener la mayoría.

“Si Susana tuviera los votos, habríamos votado a las 9.05 horas”, apunta a EFE uno de los hombres fuertes del PSOE andaluz para reconocer que no está claro el reparto de fuerzas. Queda también pendiente saber cuál será el orden del día de la reunión.

El fijado por Ferraz tiene dos puntos: dar cuenta de la dimisión de los 17 miembros de la Ejecutiva y convocar el congreso en noviembre y las primarias a secretario general el 23 de octubre. Los críticos, en cambio, creen que esta convocatoria no es reglamentaria al tratarse de una dirección disuelta, y proponen que se pase a votar si se nombra una gestora.

El Comité Federal se prevé largo ya que de los 253 delegados, 53 han pedido la palabra

Durante los recesos, algunos miembros del comité aprovechan para salir a tomar algo a las cafeterías cercanas, con aparente tranquilidad y falta de información precisa sobre lo que se está dirimiendo en los despachos. “Hay que tener tranquilidad, es una jornada muy importante”, afirmaba la exdiputada por Almería y exsecretaria de Estado de Inmigración Consuelo Rumí, a su salida del cónclave, tras subrayar que ve “muy bien” y “tranquilo” a Pedro Sánchez.

En la misma línea, la presidenta de la Diputación Provincial de Pontevedra, Carmela Silva, ha defendido, rodeada de manifestantes, que el suyo es un “partido serio de gente seria” y ha asegurado que dentro de la sede federal “hay mucha normalidad”. “Se está buscando un acuerdo, no es fácil, como en toda negociación”, ha señalado.

La confrontación que vive el partido se ha reflejado durante toda la mañana en la calle, donde a primera hora se han empezado a concentrar militantes exaltados que han increpado sobre todo a representantes el sector crítico. Al grito de “Pedro, Pedro, Pedro”, “chusqueros” y “golpistas” han recibido a diputados como Eduardo Madina y José María Barreda, y al presidente de Aragón, Javier Lambán, mientras que el líder del PSC, Miquel Iceta, ha sido fuertemente aclamado.

Consignas como “No es no” y “No a los barones, sí a la democracia” se han escuchado a primera hora, durante la llegada de los miembros del comité.

Sobre las 9.15, ha quedado cortado el tráfico en Ferraz a la altura de la sede socialista, donde a última hora de la mañana invadían la calzada más de 300 personas entre militantes, simpatizantes, curiosos, fotógrafos y cámaras de televisión.

Pancartas, carteles y camisetas con lemas del tipo “Los barones del PSOE son la mafia”, “No a Rajoy. Un militante, un voto” y “Susana Díaz es la casta que desprecia derecho” han sido esgrimidas sucesivamente por afines a Sánchez.

La tensión ha aumentado por momentos, con enfrentamientos verbales y gritos entre exaltados de las dos partes, mientras que durante los sucesivos recesos algunos miembros del comité aprovechaban para salir a tomar algo a las cafeterías cercanas, con aparente tranquilidad.

“Hay que tener tranquilidad, es una jornada muy importante”, afirmaba la exdiputada por Almería y exsecretaria de Estado de Inmigración Consuelo Rumí, a su salida del cónclave, tras subrayar que ve “muy bien” y “tranquilo” a Pedro Sánchez.

En la misma línea, la presidenta de la Diputación Provincial de Pontevedra, Carmela Silva, ha defendido, rodeada de manifestantes, que el suyo es un “partido serio de gente seria” y ha asegurado que dentro de la sede federal “hay mucha normalidad”. “Se está buscando un acuerdo, no es fácil, como en toda negociación”, ha señalado.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies